Crónicas de un Juicio Penal: “El Caso de Villarán y su Entorno” (IV)

0
971

“El ‘Todo’ es más que la suma de sus partes”

Por: Edgardo Palomino Martínez / Como es de conocimiento público a raíz de lo declarado por José Miguel Castro Gamarra (a) “Budián”, el Fiscal Puma Quispe ha dispuesto que se inicie investigación preliminar contra Marisa Glave Remy, Anel Townsend Diez Canseco Jorge Nieto Montesinos y otros por los presuntos delitos de cohecho, lavado de activos y organización criminal. Asimismo, ha dispuesto que se formalice la investigación preparatoria de Freddy Chirinos Castro –accionista de la empresa CHISAC, de la que también es socio Pedro Salinas Chacaltana– por los supuestos delitos de cohecho activo genérico y lavado de activos.

Como he informado anteriormente, denuncié a Anel Towsend y a otros en julio de 2019, habiendo el mismo Fiscal Puma declarado “No ha Lugar” la denuncia. Llama la atención que el referido Fiscal recién inicie una investigación a partir de la declaración de un candidato a colaborador eficaz, cuando dicha denuncia contenía todos los indicios para hacerlo, los mismos que han sido expuestos en las crónicas anteriores.

Con ésta y otras crónicas pretendo seguir colaborando en la lucha contra la corrupción sobre un tema que he investigado profundamente. Es mi deseo que el Fiscal Puma las tome en cuenta y cumpla con su deber de investigar.

El título de esta crónica, advierte que no hay que ver el árbol sino ver el bosque.  El Ministerio Público en el caso de Susana Villarán decidió procesarla sólo por “los aportes de campaña” (el árbol) realizados por las corruptas Odebrecht y OAS y desistió ver todo el problema en su conjunto, por lo que los Fiscales habrían violado su juramento de defender, cumplir y hacer cumplir la Constitución y las Leyes.

Los Peruanos queremos la Verdad y, en este caso, caiga quien caiga, sean procesados todos los responsables de la corrupción que habría existido al interior de la MML entre el enero del 2011 y diciembre del 2014; que, de ser cierto, aún están en el momento oportuno de rectificar su equivocado proceder.

La mayoría de aquellos que han analizado el “Caso Villarán” coinciden en que la corrupción en la MML durante su período como alcaldesa se habría iniciado en el 2011 y, quizás, antes de que jurase el cargo. También coinciden que durante el 2011 y 2012 su gestión se habría limitado a la contratación de consultorías –que supuestamente se asignaban a sus “amigos” y a los “amigos” de su entorno político cercano y no a la realización de las obras que Lima necesitaba.

Pero antes de regresar al “Caso Lava Jato”, donde “Budián” está tratando de hacer méritos como aspirante a colaborador eficaz, es importante que prestemos atención al siguiente gráfico, que fue publicado en la Crónica II de esta serie.

Por las delaciones de “Budián” se iniciaron las investigaciones preliminares contra Marisa Glave y Anel Townsend por los presuntos delitos de cohecho (en todas sus modalidades), lavado de activos y organización criminal; confirmándose varias de las hipótesis contenidas en “Crónicas de una administración municipal corrupta” publicadas por este diario. Con ellas 4 de 6 de la supuesta “Cúpula” de la presunta “Organización Criminal Villarán” están por fin bajo la lupa.

Las recientes declaraciones de Freddy Chirinos, confirman el lugar donde Paola Ugaz está ubicada en la escena de la corrupción al interior de la MML entre 2011 y 2014, quedando reiterado una vez más que Ugaz debe ser incluida como investigada.

Es importante que el Fiscal Puma Quispe, sobre la base de estas nuevas evidencias retroceda y revise nuestra denuncia de 1 de julio de 2019, así como las entregas IX y X de “Crónicas de una administración municipal corrupta” que explican los sospechosos viajes de Ugaz a Panamá.  Y respecto a Augusto Rey Hernández de Agüero existe tanta evidencia difundida en los medios de comunicación desde el 19 de mayo de 2019, en que el programa dominical “Panorama” destapó el “Caso de los correos con OAS”, que deberían incluirlo en la investigación y sentarlo al lado de Valfredo de Assis Ribeiro, ahora que este último también ha sido incluido en las investigaciones preliminares.

Estos “personajes” que aparecen en el cuadro de arriba, según diversas fuentes, también serían responsables de un daño patrimonial al Pueblo Limeño y al Estado muy superior a US$75 Millones, tan sólo considerando lo que se sabe:

  • US$40.3 Millones en pago de consultorías y asesorías inservibles, supuestamente asignadas al entorno de amigos de Villarán y “La Cúpula”.
  • Por Determinar: Incremento de personal directo y vía los CAS injustificado e ineficiente;
  • US$11.2 Millones maculados para campañas (sin contar la coima que “Budian” presuntamente cobró por la firma del “Acta-Contrato” de febrero de 2012 –y que Alfredo de Assis Ribeiro Filho, representante de OAS, reclamó a Augusto Rey mediante correo del 7 de febrero de 2012–; y, la presunta coima que Augusto Rey habría cobrado en Panamá, en enero de 2013, a Trombeta el contador de OAS);
  • US$500 Mil entregados directamente de la Caja 2 por Odebrecht a Villarán; US$350 Mil entregados directamente de la Caja 2 por Odebrecht a “Budian”;
  • US$7 Millones pagados por Pinheiro a “Budian” en el Hotel Westin;
  • US$2.139 Millones de sobreprecio del terreno de Campoy (Caso Shipibo-Konibo); y,
  • US$13 Millones de incremento de publicidad municipal.

Como señala el título de esta crónica, el todo es más que la suma de sus partes, y un perjuicio –presuntamente doloso– al Erario Municipal de la magnitud de US$75 Millones no es creíble que sólo podría ser atribuible a Susana Villarán y a José Miguel Castro – “Budián”; necesariamente se habría requerido de la participación de más actores; y, los sospechosos adicionales serían Glave, Rey, Huilca, Townsend y Ugaz: “La Cúpula”; y, otros más.

Si el señor Fiscal Rafael Vela Barba y su “Equipo Especial del Caso Lava Jato” sólo están investigando US$11.2 Millones y a Villarán y “Budián”; y ahora a Glave y Townsend –cuatro miembros de “La Cúpula” –: ¿quién está investigando los restantes US$63.8 Millones y a los sospechosos de tremendo despropósito?

¿A quién le preguntamos? ¿A la doctora Milagros Erika Pereda Valderrama, Fiscal Superior Coordinadora Nacional de las Fiscalías Especializadas en Extinción de Dominio –quién también tiene a su cargo la Fiscalía Superior Coordinadora Nacional de las Fiscalías Especializadas en Delitos de Lavado de Activos? ¿Al doctor Octaviano Omar Tello Rosales, Fiscal Superior Coordinador Nacional de las Fiscalías Superiores Especializadas en Delitos de Corrupción de Funcionarios?

¿A la señora Fiscal de la Nación doctora Zoraida Ávalos Rivera? o ¿Al Fiscal Supremo Pablo Sánchez Velarde, recientemente denunciado por el Fiscal Supremo Tomás Gálvez por el supuesto encubrimiento que ha realizado a favor de la empresa Odebrecht; y, supuesto gran amigo de la izquierda caviar, del IDL y del IDL-R?

Lo cierto es que al Pueblo peruano el Ministerio Público le estaría debiendo más de 63.8 millones de explicaciones con relación al presunto caso de corrupción que se produjo al interior de la MML, entre enero de 2011 y diciembre de 2014; o, será, como dice el constitucionalista Enrique Ghersi: “…habida cuenta de que en el Ministerio Publico (…) existe presencia mayoritaria de magistrados de izquierda, donde la influencia del IDL y de la izquierda es muy grande, poco debemos descartar el hecho de no atacarla directa o indirectamente implica un respaldo implícito o tácito” a Susana Villarán.

Continuará…

Redactada la presente nota periodística por quien la suscribe.

Firmado en la Ciudad de Lima el día 10 de julio de 2020

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.