Audiencia de apelación de Nadine será este lunes 4

0
339
Audiencia de apelación de Nadine será este lunes 4

La Sala Penal de Apelaciones Nacional Permanente Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios programó para el próximo 4 de noviembre la audiencia de apelación a la resolución que declaró infundado el requerimiento de impedimento de salida del país contra la exprimera Dama, Nadine Heredia y otros 26 implicados.

La diligencia, convocada por la sala que preside Ramiro Salinas Siccha, se da en el marco de la investigación por el caso denominado Gasoducto Sur Peruano.

El acto procesal se fijó para el día lunes 4 de noviembre a las 10:00 horas, en la sala de audiencias 1 de la sede judicial Carlos Zavala Loayza. La investigación es por la presunta comisión del delito de colusión y otros en agravio del Estado.

Además de Nadine Heredia, en este caso están involucrados Jorge Humberto Merino Tafur, Carlos Eduardo Paredes Rodríguez, René Helbert Cornejo Díaz, Edgar Bartola Ramírez Cadenillas, Gustavo Adolfo Navarro Valdivia, María del Rosario Raquel Patiño Marca de Álvarez, entre otros.

 



Lee la siguiente nota:

Mark Vito se acogió al silencio ante la Fiscalía

Mark Vito Villanella, esposo de Keiko Fujimori, guardó silencio ayer durante el interrogatorio al que se sometió esta mañana ante la Fiscalía por la investigación de lavado de activos que se sigue contra la lideresa del partido Fuerza Popular.

Tras culminar la diligencia, informó a la prensa que seguirá colaborando con la justicia entregando “toda la documentación que corresponde”. Según dijo, durante la diligencia entregó documentos que el fiscal José Domingo Pérez le requirió sobre su compañía MVV Bienes Raíces.

Sobre las dos propiedades que adquirió en Chilca, el ciudadano norteamericano dijo tener “ingresos de 1.2 millones de dólares que demuestran que podía comprar esos lotes”. Además afirmó que su empresa “es apolítica”.

Según la hipótesis de Pérez, Fujimori se habría quedado con parte de los aportes irregulares que habría recibido para financiar sus campañas políticas del 2011 y 2016. Con ese dinero, según su argumentación, la excandidata presidencial habría incrementado su patrimonio.