¿Y el desempleo, qué plantea el gobierno?

GERMAN LENCH CACERES

por | Oct 10, 2021 | Opinión

GERMAN LENCH CACERES

El desempleo se aborda principalmente a través de una mayor inversión privada.  En nuestro país la tasa de inversión es baja y no crece como se requiere.

La inversión privada se ha desacelerado y el escenario político de indecisiones, no contribuye a la reinversión, adicionalmente la inversión pública tiene un lento crecimiento.

Nuestra atención se concentra en el campo político, sea por los juicios contra la corrupción o por los conflictos entre los poderes ejecutivo y legislativo. Sin embargo, el MEF deja de lado temas importantes y que a lo mejor se conectan más con el bienestar de los ciudadanos; uno de ellos es el empleo.

Un crecimiento del PBI de 3.5% el 2022, no nos ayuda en el Perú, porque la población crece 1%, la fuerza laboral está creciendo 1.7%. Son 300,000 personas que entran al mercado laboral y no se están siendo formales. Debemos crecer 5% en el PBI anual.

Según el INEI en su informe técnico sobre el mercado laboral. De los 33 millones de habitantes, 11 millones 267 mil que son parte de la población económicamente activa (PEA) están ocupadas.

Este grupo se subdivide en desempleados, subempleados y adecuadamente empleados. 994,000 personas se encuentran desempleadas, 1 millón 8673 mil adecuadamente empleadas y 8 millones y medio son subempleadas (casi 74.6% de la PEA).

“Las circunstancias se han complicado tanto últimamente que es verdad que tener trabajo es una bendición.” Jorge Bucay, escritor argentino.

En ministro de Economía Pedro Francke debe presentar al país, acciones para la generación de empleo y cómo podemos llegar a tener un adecuado crecimiento de la producción de por lo menos PBI 4.5%, que genere empleo formal y un incremento de los ingresos de los trabajadores y como consecuencia, un mayor consumo.

El principal reto que tienen el sector privado y el Estado para lograr crecimiento a largo plazo es reducir la pobreza, lo cual necesita de reformas estructurales para elevar la productividad y hacer más eficiente la economía.

Tenemos 6 millones 518 mil personas en pobreza y 1 millón 197 mil en extrema pobreza cifras que son muy preocupantes. Los dos problemas más acuciantes de nuestra realidad laboral son el subempleo y la informalidad, ambos consecuencia de la baja productividad.

“Un hombre es pobre no ya cuando carece de todo, sino cuando no trabaja.” Barón de Montesquieu, filósofo francés.

Los subempleados tienen un trabajo, pero obtienen un ingreso menor que el ingreso mínimo referencial definido por el INEI. Su problema no es tener empleo, sino que los ingresos que reciben son bajos menores a los S/.930.

Las cifras indican que el 77% de los trabajadores lo hace en el sector informal, sin acceso a beneficios sociales. ¿Existen incentivos para formalizarse?, los pequeños empresarios dicen: ¿qué gana un pequeño empresario si se formaliza? Solo asume costos sin recibir beneficios por pagar impuestos.

Debemos tener una política tributaria que promueva la reinversión de las utilidades e incentive la investigación, desarrollo e innovación. Es necesario promover la formalización de ese 77% de la economía que no tiene acceso a los beneficios del sector formal, además de combatir la ilegalidad disfrazada de informalidad que daña nuestra economía.