Castillo de Chancay, una joya del pasado

0
680
Castillo de Chancay

El Castillo de Chancay ocupa un área de aproximadamente 15 mil metros cuadrados con servicio de alojamiento, zona de campamento, restaurantes, piscinas, hermosos miradores con vista al mar y shows musicales todos los fines de semana de verano

 

El Castillo de Chancay forma parte de una familia de varias generaciones, que guarda en su círculo la historia, cultura y mucho romanticismo.Su camino empedrado nos conduce a sus rincones rodeados de un verdoso jardín. El castillo de la familia Boggio, como se conoció, fue construida en lo alto del acantilado de Chancay en 1924 por encargo de Consuelo Amat y León Rolando, ilustre limeña que nació en 1896, ella es el punto de inicio del majestuoso e impresionante Castillo de Chancay.

Duró 10 largos años de 1924 a 1935, el estilo que presenta es el medieval de influencia castellana. Consuelo fue biznieta de un virrey, uno de los más educados, Manuel Amat y Juniet. A este gobernante se le relaciona con la primera artista peruana Micaela Villegas, la famosa “Perricholi”.

Desde pequeña fue una dama de gran sensibilidad artística, todos sus recuerdos de amor y vivencias lo plasmó en 400 poemas escritos y publicados en dos tomos. Uno de ellos llamado “Sándalo” dedicado a su madre y el libro de poemas “Hojas” dedicado a la memoria de su esposo, el ilustre italiano don Rómulo Boggio, con quien se casó a la edad de 19 años.Asimismo, en memoria de su esposo, construyó el castillo después de un viaje que hizo a Europa.

Lo diseñó al estilo barroco. El rostro del león se encuentra en todas partes y es que representa el apellido de la ilustre señora. Ella misma dibujó los planos arquitectónicos del lugar y también estuvo a cargo de la supervisión de la obra. Doña Libia Boggio Amat y León, una de las hijas de doña Consuelo, se casó con el coronel Juan Francisco Barreto Saavedra, ella heredó la sensibilidad artística de su madre. Y uno de sus hijos don Juan Winston Barreto Boggio decidió continuar con esta hermosa obra arquitectónica.

Dentro de los años 60 al 90, el lugar estuvo en completo abandono y es en los 90 iba a ser vendido a los jesuitas para convertirlo en un monasterio. Sin embargo, Juan Winston Barreto Boggio, el nieto de doña Consuelo, comenzó con su reconstrucción.

 

Atractivos

En la actualidad este sitio es considerado un gran complejo turístico que atrae a mucha gente de todas partes del Mundo, y lo mejor de todo, está muy cerca de Lima, perfecto para pasar un full day en familia.

Y es que además de sus ambientes históricos como son: la Sala de los Recuerdos, el Museo Antropológico de la Cultura de Chancay, el Museo Natural y el Mirador de La Covadonga, también cuenta con lugares de esparcimiento como restaurantes, hoteles, áreas para acampar, canchas deportivas, piscinas y tiendas de artesanía.

 

Salón de los Recuerdos

Los retratos del matrimonio de Doña Consuelo, junto con sus hijos, están por toda la sala, así como los muebles de la época, adornos y objetos que hacía uso en su momento. Desde la entrada y a primera vista podemos observar una antigua plancha de carbón y varias maletas, que más parecen baúles de gran tamaño y también bastante pesados. Prácticamente son «roperos portátiles» que utilizaban para sus largos viajes.

Uno de los lugares más importantes de este recinto es el Salón de los Recuerdos, donde se aprecia la antigua habitación principal de la fundadora, Doña Consuelo Amat. Tras pasar por algunas salas, al fondo se encuentra su cama, a un lado la cuna de un bebé y al otro el coche de bebé, con el que saldría a dar largos y tranquilos paseos por Lima. También roperos y espejos que con solo verlo te hacen retroceder en el tiempo.

 

Galería Barreto Boggio Amat y León

Continuando con la visita guiada, encontramos una galería fotográfica, donde se observa el antes y después del Castillo de Chancay, además del árbol genealógico de las familias Amat y León (familia de la fundadora).En un futuro, esta propiedad pasaría a manos de los hijos de Juan Barreto, ya que la propiedad es privada, no le pertenece al Estado, lo único que pertenece al Estado es el Museo de la Cultura Chancay, por lo que las piezas son prestadas para que puedan ser exhibidas al público.

 

Cómo llegar

Se encuentra en la provincia de Huaral a orillas del mar del distrito de Chancay, a aproximadamente hora y media desde Lima en auto. Un desvío por la Panamericana Norte lo conducirá a este espectacular lugar de estilo medieval.

Si el transporte es por bus, tomar los que van al Norte Chico (Huaral, Chancay, Huacho, Barranca, etc) que salen del Centro de Lima o en la misma Panamericana Norte («paradero Tubos» aprox. 200 mts de las tiendas Metro de Independencia). Según castillodechancay.com, el Transporte Z-Bus Sale del final de la Av. Abancay o en la Panamericana Norte.