More

    Asensio y Benzema elevan el nivel del Madrid

    Marco Asensio y Benzema mantuvieron su buena racha ante el gol. Por ello, Zidane pudo reservar a Varane y repartir esfuerzos con Kroos y Modric

    En la previa del partido, el técnico del Real Madrid conformó su ataque con Marco Asensio (Rodrygo, 61′), Benzema (Mariano, 80′) e Isco. Además, Zidane formó su mediocampo con Modric (Kroos, 61′), Casemiro y Marcelo. En cambio, el entrenador del Eibar decidió atacar con Kike García y Bryan Gil.

    En la primera parte,  Benzema se encontró con un mano a mano tras una mala cesión de Pozo, pero Dmitrovic le aguantó hasta sacar una mano milagrosa. Dos goles anulados por fuera de juego al propio francés y un saque de falta a la madera mantuvieron en pie a un Eibar. Luego, mallorquín rompió la cintura a Arbilla y anotó por tercer partido consecutivo.

    En la segunda parte,  Courtois calculó mal una cesión de Lucas Vázquez y le tocó correr para evitar el empate sobre la misma línea de gol. Un tercer gol anulado, a Casemiro, por un fuera de juego previo de Arribas, mantenía la incertidumbre en el marcador. Después, Benzema cabeceó un centro medido de Vinicius y sentenció el encuentro.

    Por último,  Zidane agotó cambios, condicionado por el duelo inminente de Champions. Con este resultado, el Real Madrid se coloca a tres puntos del líder Atlético y dos por encima del FC Barcelona. Fin del llano y comienzo de la altísima montaña.

    Marco Asensio y Benzema mantuvieron su buena racha ante el gol. Por ello, Zidane pudo reservar a Varane y repartir esfuerzos con Kroos y Modric

    En la previa del partido, el técnico del Real Madrid conformó su ataque con Marco Asensio (Rodrygo, 61′), Benzema (Mariano, 80′) e Isco. Además, Zidane formó su mediocampo con Modric (Kroos, 61′), Casemiro y Marcelo. En cambio, el entrenador del Eibar decidió atacar con Kike García y Bryan Gil.

    En la primera parte,  Benzema se encontró con un mano a mano tras una mala cesión de Pozo, pero Dmitrovic le aguantó hasta sacar una mano milagrosa. Dos goles anulados por fuera de juego al propio francés y un saque de falta a la madera mantuvieron en pie a un Eibar. Luego, mallorquín rompió la cintura a Arbilla y anotó por tercer partido consecutivo.

    En la segunda parte,  Courtois calculó mal una cesión de Lucas Vázquez y le tocó correr para evitar el empate sobre la misma línea de gol. Un tercer gol anulado, a Casemiro, por un fuera de juego previo de Arribas, mantenía la incertidumbre en el marcador. Después, Benzema cabeceó un centro medido de Vinicius y sentenció el encuentro.

    Por último,  Zidane agotó cambios, condicionado por el duelo inminente de Champions. Con este resultado, el Real Madrid se coloca a tres puntos del líder Atlético y dos por encima del FC Barcelona. Fin del llano y comienzo de la altísima montaña.

    Más recientes