Alejandro Pedemonte: “El teatro es el pulmón de cualquier sociedad”

0
71
Pedemonte afirmó que cumple con la medida de la cuarentena nacional ejercitándose en casa y viendo series.

Actor retorna al Perú luego de 25 años de producir teatro en español en Estados Unidos

Por: Gabriela Quintana / El actor nacional Alejando Pedemonte, quien ha dejado el nombre de Perú en alto  por más de 25 años en Estados Unidos, logrando ser el  fundador y pionero de la corriente teatral en español de Austin (Texas), además de actuar en la reconocida serie “Prison Break”, regresa a su tierra natal para presentar en los próximos meses  la obra “La Jungla”, con el objetivo de hacer un llamado a la conciencia y tolerancia de la población.

 

Coméntanos acerca un poco del trabajo que realizaste por varios años en Estados Unidos

Sí, claro yo he estado más de 25 años fuera de Perú. En el año 2002 fundé la compañía de teatro llamada “Proyecto Teatro”, lo que hicimos fue encontrar un nicho que necesitaba nutrirse de arte y eso es lo que he venido haciendo por los últimos 15 años. Ha sido completamente en español mi forma de abrir el trabajo hacia diferentes mercados subtitulando mis obras al inglés en su totalidad.

 

¿Con que tipo de obras iniciaste produciendo en U.S.A?

Al principio trabajé con varios guiones de dramaturgos peruanos y luego me fui dejando llevar por la demanda de las historias que tenían que ser contadas. Hablamos de problemas típicos que se suscitan en la frontera con México, luego llevamos obras con más demanda comercial como “Bajo terapia”, “Burundanga” y “Toc Toc”, que fue un éxito marcando una pauta diferente en cuanto al teatro español.

 

Sabemos que tu trabajo te permitió convertirte en un pionero del teatro en español en Texas

Lo que permitió la creación de esta compañía (Proyecto Teatro), con la que estuve del 2002 al 2007 hasta que la cedí, es que a raíz de eso se crea una corriente de teatro español y comienzan a surgir grupos más pequeños, nuevos actores, fue una labor interesante. Hoy yo produzco bajo mi nombre, Pedemount Productions, hago de una a dos producciones al año y me aseguro que estén bien elaboradas y con mucha calidad porque recuerdo algo que me dijo una persona ‘señor Pedemount muchas gracias porque a los que no podemos regresar nos ayuda a seguir viviendo la experiencia de ir al teatro como lo hacíamos en nuestros países’. Eso para mí no tiene precio y es cierto porque siempre pensé que el teatro, el arte en general, es el pulmón de cualquier sociedad o comunidad.

 

¿Fue difícil el proceso de hacer una carrera teatral en Estados Unidos?

Al principio fue difícil porque primero hubo una gestión de educar a la gente para que fuera al teatro. Hay que ser realistas, muchos de los que viajan a Estados Unidos y se establecen allá es más por un tema de necesidad que de gusto, pero hoy en día hay varias marcas que cree en mi trabajo. Gracias a Dios he podido posicionarme y están (las marcas) un poco a la espera de que es lo que voy a producir cada año y subirse al coche para apoyar. Ha sido un trabajo lento pero siempre demostrando seriedad y calidad.

 

¿Crees que en nuestro país el Gobierno debería apoyar más la difusión del arte nacional?

No quiero insultar el criterio del país pero todos somos conscientes de las cosas que pasan. Desafortunadamente muchas veces tenemos la idea de que todo lo que viene de afuera es mejor y necesitamos olvidarnos de eso. En Perú hay una gran cantidad de talento, definitivamente el gobierno debería apoyar muchísimo más, no minimizar ni quitar importancia al tema del arte en el país.

 

Ahora retornas al Perú con “La Jungla”, cuéntanos un sobre la obra

La obra es bastante humanitaria acerca de inmigrantes árabes que tratan de llegar al Reino Unido por diferentes razones, en su travesía llegan hasta la ciudad de Calais en Francia, una ciudad fronteriza con Reino Unido. La historia trata desde la formación, la convivencia de este campamento de refugiados hasta que fue desmantelado. La importancia de este campamento es que ha sido uno de los más grandes en la historia contando con más de 8 mil 500 personas.

 

La obra se parece un poco a lo que vive actualmente el Perú, con la ascendiente inmigración venezolana

A veces hay que contar historias lejanas para poder crear una conciencia en el país. Es un infortunio que haya gente mala y que por los malos hechos todos los venezolanos son tildados por igual. Ceo que hay que enseñarle a la gente que necesitamos ser tolerantes, comprender, y eso es el objetivo de la obra para hacer un llamado a la conciencia.

 

¿Tienes algún otro proyecto en camino?

Estoy grabando una película con Big Bang Films que se llama “Mundo gordo”,  yo soy uno de los mejores amigos del ‘Gordo’, mi personaje motiva al protagonista a lograr su objetivo en la película. También  estoy coordinando con mi equipo de trabajo una producción para octubre en Texas y paralelamente realizar otra obra en Perú.