17.9 C
Lima
Domingo, Noviembre 29, 2020

Villarán: Circulan carta de solidaridad para el cese de su prisión preventiva

Queda en evidencia falta de lealtad de su círculo íntimo como Marisa Glave, Indira Huilca y Paola Ugaz, entre otros

Una carta abierta de solidaridad con la ex – alcaldesa de Lima, Susana Villarán, se viene circulando por las diferentes redes sociales a pesar que, por los fundamentos jurídicos expuestos por el Juez Jorge Luis Chávez Tamariz en la Resolución N° 19 de 19 de abril, éste se encuentra impedido por Ley de cesar la medida judicial de prisión preventiva de la ex – burgomaestre y variarla por una de comparecencia restringida.

La autoría de la carta abierta de solidaridad estaría atribuida a Augusto Rey Hernández de Agüero -ex cercano colaborador de Susana Villarán en la MML– y a un reducido círculo familiar y social de la ex – alcaldesa; quiénes distorsionando los fundamentos de la Resolución de Chávez Tamariz, quieren desvirtuar la legalidad de esta última decisión judicial, misma que ha sido dictada respetando los derechos humanos fundamentales previstos por nuestra Constitución y los tratados internacionales suscritos por el Perú.

Llama la atención que si bien la carta abierta cuenta con firmas de personajes de nuestro mundo político, como Lourdes Flores Nano, Carlos Bruce, Cecilia Blume, Rosa María Palacios, José Ugaz Sánchez-Moreno, entre otros; en el ejemplar circulado no aparecen las firmas de personas que estuvieron directamente involucradas con Susana Villarán durante su período edil y que la defendieron, como es el caso de Gustavo Gorriti, Marisa Glave, Indira Huilca, Anel Townsend Diez-Canseco, Gabriel Prado Ramos, Carlos Rivera Paz, Ronald Gamarra Herrera, Paola Ugaz Cruz, Antonio Salazar García y Amado Enco Tirado; así como tampoco las de Domingo Arzubialde, Marco Antonio Zevallos, Daniela Maguiña, Marco Hugo del Mastro, Cecilia Lévano, Guillermo Loli, Jorge Torres Padilla, María Méndez Vega, Luis Gómez Cornejo, Óscar Vidaurreta, Juan Carlos Becerra, Mónica Pozo Palomino y César Melgar Rojas, y cuantos más.

Queda una vez más demostrado que en la izquierda peruana no hay lealtades ni consecuencia; y, cuando las papas queman cada quién “Baila con su propio pañuelo”.

Cabe señalar que la medida de prisión preventiva de Susana Villarán ha sido dictada dentro del marco de un proceso judicial ya en curso, iniciado ante el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Anticorrupción en mérito a la denuncia formulada por el Ministerio Público, dentro del cual, inicialmente, se ordenó 8 meses de impedimento de salida del país para Villarán y, posteriormente, varió esta medida de comparecencia restringida por una de prisión preventiva; por lo que se no está dentro de un proceso de investigación preliminar como engañosamente pretende afirmarse en la carta abierta de solidaridad.

Asimismo, cabe recordar que Susana Villarán es una rea confesa, pues públicamente ha admitido haber recibido de Odebrecht y OAS recursos, supuestamente maculados, para el financiamiento de sus campañas a la “No Revocatoria” y de reelección a la MML; y por los que habría otorgado las concesiones de los peajes de la Ciudad Capital a estas empresas corruptas; y, se habría negado a proporcionar mayor información de estos hechos, limitando la responsabilidad de los mismos a ella y a Juan Miguel Castro Gutiérrez, ex – gerente municipal, para que la Fiscalía y el Poder Judicial se vean impedidos de probar la existencia de la organización criminal que Susana Villarán dirigió desde el Sillón Edil de Lima. Cuando el sentido común indica que tuvo que contar con la ayuda de su equipo más cercano, debiendo éste círculo íntimo ser investigado.

Queda en evidencia falta de lealtad de su círculo íntimo como Marisa Glave, Indira Huilca y Paola Ugaz, entre otros

Una carta abierta de solidaridad con la ex – alcaldesa de Lima, Susana Villarán, se viene circulando por las diferentes redes sociales a pesar que, por los fundamentos jurídicos expuestos por el Juez Jorge Luis Chávez Tamariz en la Resolución N° 19 de 19 de abril, éste se encuentra impedido por Ley de cesar la medida judicial de prisión preventiva de la ex – burgomaestre y variarla por una de comparecencia restringida.

La autoría de la carta abierta de solidaridad estaría atribuida a Augusto Rey Hernández de Agüero -ex cercano colaborador de Susana Villarán en la MML– y a un reducido círculo familiar y social de la ex – alcaldesa; quiénes distorsionando los fundamentos de la Resolución de Chávez Tamariz, quieren desvirtuar la legalidad de esta última decisión judicial, misma que ha sido dictada respetando los derechos humanos fundamentales previstos por nuestra Constitución y los tratados internacionales suscritos por el Perú.

Llama la atención que si bien la carta abierta cuenta con firmas de personajes de nuestro mundo político, como Lourdes Flores Nano, Carlos Bruce, Cecilia Blume, Rosa María Palacios, José Ugaz Sánchez-Moreno, entre otros; en el ejemplar circulado no aparecen las firmas de personas que estuvieron directamente involucradas con Susana Villarán durante su período edil y que la defendieron, como es el caso de Gustavo Gorriti, Marisa Glave, Indira Huilca, Anel Townsend Diez-Canseco, Gabriel Prado Ramos, Carlos Rivera Paz, Ronald Gamarra Herrera, Paola Ugaz Cruz, Antonio Salazar García y Amado Enco Tirado; así como tampoco las de Domingo Arzubialde, Marco Antonio Zevallos, Daniela Maguiña, Marco Hugo del Mastro, Cecilia Lévano, Guillermo Loli, Jorge Torres Padilla, María Méndez Vega, Luis Gómez Cornejo, Óscar Vidaurreta, Juan Carlos Becerra, Mónica Pozo Palomino y César Melgar Rojas, y cuantos más.

Queda una vez más demostrado que en la izquierda peruana no hay lealtades ni consecuencia; y, cuando las papas queman cada quién “Baila con su propio pañuelo”.

Cabe señalar que la medida de prisión preventiva de Susana Villarán ha sido dictada dentro del marco de un proceso judicial ya en curso, iniciado ante el Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria Anticorrupción en mérito a la denuncia formulada por el Ministerio Público, dentro del cual, inicialmente, se ordenó 8 meses de impedimento de salida del país para Villarán y, posteriormente, varió esta medida de comparecencia restringida por una de prisión preventiva; por lo que se no está dentro de un proceso de investigación preliminar como engañosamente pretende afirmarse en la carta abierta de solidaridad.

Asimismo, cabe recordar que Susana Villarán es una rea confesa, pues públicamente ha admitido haber recibido de Odebrecht y OAS recursos, supuestamente maculados, para el financiamiento de sus campañas a la “No Revocatoria” y de reelección a la MML; y por los que habría otorgado las concesiones de los peajes de la Ciudad Capital a estas empresas corruptas; y, se habría negado a proporcionar mayor información de estos hechos, limitando la responsabilidad de los mismos a ella y a Juan Miguel Castro Gutiérrez, ex – gerente municipal, para que la Fiscalía y el Poder Judicial se vean impedidos de probar la existencia de la organización criminal que Susana Villarán dirigió desde el Sillón Edil de Lima. Cuando el sentido común indica que tuvo que contar con la ayuda de su equipo más cercano, debiendo éste círculo íntimo ser investigado.

Más recientes