El embajador designado de Marruecos en Lima, Amin Chaoudri, presidió la ceremonia de conmemoración por el vigésimo aniversario de, Día Nacional del Reino de Marruecos.

En su discurso de orden resaltó las excelentes relaciones diplomáticas de su Gobierno con el Perú y elogió la labor humanitaria que realiza el Despacho de la Primera Dama de la Nación, el Comité de Damas del Congreso y la Asociación de Cónyuges de Diplomáticos Acreditados en el Perú (ACODAPE), y que su Embajada continuará dando el apoyo que se requiera.

Destacó, de otro lado, los 20 años de reinado de Mohammed VI y los avances significativos para su país que se ha convertido “en un oasis de paz, estabilidad política dentro de una región convulsionada y un ícono de desarrollo económico y social”.

Chaoudri mencionó que Marruecos es el primer país árabe y de la orilla sur del Mediterráneo en verse conferido, por el Consejo de Europa, el estatus de “Socio para la Democracia Local”, que forma parte del club de los tres mejores países de la región del Norte de África y del Medio Oriente en cuanto al índice de gobernabilidad democracia.

Asimismo, los liderazgo en los esfuerzos mundiales en pro del medioambiente a través de la organización de la COP22, y la agenda mundial en materia migratoria al acoger, en diciembre 2018, los trabajos de la conferencia intergubernamental para la adopción del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.

El diplomático marroquí señaló que su nación goza de una privilegiada posición en el top 10 de los países menos vulnerables al terrorismo, según la edición 2018 del Índice Global del Terrorismo, es el primer país inversor en África, integra el club exclusivo de los tres mejores países para hacer negocios en África, estrenó el primer Tren de Alta Velocidad de África y del mundo árabe, alberga la más importante industria automóvil del continente africano y dispone de la planta solar más grande del mundo, entre otros importantes logros.