More

    China construye enorme centro de cuarentena contra el COVID-19

    Estos edificios de cuarentena albergarán en los próximos días a aquellas personas con resultado positivo al coronavirus

    En la ciudad de Shijiazhuang, en el norte de China, se construye a toda prisa un gran centro de cuarentena, con una capacidad de más de 4 000 personas, para frenar el brote de la Covid-19.

    Según informes de los medios locales, los equipos de construcción trabajan día y noche en el lugar, donde ya instalaron miles de unidades prefabricadas.

    La cadena estatal CCTV mostró a trabajadores con chalecos reflectantes y cascos de seguridad construyendo estructuras en la oscuridad.

    En los edificios terminados, ondeaban banderas con los nombres de los equipos de construcción y las unidades del Partido Comunista.

    Estos edificios de cuarentena en la ciudad de Shijiazhuang están equipados con baños, wifi y aire acondicionado y cuando estén terminados, en los próximos días, albergarán a los casos contactos de los pacientes con resultado positivo al coronavirus.

    MEDIDAS ESTRICTAS

    China había logrado hasta ahora controlar en gran medida el virus, mientras el resto del mundo luchaba contra el aumento del número de muertes y los hospitales saturados.

    Sin embargo, una serie de pequeños brotes localizados ha llevado a las autoridades chinas a ordenar test masivos, confinamientos estrictos y a prepararse para trasladar pueblos enteros a centros de cuarentena para acabar con el brote.

    La situación en las afueras de Shijiazhuang, en el norte de China, recuerda los esfuerzos de Pekín a principios del año pasado para construir en pocos días hospitales de campaña improvisados en Wuhan.

    Estos edificios de cuarentena albergarán en los próximos días a aquellas personas con resultado positivo al coronavirus

    En la ciudad de Shijiazhuang, en el norte de China, se construye a toda prisa un gran centro de cuarentena, con una capacidad de más de 4 000 personas, para frenar el brote de la Covid-19.

    Según informes de los medios locales, los equipos de construcción trabajan día y noche en el lugar, donde ya instalaron miles de unidades prefabricadas.

    La cadena estatal CCTV mostró a trabajadores con chalecos reflectantes y cascos de seguridad construyendo estructuras en la oscuridad.

    En los edificios terminados, ondeaban banderas con los nombres de los equipos de construcción y las unidades del Partido Comunista.

    Estos edificios de cuarentena en la ciudad de Shijiazhuang están equipados con baños, wifi y aire acondicionado y cuando estén terminados, en los próximos días, albergarán a los casos contactos de los pacientes con resultado positivo al coronavirus.

    MEDIDAS ESTRICTAS

    China había logrado hasta ahora controlar en gran medida el virus, mientras el resto del mundo luchaba contra el aumento del número de muertes y los hospitales saturados.

    Sin embargo, una serie de pequeños brotes localizados ha llevado a las autoridades chinas a ordenar test masivos, confinamientos estrictos y a prepararse para trasladar pueblos enteros a centros de cuarentena para acabar con el brote.

    La situación en las afueras de Shijiazhuang, en el norte de China, recuerda los esfuerzos de Pekín a principios del año pasado para construir en pocos días hospitales de campaña improvisados en Wuhan.

    Más recientes