Bellido y Cerrón presionan a presidente Pedro Castillo

Exigen a mandatario cumplir promesas de campaña y plan comunista

Exigen a mandatario cumplir promesas de campaña y plan comunista

A pesar que está con un pie fuera del gabinete, el todavía presidente del Consejo de Ministros, Guido Bellido, se ha dado maña para recordar al gobierno, ministros y funcionarios públicos que están obligados a cumplir las promesas o anuncios hechos en la campaña presidencial.

Según fuentes de Perú Libre, esta declaración apunta a recordar al presidente Castillo y miembros del gobierno que no deben alejarse de los postulados del partido que lo colocó en Palacio y que de hacerlo el mismo partido les “enmendará la ruta”.

AMENAZA

A fines de agosto, cuando Castillo iba a sacar a Bellido, Cerrón lanzó una amenaza desde Twitter: “Por primera vez el pueblo puso un Gobierno, dirigido por su vanguardia política Perú Libre. El Gobierno y el partido están sitiados por los poderes fácticos y en estas circunstancias cualquier disidencia es una traición”, adelantó, en clara respuesta a las versiones de que Pedro Castillo estaría evaluando su renuncia a Perú Libre. Al parecer Bellido, imitando a su líder, ha lanzado una nueva amenaza al gobierno.

Ayer el premier continuó con la confrontación pública con el ministro de Relaciones Exteriores, Óscar Maúrtua, y señaló que si hay funcionarios que no coinciden con la línea del Gobierno de Pedro Castillo, el cargo “está disponible”.

Al respecto, la primera vicepresidenta y ministra de Desarrollo, Dina Boluarte, consideró que el premier Guido Bellido está “adelantando opinión” al contradecir lo señalado desde Cancillería sobre Venezuela.

Le aclaró que la única persona que puede dictar la política exterior es el mandatario Pedro Castillo.

Para dejar en claro la división en el gabinete, al poco tiempo el ministro de Salud salió a respaldar al premier y mostrarse en contra de lo señalado por Boluarte. Hernando Cevallos dijo que “la opinión de vicecanciller fue inoportuna”.

LEGITIMIDAD

De otro lado, Bellido Ugarte puntualizó que el Gabinete Ministerial debe ser coherente con la postura que se ha tratado desde la campaña electoral. En ese sentido, afirmó que la administración de Pedro Castillo “guarda respeto” a la “legitimidad” de las naciones, en alusión a la situación en Venezuela.

“Nosotros tenemos que ser coherentes con lo que hemos desarrollado en la campaña, tenemos que ser coherentes con el gobierno de nuestro presidente Pedro Castillo Terrones, que tiene un adoctrinamiento de respeto a la soberanía, a la autodeterminación de los países, de todos los funcionarios, desde el primer ministro hasta el último tenemos que bregar en ese camino, por eso somos parte de un gobierno, para sumar, no para restar”, dijo.

HOJA DE RUTA

Guido Bellido fue más lejos y aseguró que el mandatario regresó de la gira internacional de actividades que realizó en México y Estados Unidos “mucho más convencido” en los cambios que quiere aplicar desde el Gobierno.

“Muchos creo que dudaron de la consecuencia, del compromiso. Se pensó que por ahí había una hoja de ruta. Anoche, al conversar con el presidente, lo he visto más convencido en resolver todos los problemas que por años no se han resuelto”, aseguró Bellido Ugarte.

Según fuentes oficialistas, el jefe de Estado constantemente es presionado por Cerrón y Bellido para continuar con el ideario de Perú Libre y no firmar “una hoja de ruta”, porque el hacerlo significaría perder el apoyo de la facción cerronista al interior de la bancada oficialista, además de enfrentarse a marchas organizadas por radicales en todo el país.

CAMBIOS

Por su lado, Pedro Castillo ya habría tomado la decisión de sacar a Bellido y otros miembros del gabinete, sin embargo estaría buscando apoyo para enfrentar la embestida de Perú Libre y Vladimir Cerrón. Ante ese escenario, según las mismas fuentes, todo podría suceder, ya que el jefe de Estado podría entrar en negociaciones con el dueño de Perú Libre para que lo deje gobernar.

Ayer corrió con fuerza las versiones que la exministra Aída García Naranjo reemplazaría a Bellido. También estaría en el bolo el Canciller Óscar Maúrtua. Asimismo estarían con un pie fuera del gabinete Iber Maraví (Trabajo), Iván Merino (Energía y Minas) y Rubén Ramírez (Ambiente).


Más recientes