Traumática detención tras la protesta contra la dictadura en Cuba

Rolando Remedios fue protagonista de una fotografía tomada justo en el momento de su detención, mientras se encontraba en las calles protestando contra la dictadura que se vive en Cuba.

por | Ago 10, 2021 | Internacional

Rolando Remedios fue protagonista de una fotografía tomada justo en el momento de su detención, mientras se encontraba en las calles protestando contra la dictadura que se vive en Cuba.

El 11 de julio, muchas personas salieron a protestar a las calles de La Habana, en Cuba, para mostrar su rechazo a la dictadura que se vive actualmente en el país. Es en este momento que Rolando Remedios fue protagonista de una fotografía que captaría el momento exacto de su detención frente al Capitolio en el centro de La Habana. Y este viernes, tras permanecer casi un mes detenido, fue finalmente liberado.

Rolando Remedios recuerda como fue esa tarde del día en el que fue detenido. Narró que la mañana del 11 de julio vio en las redes sociales la primera manifestación de San Antonio de los Baños, después otra en otra provincia, hasta que vio imágenes de cientos de personas en el emblemático Malecón de La Habana.

«Entonces decido a ir hacia el Malecón, para unirme a la protesta», recuerda. Pero, nunca llegó a alcanzar. «Fui detenido mientras intentaba ayudar a un manifestante que estaba en el suelo y que había sido golpeado por represores», contó Rolando Remedios vía telefónica a la AFP, dando a conocer su experiencia durante el estallido simultáneo en unas 40 ciudades de la isla.

La "traumática" noche de la detención de un joven cubano el 11 de julio - France 24

Fue conducido a una estación de policía en 10 de Octubre, municipio donde vive con sus padres. Lo empezaron a interrogar, pero se negó a dar alguna declaración. A eso de las 04:00 de la mañana lo condujeron, con cerca de 50 detenidos, a una prisión que es conocida como El Cotorro, situada al sur de La Habana.

«La bienvenida de eso fue horrible», dijo haciendo pausas. «Nos pasan directamente al solar, que viene siendo como el patio, no teníamos idea de dónde estábamos. Había perros, la idea era aterrorizarnos. Entonces, nos obligan a pararnos contra los muros, manos detrás», cuenta que algunos pensaron lo peor. «Golpearon a muchos», continua.

Como él se negó a dar declaraciones fue conducido a una celda de castigo. Contó que solo estuvo «un instante porque al parecer [los custodios] reciben una llamada» para trasladarlo a una celda común, añade. «No me dolió tanto ese maltrato» durante su traslado, con la espalda encorvada y las manos esposadas detrás o «la galleta» [golpe] que le dieron. «Lo que más me dolió fue escuchar» lo que sucedía afuera.

«Fue una noche traumática, una madrugada terrible, porque la impotencia era mucha y había gritos y el sonido de las mangueras y los bastones, pegando en los cuerpos, uno tras otro, fue doloroso».

En las manifestaciones del 11 y 12 de julio se podía escuchar a la gente gritando «abajo la dictadura», «tenemos hambre» y «libertad». Los choques se produjeron luego de que manifestantes se enfrentaran a uniformados y agentes de la seguridad del Estado, quienes iban vestidos de civiles.

Protestas en Cuba: miles de personas salen a las calles en una inusual  manifestación masiva al grito de "abajo la dictadura" - BBC News Mundo

El gobierno de Cuba, no negó el descontento social, pero si denunció que el estallido fue viralizado en medios de comunicación con gran influencia en el exterior a través de manipulaciones en redes sociales. El Tribunal Supremo de Cuba dio a conocer el jueves que 62 personas en total han sido juzgadas, 53 de ellas con casos por «desorden público». Las autoridades aún no han revelado la cifra total de detenidos relacionados con las protestas.

Remedios es estudiante en línea de Ciencias Médicas en University of the People (Universidad del Pueblo, con sede en California). Expresó que la manifestación le tomó por sorpresa y «pensé que podía marcar el fin del sistema, aunque yo sabía que ese mismo día no iba a terminar, pero sí que iba a ser un duro golpe» para el gobierno del presidente Miguel Díaz-Canel.

Tomó la decisión de estudiar esto luego de ver «la pésima gestión del gobierno de la crisis sanitaria” de la COVID-19.


Más recientes