Repunte del COVID 19 en N. York está relacionado a quedarse en casa

0
788
El gobernador Andrew Cuomo es contrario a la cuarentena recluidos cada uno en su casa.

Recomendación obligatoria ha causado el desempleo de millones de estadounidense

Durante semanas y semanas, los profesionales de la salud y los funcionarios electos han afirmado que quedarse en casa es clave para salvar vidas. Por este pensamiento y proceso, decenas de millones de estadounidenses están sin trabajo; la economía continúa cayendo y muchas personas están perdiendo todo.

Sin embargo, una vez más, la narrativa de “quédate en casa, salva vidas” ha demostrado ser completamente falsa. Ayer, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, se presentó y reconoció que las nuevas hospitalizaciones causadas por COVID-19 provienen de personas que, de hecho, se quedaron en casa.

Desarrollos adicionales de Fox News confirman que el porcentaje de nuevos pacientes con coronavirus que escucharon al gobierno y se quedaron en casa es del 66%.

¿QUEDARSE EN CASA, ES ENFERMARSE? 

Durante una conferencia de prensa diaria sobre los nuevos desarrollos de coronavirus, el gobierno de Nueva York expresó “conmoción” de que más de seis de cada diez nuevos pacientes con COVID-19 contrajeron el virus incluso después de quedarse en casa.

Cuomo también señaló que muchas personas que entran en esta categoría son mayores; sin embargo, el aumento de cantidades de personas mayores enfermas durante un período continuo representaría toneladas de neoyorquinos.

Cuomo: “Esto es una sorpresa: abrumadoramente, la gente estaba en casa. Pensamos que tal vez estaban tomando el transporte público … pero en realidad no, estaban literalmente en casa.¡Porque el MAYOR riesgo de transmisión es intrafamiliar!“.

El gobernador Cuomo explica que la mayoría de los nuevos casos de coronavirus en Nueva York no estaban relacionados con los viajes en transporte público. “Esto es una sorpresa: abrumadoramente, la gente estaba en casa“, dijo Cuomo.

La información adicional del gobernador de Nueva York confirma que muchas personas que se quedaron en casa y contrajeron coronavirus tampoco utilizaron el transporte público.

Según la propia admisión de Cuomo, el 96% no utilizó el transporte público y el 98% de los que se enfermaron después de quedarse en casa tampoco caminaron.

CAMBIANDO EL DISCURSO

A la luz del nuevo vínculo entre quedarse en casa y atrapar COVID-19 (al menos en Nueva York), las personas que favorecen las restricciones deben retirarse del eslogan “quedarse en casa, salvar vidas“. Una vez más, ha demostrado ser inexacto. Los seres humanos nunca fueron destinados a estar confinados interminablemente en sus hogares.

La información mencionada anteriormente definitivamente jugará un papel en las conversaciones futuras sobre el coronavirus. Los defensores de los cierres indefinidos tampoco podrán afirmar que quedarse en casa es la solución definitiva para detener la propagación de COVID-19.

¿Le sorprende que muchos neoyorquinos que escucharon al gobierno y se quedaron en casa todavía contrajeron coronavirus? A nosotros, no tanto.


EN NUEVA YORK SE REGISTRAN DIARIAMENTE ENTRE 100 Y 200 MUERTOS EN SUS HOGARES

Alcalde: “Muertos son más de los reportados oficialmente”

El balance total de muertes por COVID-19 en Nueva York  (Estados Unidos) es muy superior a las cifras oficiales, dado que no se están contabilizando de 100 a 200 personas que fallecen cada día en sus casas sin haber sido sometidas a pruebas, pero que probablemente tenían la enfermedad.

Así lo advirtió este miércoles el alcalde, Bill de Blasio, que defendió la necesidad de incluir a estas víctimas en el recuento para explicar verdaderamente la dimensión de la tragedia, que en la ciudad se ha cobrado ya más de 3.500 vidas, de acuerdo con los números oficiales del martes.

Según las autoridades, en un día normal, menos de 25 personas fallecen en sus domicilios en la Gran Manzana, mientras que recientemente se han registrado “entre 100 y 200 personas al día” muertas en sus domicilios, de los que una mayoría probablemente tenían COVID-19. “No todas las muertes, pero claramente una gran mayoría están relacionadas con el coronavirus“, dijo De Blasio a la cadena FOX 5.

EL CORONAVIRUS EN NUEVA YORK

Según medios locales, los servicios forenses de la ciudad no están haciendo tests a cadáveres en busca del virus, pero sí están señalando al coronavirus como causa “probable” de la muerte cuando así se considera. Esos fallecimientos, sin embargo, no se incluyen en el conteo oficial, que únicamente incluye los casos confirmados de la pandemia.

Estados Unidos tiene hasta este miércoles 8 de abril 435,128 casos de coronavirus y 14,785 muertos. Nueva York es el estado más afectado, con 151,171 infectados y 6,268 fallecidos.

Si se incluyen los de las personas fallecidas fuera de hospitales pero que previamente habían dado positivo. “Es comprensible que en una crisis sea más complicado confirmar“, señaló en otra entrevista con la CNN el alcalde, que insistió en que los recursos se están centrando en salvar vidas, aunque reconoció que es muy importante conocer los números reales.

Pese a un repunte de los fallecimientos el martes, De Blasio confirmó este miércoles que sigue viéndose una estabilización en el número de hospitalizaciones y de ingresos en cuidados intensivos, lo que las autoridades ven como una señal positiva. El alcalde insistió en que aún es demasiado pronto para sacar conclusiones definitivas, aunque reconoció que la situación es algo menos crítica que lo que apuntaban algunas proyecciones, sobre todo en el uso de respiradores, por lo que la ciudad cuenta seguro con unidades disponibles para esta semana.