More

    Sujeto asesina con hacha a su sobrina de 13 años

    Horrendo crimen se dio en el distrito de Chipao – Ayacucho

    En un escarpado camino del desolado paraje de Ururupa, a una hora de caminata del distrito de Chipao (Lucanas – Ayacucho), un sanguinario tío puso fin a la vida de una niña de 13 años de edad utilizando un hacha.

    Pasado el mediodía del último viernes, la menor pedía a gritos auxilio y detrás de ella le seguía presuroso, Reynaldo Palomino Gutiérrez (41) con un hacha en la mano, así relató una mujer testigo ante el Ministerio Público.

    Minutos después la voz de la niña se apagó. La asustada testigo que acude al lugar a ordeñar sus vacas fue a indagar y se encontró con una espeluznante escena. El sujeto estaba ahí junto al cadáver con el hacha ensangrentada.

    La testigo enfrentó al asesino y este con groserías le respondió y la amenazó que también correría la misma suerte. Tras ello huyó del lugar para formular la denuncia.

    Según el Ministerio Público, Palomino Gutiérrez le asestó un hachazo en la cabeza y otro último en el cuello. La víctima vivía con sus abuelos del lado materno.

    El fiscal de Puquio, Roqui Valdivia Gómez llegó a la zona para el levantamiento del cadáver recién la madrugada de ayer jueves.

    Según el parte policial, el asesino fue capturado recién a las 6:00 de la mañana del jueves 15 de julio en el anexo de Tacalla y que puso resistencia. Sin embargo, se conoció que fueron los pobladores de anexos vecinos quienes lo capturaron y lo condujeron a la comisaría policial.

    Horrendo crimen se dio en el distrito de Chipao – Ayacucho

    En un escarpado camino del desolado paraje de Ururupa, a una hora de caminata del distrito de Chipao (Lucanas – Ayacucho), un sanguinario tío puso fin a la vida de una niña de 13 años de edad utilizando un hacha.

    Pasado el mediodía del último viernes, la menor pedía a gritos auxilio y detrás de ella le seguía presuroso, Reynaldo Palomino Gutiérrez (41) con un hacha en la mano, así relató una mujer testigo ante el Ministerio Público.

    Minutos después la voz de la niña se apagó. La asustada testigo que acude al lugar a ordeñar sus vacas fue a indagar y se encontró con una espeluznante escena. El sujeto estaba ahí junto al cadáver con el hacha ensangrentada.

    La testigo enfrentó al asesino y este con groserías le respondió y la amenazó que también correría la misma suerte. Tras ello huyó del lugar para formular la denuncia.

    Según el Ministerio Público, Palomino Gutiérrez le asestó un hachazo en la cabeza y otro último en el cuello. La víctima vivía con sus abuelos del lado materno.

    El fiscal de Puquio, Roqui Valdivia Gómez llegó a la zona para el levantamiento del cadáver recién la madrugada de ayer jueves.

    Según el parte policial, el asesino fue capturado recién a las 6:00 de la mañana del jueves 15 de julio en el anexo de Tacalla y que puso resistencia. Sin embargo, se conoció que fueron los pobladores de anexos vecinos quienes lo capturaron y lo condujeron a la comisaría policial.

    Más recientes