¿Qué pasará con los diplomáticos venezolanos?

0
646
Ricardo Sanchez Serra

Ricardo Sánchez Serra
Varios países, incluido el Perú, han reconocido a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela. Se han aventurado a respaldar a una persona que no ejerce el poder, como un mero símbolo de apoyo a la oposición al mandatario Nicolás Maduro. Si esta acción se generaliza, ahogando la economía, muchos vaticinan la caída de Maduro. Los opositores venezolanos en Lima señalan que un mes se acaba todo.

Y como este gesto no es suficiente, varios países, entre ellos Estados Unidos, Gran Bretaña y Bélgica han bloqueado las cuentas y activos del Estado venezolano, para abrir una cuenta a nombre de Guaidó.

¿Es así tan fácil?

Guaidó acaba de nombrar un embajador paralelo en Lima, a Carlos Scull Raygada, un exdirigente estudiantil y activista opositor a Maduro, hijo de madre peruana y nacido en el Estado Miranda. Tiene también la nacionalidad peruana y probablemente esté como refugiado en Lima.

Escuché al analista venezolano, Luis Nunes, exdirector del Centro Carter en Perú, en una entrevista hace unos días en el RPP, que el nuevo embajador tendría que entrar a la sede de la Embajada de Venezuela en Lima, con ayuda de la fuerza pública peruana.

¿Es esto posible?

El Perú desconoce a Maduro, pero los diplomáticos venezolanos en Lima están acreditados oficialmente. Gozan de inmunidad. Y la sede de la Embajada y residencia son territorio extranjero. Acabo de leer que el presidente Mauricio Macri de Argentina recibió informalmente –no hubo banderas, ni vestido adecuado- a la enviada de Guaidó, Elisa Trotta, una activista proaborto, autoexiliada en Buenos Aires.

¿Qué pasará entonces con más de una docena de los diplomáticos venezolanos en Lima? ¿El Perú los expulsará, declarándolos non gratos, dándoles un plazo de 72 horas, sabiendo que corren el mismo riesgo nuestros representantes en Caracas?

Estados Unidos y Venezuela se han dado un plazo de un mes para evaluar las relaciones, mediante una oficina de intereses.

El Perú ¿esperará a ver qué pasa? ¿Coordinará con algunos países del Grupo de Lima para una acción conjunta? En las próximas horas lo sabremos.

¿Y si Maduro se queda?