19.2 C
Lima
Viernes, Diciembre 4, 2020

Contra la falsificación de la historia sobre el terrorismo

Rechazamos enérgicamente los contenidos que el Ministerio de Educación ha difundido por la TV de señal abierta, destinado al aprendizaje de los adolescentes escolares de secundaria. Porque atentan contra la verdad histórica y la dignidad nacional, porque denigran a nuestras Fuerzas Armadas y Fuerzas Policiales y la memoria de sus miembros que combatieron, ofrendaron sus vidas o quedaron mutilados defendiendo a la población civil, de los ataques terroristas (1980-1997, y en el VRAEM hasta la actualidad) perpetradas por el Partido Comunista Peruano (alias “Sendero Luminoso”).

Expresamos nuestra extrañeza con repudio a los precedentes que, en el mismo sentido, se han venido dando en lo que va del Gobierno del presidente Martín Vizcarra, como los mensajes que distorsionan el rol de las Fuerzas Armadas en su lucha contra el terrorismo en el Lugar de la Memoria (LUM), así como el premio con subvención económica por el Ministerio de Cultura a la película sobre el dirigente trotskista Hugo Blanco, durante la etapa guerrillera de su testimonio político.

Denunciamos que es peligroso para la paz de la Nación, que desde el Gobierno irresponsablemente se trastoque la objetividad de la historia, tratando de reescribirla, una historia que a muchos nos tocó vivir. Y la influencia malsana que puede afectar la administración de justicia, la que aún tiene el manejo de casos contra miembros de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Policiales, así como el juzgamiento de dirigentes de las organizaciones terroristas.

Rechazamos enérgicamente los contenidos que el Ministerio de Educación ha difundido por la TV de señal abierta, destinado al aprendizaje de los adolescentes escolares de secundaria. Porque atentan contra la verdad histórica y la dignidad nacional, porque denigran a nuestras Fuerzas Armadas y Fuerzas Policiales y la memoria de sus miembros que combatieron, ofrendaron sus vidas o quedaron mutilados defendiendo a la población civil, de los ataques terroristas (1980-1997, y en el VRAEM hasta la actualidad) perpetradas por el Partido Comunista Peruano (alias “Sendero Luminoso”).

Expresamos nuestra extrañeza con repudio a los precedentes que, en el mismo sentido, se han venido dando en lo que va del Gobierno del presidente Martín Vizcarra, como los mensajes que distorsionan el rol de las Fuerzas Armadas en su lucha contra el terrorismo en el Lugar de la Memoria (LUM), así como el premio con subvención económica por el Ministerio de Cultura a la película sobre el dirigente trotskista Hugo Blanco, durante la etapa guerrillera de su testimonio político.

Denunciamos que es peligroso para la paz de la Nación, que desde el Gobierno irresponsablemente se trastoque la objetividad de la historia, tratando de reescribirla, una historia que a muchos nos tocó vivir. Y la influencia malsana que puede afectar la administración de justicia, la que aún tiene el manejo de casos contra miembros de las Fuerzas Armadas y Fuerzas Policiales, así como el juzgamiento de dirigentes de las organizaciones terroristas.

Más recientes