12 incendios y 54 saqueos en una sola noche en Chile

0
532

Piñera tira la esponja, dice que policía no puede contener violencia

El presidente de Chile, Sebastián Piñera admitió el miércoles, luego de una prolongada noche terror en la provincia de La Serena, al norte de Santiago, donde se registraron en una sola noche 12 incendios y 54 saqueos, que Chile no cuenta con policías suficientes para mantener el orden en un país remecido desde hace 41 días por incesantes protestas.

Dijo que “la delincuencia organizada le está causando un grave daño al país” y que desde el estallido social del 18 de octubre la “ola de violencia” ha dejado 2.210 policías heridos, 188 cuarteles y 971 vehículos atacados.

Su declaración capituladora fue acompasada por las declaraciones del jefe de Carabineros de Chile, luego de confirmar la asonada en La Serena, al divulgarse una declaración suya en la que reconoce que se retiraron de El Belloto, uno de los lugares de la violencia en esta provincia, de sentirse sobrepasados por los violentistas:

Policía se rinde

“Nos retiramos de El Belloto. Estamos absolutamente superados. Tengo carabineros lesionados, los vehículos apedreados, bombas molotov, no tengo gas, no puedo disparar escopetas. Está la cagá. No estamos obligados a lo imposible. Hemos apechugado cuerpo a cuerpo prácticamente. Más no podemos, más no se puede”, se escucha en el audio.

Estas declaraciones reproducidas en los medios locales chilena se produjeron en el curso de una noche en la que se registraron 12 incendios, 54 saqueos, 12 eventos de daño a mobiliario público y 14 ataques a cuarteles en todo el país, según el reporte oficial difundido este miércoles por el Ministerio del Interior.

Incendio gigante

Una de las acciones más sonadas registradas en La Serena, según informó Radio Bío Bío, ,fue protagonizada por al menos 50 encapuchados que ingresaron a las instalaciones del lujoso hotel Costa Real, de La Serena, donde destrozaron todo a su paso, saquearon sus pertenencias y finalmente procedieron a incendiarlo.

Uno de los dueños del hotel, Iskandar Buale, lamentó el hecho y aseguró que todos los huéspedes y trabajadores se encuentran en buen estado de salud. “Al hotel lo hicieron tira, lo destrozaron, ni en una guerra pasa esto. Esto no puede ser. Se llevaron todos los televisores, los frigobar… ¿En qué mundo estamos? ¿Dónde están las Fuerzas Armadas? ¿Por qué no salen las Fuerzas armadas, o va a haber una guerra civil? ¿Eso quieren, que haya una guerra civil? 20 años pagando al banco y todavía no se paga, todavía debemos”, manifestó.

Lo ocurrido en La Serena es el corolario de una ola de violencia que mantiene a multitud de chilenos manifestándose en las calles contra un modelo socioeconómico implantado desde el 11 de setiembre de 1973 que en paralelo ha dejado ya 23 muertos en incendios, atropellos y cinco de ellos por la acción directa de agentes del Estado) y miles de heridos.

Ciego total

Entre los heridos se cuenta un estudiante universitario de 21 años, convertido este miércoles en el primer chileno en quedar totalmente ciego por perdigones disparados por agentes antidisturbios durante las manifestaciones que desde hace más de un mes movilizan al país, informó el martes un parte médico, recibido con indignación por el movimiento de protesta.

Gustavo Gatica, un estudiante de psicología, resultó herido cuando tomaba fotografías en una manifestación el 8 de noviembre pasado en Plaza Italia y luego fue trasladado a la clínica Santa María, donde primero se determinó que había perdido la visión de uno de los ojos y 19 días se concluyó que tiene el joven tiene ceguera total,

“Le pregunté a Gustavo qué quería que transmitiera cuando hablara alguien de la familia y lo primero que me dijo es ‘sigan luchando’, porque él está muy consciente de por qué estaba en Plaza Italia ese día”, dijo hace unos días uno de los hermanos del joven tras interponer una querella criminal contra el cuerpo policial.

Piñera no acudirá a la Cumbre del Clima

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, no acudirá a la Cumbre del Clima, la COP25, que se celebrará desde la semana que viene en Madrid, a pesar de que su país ostenta la presidencia de la reunión, que tuvo que ser trasladada a la capital española por las protestas sociales en el Estado sudamericano.