More

    Venezolana fingió tener Covid-19 para fugar con 2 millones de dólares de empresa

    La joven extranjera era gerente de la empresa por lo que tenía plenos accesos financieros que usó para retirar más de 2 millones de dólares y posteriormente darse a la fuga

    Una ciudadana venezolana identificada como Iliana Carolina Ojeda engañó a los dueños de una empresa y logró retirar más de 2 millones de dólares y fugar de vuelta a su país.

    Iliana Carolina ingresó a la empresa como secretario y se ganó la confianza de los dueños por lo que pasó a ocupar el puesto de mayor importancia dentro de este lugar dedicado a prestar servicios digitales de comercio electrónico.

    Fue el 13 de enero que llegó a ocupar el puesto de gerenta y con su nuevo cargo tenía plenos accesos financieros, los usuarios y accesos de las cuentas bancarias de la empresa.

    LOS HECHOS

    Todo inicia el 1ro de febrero de 2021, cuando Iliana Ojeda, se reporta enferma y a través de un chat menciona que tiene dolor de cuerpo y de cabeza y “temía” que sea Covid-19, lo que generó preocupación a los funcionarios.

    Al día siguiente, la joven venezolana envía una prueba de Covid-19 falsa donde dice que había dado positivo y que tenía que ser internada de emergencia en EsSalud.

    Raúl Pérez, abogado de la empresa agraviada, manifestó al programa ‘Domingo al Día’, que la noticia “causó mucha zozobra en la empresa, porque era la única funcionaria que se encontraba en labores en la empresa por la pandemia”.

    Además, precisó que la denunciada realizó el millonario robo mientras que, supuestamente, se encontraba hospitalizada por la terrible enfermedad. En cuatro días hizo retiros de cuantiosas sumas.

    La joven venezolana vació todo el dinero de las cuentas bancarias de la empresa, y cortó comunicación con los demás funcionarios hasta que días después, tras un mensaje, respondió que tenía muchos malestares y dolor de cuerpo, y nunca más lograron hablar con ella.

    “Nosotros nos damos cuenta del hurto debido a que ella no respondía, ni tampoco la mensajera porque supuestamente se estaba muriendo en el hospital de Covid-19. Nadie nos contestaba y en ese momento empezamos a sospechar y comenzamos a indagar y nos dimos con la sorpresa que ella había salido del país”, sostuvo Raúl Pérez.

    La joven extranjera era gerente de la empresa por lo que tenía plenos accesos financieros que usó para retirar más de 2 millones de dólares y posteriormente darse a la fuga

    Una ciudadana venezolana identificada como Iliana Carolina Ojeda engañó a los dueños de una empresa y logró retirar más de 2 millones de dólares y fugar de vuelta a su país.

    Iliana Carolina ingresó a la empresa como secretario y se ganó la confianza de los dueños por lo que pasó a ocupar el puesto de mayor importancia dentro de este lugar dedicado a prestar servicios digitales de comercio electrónico.

    Fue el 13 de enero que llegó a ocupar el puesto de gerenta y con su nuevo cargo tenía plenos accesos financieros, los usuarios y accesos de las cuentas bancarias de la empresa.

    LOS HECHOS

    Todo inicia el 1ro de febrero de 2021, cuando Iliana Ojeda, se reporta enferma y a través de un chat menciona que tiene dolor de cuerpo y de cabeza y “temía” que sea Covid-19, lo que generó preocupación a los funcionarios.

    Al día siguiente, la joven venezolana envía una prueba de Covid-19 falsa donde dice que había dado positivo y que tenía que ser internada de emergencia en EsSalud.

    Raúl Pérez, abogado de la empresa agraviada, manifestó al programa ‘Domingo al Día’, que la noticia “causó mucha zozobra en la empresa, porque era la única funcionaria que se encontraba en labores en la empresa por la pandemia”.

    Además, precisó que la denunciada realizó el millonario robo mientras que, supuestamente, se encontraba hospitalizada por la terrible enfermedad. En cuatro días hizo retiros de cuantiosas sumas.

    La joven venezolana vació todo el dinero de las cuentas bancarias de la empresa, y cortó comunicación con los demás funcionarios hasta que días después, tras un mensaje, respondió que tenía muchos malestares y dolor de cuerpo, y nunca más lograron hablar con ella.

    “Nosotros nos damos cuenta del hurto debido a que ella no respondía, ni tampoco la mensajera porque supuestamente se estaba muriendo en el hospital de Covid-19. Nadie nos contestaba y en ese momento empezamos a sospechar y comenzamos a indagar y nos dimos con la sorpresa que ella había salido del país”, sostuvo Raúl Pérez.

    Más recientes