Por: Ross Barrantes // ¿No hay camilla?

por | Mar 2, 2024 | Opinión

Vengo recuperándome de una intensa infección estomacal, posiblemente adquirida por consumir alimentos en mal estado debido al calor extremo que azota las calles de Lima durante el verano.

La experiencia ha sido agotadora, no solo física sino también emocionalmente. Como muchos peruanos, enfrenté mi malestar sin tener acceso a un seguro médico privado ni estar afiliada al Seguro Integral de Salud (SIS), lo que resalta la vulnerabilidad de un sistema de salud que debería garantizar la atención médica básica para todos.

El martes pasado fue el punto álgido de mi enfermedad. Cada vez que intentaba ingerir algo, era expulsado violentamente de mi cuerpo en forma de vómitos. Las fiebres recurrentes me debilitaban y las náuseas eran omnipresentes.

Consciente de mi situación precaria y sintiéndome cada vez más desesperada, llamé al Servicio de Atención Médica de Urgencia (SAMU) y a los bomberos en busca de ayuda. Sin embargo, me encontré con una realidad desoladora: mi condición no era considerada una emergencia, sino una urgencia médica.

Me instaron a dirigirme al hospital o a la posta médica más cercana para recibir tratamiento adecuado. Vivo sola, por lo que esta situación me dejó en una encrucijada. Afortunadamente, mi hermana, que es médico, pudo venir a mi rescate.

Su presencia y su conocimiento fueron un bálsamo para mi angustia. Cuando llegamos al hospital, el dolor era abrumador y me vi rodeada de otros pacientes igualmente adoloridos, algunos de pie y otros con suerte sentados. Después de que me tomaran los signos vitales, me colocaron en una silla.

Tras esperar aproximadamente treinta minutos, un amable doctor me atendió y me recetó medicamentos para el dolor y los vómitos. Fue el único momento en que pude descansar un poco en una camilla. Sin embargo, pregunto a una enfermera ¿no hay camilla? , con una sonrisa en su rostro me dijo, “esta es la realidad, no tenemos presupuestos” luego me informaron que debía esperar en los asientos para que me pusieran la vía, ya que no había camillas disponibles.

Compartí un soporte para la vía con otros dos pacientes que también estaban sufriendo. Después de recibir la medicación, se me informó rápidamente sobre mi diagnóstico de salmonella con gastroenterocolitis, pero apenas tuve tiempo de procesarlo. A pesar de haberme realizado análisis de sangre y una ecografía, el diagnóstico se basó principalmente en los síntomas presentados.

Este hospital, perteneciente al Ministerio de Salud, refleja la cruda realidad del sistema de salud en el Perú. La falta de camillas y equipamiento adecuado es evidente, y los pacientes sufren las consecuencias. Es alarmante pensar que en pleno siglo XXI, aún nos enfrentamos a estas condiciones precarias en los centros de salud.

La pandemia de COVID-19 puso al descubierto las deficiencias de nuestro sistema de salud, pero parece que no hemos aprendido la lección. El cambio climático, con sus extremos de temperatura, está exacerbando la incidencia de enfermedades infecciosas como el dengue y la salmonella. La falta de preparación y prevención en el sector salud agrava aún más la situación.

La situación en el hospital refleja la cruda realidad del sistema de salud en el Perú. La falta de recursos, la infraestructura deficiente y la escasez de personal médico capacitado son problemas recurrentes que afectan a millones de peruanos.

El cambio climático ha emergido como una amenaza creciente para la salud pública en el Perú y en todo el mundo. Las temperaturas extremas, las inundaciones, las sequías y otros fenómenos climáticos están contribuyendo a la propagación de enfermedades infecciosas y agravando las condiciones de salud existentes. La conexión entre el cambio climático y la salud humana es innegable, y exige una respuesta urgente y coordinada por parte de los gobiernos y la sociedad en su conjunto.

El caso del dengue es un ejemplo elocuente de cómo el cambio climático está afectando la salud de la población peruana. En las últimas décadas, el Perú ha experimentado un aumento en los casos de dengue, una enfermedad transmitida por mosquitos que se reproduce en aguas estancadas, esta semana se confirmaron 40 fallecidos por esta enfermedad.

Las altas temperaturas y las lluvias intensas crean condiciones ideales para la proliferación de mosquitos, aumentando así el riesgo de transmisión del virus del dengue, además del dengue, otras enfermedades infecciosas, como la salmonelosis, están en aumento debido al cambio climático. Las altas temperaturas favorecen la proliferación de bacterias como la Salmonella, que se encuentran comúnmente en alimentos contaminados. El consumo de alimentos en mal estado se ha convertido en una causa principal de enfermedades gastrointestinales en el Perú, lo que agrava aún más la carga sobre un sistema de salud ya sobrecargado. La falta de infraestructura en áreas rurales y remotas es especialmente preocupante, ya que deja a comunidades enteras sin acceso a atención médica de calidad.

La reciente declaración de emergencia sanitaria a causa de las múltiples muertes por dengue no es suficiente para abordar los desafíos estructurales que enfrenta el sistema de salud. Se necesita una inversión significativa en infraestructura hospitalaria, equipamiento médico y capacitación del personal para garantizar que todos los peruanos tengan acceso a una atención médica de calidad, independientemente de su situación económica o geográfica.

Es fundamental que se destine un presupuesto adecuado al sector salud, tanto a nivel nacional como regional y local, para mejorar la atención de primera línea. Además, es necesario implementar medidas de prevención y concienciación sobre los riesgos asociados al cambio climático. Capacitar a todo el personal de salud en este enfoque es esencial para abordar las enfermedades relacionadas con el clima de manera efectiva.

Lector, la salud no debería ser un privilegio, la salud es un derecho fundamental para todos los ciudadanos. Es hora de que el gobierno y las autoridades pertinentes tomen medidas concretas para mejorar nuestro sistema de salud y proteger a la población de los crecientes riesgos asociados al cambio climático.

(*) Abogada especialista en Derecho ambiental.


Más recientes

Por: Dennis Falvy // El dólar anda súper agitado

Por: Dennis Falvy // El dólar anda súper agitado

Ruth Carson, Carter Johnson, Anya Andrianova y Naomi Tajitsu, para Bloomberg. Línea hacen un extenso informe  y  señalan que  los responsables políticos, desde Tokio hasta Estambul, intervienen en la defensa de sus tipos de cambio tanto con palabras como con acciones,...

Megapuerto de Chancay impactará positivamente a la economía

Megapuerto de Chancay impactará positivamente a la economía

El ministro Gonzalez destacó que la intervención multisectorial promovida por el Estado proporcionará una visión completa de nuestro país. Esto con el objetivo de crear empleos indirectos. El ministro de la Producción, Sergio Gonzalez, reiteró el impacto positivo que...

Ministro del Interior: PNP ya está detrás de bandas criminales

Ministro del Interior: PNP ya está detrás de bandas criminales

El ministro del Interior informó que se han incrementado las pesquisas para ubicar a la suboficial PNP que está desaparecida. El ministro del Interior, Walter Ortiz, aseguró que la Policía Nacional del Perú (PNP) está dedicando grandes esfuerzos para  detener a los...

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial