22 C
Lima
Miércoles, Enero 20, 2021

Desesperación del Polisario tras el éxito de Marruecos en el Guerguerat

La intervención de las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos en el cruce fronterizo del Guerguerat, que separa Marruecos de Mauritania, puso fin al bloqueo causado por las milicias del Polisario, restaurando la libre circulación de personas y bienes y sin registrar ninguna víctima.

Esta firme acción que se llevó a cabo tras el fracaso de todas las tentativas diplomáticas para poner fin definitivamente a las inadmisibles violaciones del alto el fuego, de los acuerdos militares y de las resoluciones del Consejo de Seguridad por el Polisario, se ha desarrollado de manera pacífica, sin ninguna amenaza o daño a la vida y la seguridad de los civiles, y hasta en presencia de la MINURSO, que la observó plenamente.

Ante el éxito de la intervención legitima de Marruecos, una sistemática campaña mediática de desinformación, que se basa sobre todo en difundir fake news, falsas imágenes y videos antiguos, con el fin de dar cuerpo a una propaganda de falacias, sólo muestra la gran desesperación del Polisario y su aislamiento en la comunidad internacional.

Por su parte, Marruecos recibió un firme apoyo de un gran número de países africanos, árabes, europeos, latinoamericanos y caribeños, así como de organizaciones internacionales y regionales, quienes expresaron su apoyo unánime a la acción decisiva y pacifica que restableció la libre circulación de bienes y personas en el cruce del Guergarate.

Queda claro que la única intención del grupo separatista del Polisario, apoyado exclusivamente por Argelia, quien le presta apoyo político, logístico, financiero y diplomático, es socavar la paz, la seguridad y el desarrollo de la región del Sáhara marroquí, donde los ciudadanos gozan de todos sus derechos y participan en la vida política, económica y cultural del país.

El apoyo de Argelia a estas milicias ligadas a grupos terroristas se refleja incluso en los medios de la prensa oficial argelina que se ha convertido en un órgano de propaganda contra Marruecos, un Estado soberano, miembro de las Naciones Unidas y proveedor de la paz y la estabilidad en su entorno, violando flagrantemente los principios consagrados en la Declaración sobre las relaciones de amistad y de buena vecindad entre los Estados.

Mientras el Polisario intenta manipular y confundir la opinión publica internacional en torno a lo que pasa realmente en la zona del Guerguerat, difundiendo mentiras y informaciones falsas, haciendo llamados a la guerra y comunicando de manera oficial la ruptura del acuerdo del alto el fuego, Marruecos, ferviente defensor de la paz y de la seguridad, sigue reafirmando su constante apego al alto el fuego y su apoyo a los esfuerzos del secretario general de las Naciones Unidas en el marco de un proceso político que implica a las verdaderas partes involucradas, especialmente Argelia, para encontrar una solución realista y realizable en el marco de la soberanía de Marruecos.

Ya es hora de destapar la verdadera cara de este grupo terrorista, que pretende sumergir la región sahelo-sahariana en el nido del terrorismo y de la anarquía, y de aceptar de una vez por todas, que el único modo de poner fin a este conflicto regional es aceptar la Iniciativa marroquí de Autonomía para el Sahara, saludada por la comunidad internacional y considerada como base de una solución realista y realizable.

No se puede negar que Marruecos juega un rol estratégico en la escena internacional, particularmente en el ámbito del mantenimiento de la paz, la seguridad y la estabilidad, así como en la lucha contra el tráfico de drogas y el terrorismo, en especial en la región del Sahel. En la crisis libia, por ejemplo, Marruecos ha sido elogiado a nivel internacional por su implicación serena e imparcial, al acoger el dialogo inter-libio para unificar las visiones sobre el proceso político e institucional en Libia.

La intervención de las Fuerzas Armadas Reales de Marruecos en el cruce fronterizo del Guerguerat, que separa Marruecos de Mauritania, puso fin al bloqueo causado por las milicias del Polisario, restaurando la libre circulación de personas y bienes y sin registrar ninguna víctima.

Esta firme acción que se llevó a cabo tras el fracaso de todas las tentativas diplomáticas para poner fin definitivamente a las inadmisibles violaciones del alto el fuego, de los acuerdos militares y de las resoluciones del Consejo de Seguridad por el Polisario, se ha desarrollado de manera pacífica, sin ninguna amenaza o daño a la vida y la seguridad de los civiles, y hasta en presencia de la MINURSO, que la observó plenamente.

Ante el éxito de la intervención legitima de Marruecos, una sistemática campaña mediática de desinformación, que se basa sobre todo en difundir fake news, falsas imágenes y videos antiguos, con el fin de dar cuerpo a una propaganda de falacias, sólo muestra la gran desesperación del Polisario y su aislamiento en la comunidad internacional.

Por su parte, Marruecos recibió un firme apoyo de un gran número de países africanos, árabes, europeos, latinoamericanos y caribeños, así como de organizaciones internacionales y regionales, quienes expresaron su apoyo unánime a la acción decisiva y pacifica que restableció la libre circulación de bienes y personas en el cruce del Guergarate.

Queda claro que la única intención del grupo separatista del Polisario, apoyado exclusivamente por Argelia, quien le presta apoyo político, logístico, financiero y diplomático, es socavar la paz, la seguridad y el desarrollo de la región del Sáhara marroquí, donde los ciudadanos gozan de todos sus derechos y participan en la vida política, económica y cultural del país.

El apoyo de Argelia a estas milicias ligadas a grupos terroristas se refleja incluso en los medios de la prensa oficial argelina que se ha convertido en un órgano de propaganda contra Marruecos, un Estado soberano, miembro de las Naciones Unidas y proveedor de la paz y la estabilidad en su entorno, violando flagrantemente los principios consagrados en la Declaración sobre las relaciones de amistad y de buena vecindad entre los Estados.

Mientras el Polisario intenta manipular y confundir la opinión publica internacional en torno a lo que pasa realmente en la zona del Guerguerat, difundiendo mentiras y informaciones falsas, haciendo llamados a la guerra y comunicando de manera oficial la ruptura del acuerdo del alto el fuego, Marruecos, ferviente defensor de la paz y de la seguridad, sigue reafirmando su constante apego al alto el fuego y su apoyo a los esfuerzos del secretario general de las Naciones Unidas en el marco de un proceso político que implica a las verdaderas partes involucradas, especialmente Argelia, para encontrar una solución realista y realizable en el marco de la soberanía de Marruecos.

Ya es hora de destapar la verdadera cara de este grupo terrorista, que pretende sumergir la región sahelo-sahariana en el nido del terrorismo y de la anarquía, y de aceptar de una vez por todas, que el único modo de poner fin a este conflicto regional es aceptar la Iniciativa marroquí de Autonomía para el Sahara, saludada por la comunidad internacional y considerada como base de una solución realista y realizable.

No se puede negar que Marruecos juega un rol estratégico en la escena internacional, particularmente en el ámbito del mantenimiento de la paz, la seguridad y la estabilidad, así como en la lucha contra el tráfico de drogas y el terrorismo, en especial en la región del Sahel. En la crisis libia, por ejemplo, Marruecos ha sido elogiado a nivel internacional por su implicación serena e imparcial, al acoger el dialogo inter-libio para unificar las visiones sobre el proceso político e institucional en Libia.

Más recientes