Doble moral

0
654
Persecución política
Persecución política

John Colonio

Congresistas del Frente Amplio y de Nuevo Perú, que llegaron al Parlamento de la mano de Verónica Mendoza, salieron a defender, sin ningún rubor, al régimen del dictador Nicolás Maduro y rechazaron la posición del Gobierno Peruano, que respaldó la posición de Estados Unidos de nombrar presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

Esta postura de los rojos no sorprende, nunca ocultaron su simpatía por el chavismo encarnado en Hugo Chávez y en su sucesor Nicolás Maduro, que ha traído hambre y miseria al pueblo venezolano.

El chavismo instauró en Venezuela una dictadura con ropaje de democracia, al llegar al poder el sátrapa Hugo Chávez intervino todos los poderes públicos para perpetuarse por más de 10 años en el poder bajo la llamada “revolución bolivariana”.

Los medios de comunicación y periodistas fueron perseguidos por el régimen chavista, incluso en el 2007, Hugo Chávez cerró el canal de televisión RCTV, por sus constantes denuncias al gobierno, recientemente su sucesor Nicolás Maduro ha sido acreditado como el “mayor violador de la libertad de prensa” por parte del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) y asociaciones internacionales como Reporteros sin Fronteras.

Es que todos los gobiernos dictatoriales, bajo fachada de democracia, les gusta afectar la libertad de expresión, los periodistas somos incómodos para el poder, el chavismo se aseguró de manipular la información para maquillar la verdad, pero nada dura para siempre y hoy el pueblo venezolano ha salido a las calles a sacar al dictador.

Felizmente, la mayoría de partidos políticos en el Perú han salido a respaldar, como debe ser, la postura democrática del gobierno peruano de reconocer a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela.

Al parecer los seguidores de Verónica Mendoza y Marco Arana privilegian sus coincidencias ideológicas con el chavismo, que la defensa de los derechos humanos de nuestros hermanos venezolanos, doble moral.

Mientras Maduro se aferra con uñas al poder, al menos 26 personas han muerto durante las protestas antigubernamentales ocurridas en las últimas horas en Venezuela, según informó la ONG Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS). Todo demócrata tiene que salir a condenar la dictadura, ello más allá de simpatías o antipatías ideológicas.