More

    El Madrid no aprovecha la oportunidad en el Di Stéfano

    Un penalti discutible de Militao que invalidó otro a Karim mató a un Madrid mejor en pleno intento de remontada. Con este resultado, el Barça aún puede soñar con LaLiga

    En la previa del partido, el técnico del Real Madrid decidió atacar con Fede Valverde, Benzema y Vinicius. Además, Zidane formó su mediocampo con Modric (Asensio, 65′), Casemiro y Toni Kroos. En cambio, el entrenador del Sevilla conformó su ataque con Suso (Óscar, 84′), Papu Gómez y Ocampos.

    En la primera parte, Odriozola centró y Benzema cabeceó al primer palo donde Bono estuvo despistado y se tragó el gol. Un pie en fuera de juego del lateral detectado por el VAR invalidó el tanto. Luego, Rakitic cabeceó un centro con la izquierda de Navas, dejó el balón a los pies de Fernando, quien recortó a Casemiro y marcó el 1-0.

    En la segunda parte, el Madrid pisó el acelerador y encerró a un Sevilla que dejó en la caseta la actitud valiente del primer tiempo. Por ello, el gol tenía que llegar y tras balón recuperado por Benzema, Kroos vio a Asensio, quien fusiló por el palo corto. Después, Militao desvió el balón con la mano en el área. El árbitro dejó seguir la contra blanca, pero el VAR avisó de la mano de Militao.

    Por último, Rakitic la transformó engañando a Courtois y el partido volvió a dar un giro radical. Por consiguiente, el Madrid se volcó en el arreón final y tuvo mucha fortuna. En pleno acoso, Kroos buscó el disparo lejanísimo, con potencia. En el camino se cruzó Hazard, tocó levemente y desvió lo justo para despistar a Bono. Honor a los blancos y a un Sevilla a la altura de los más grandes.

    Un penalti discutible de Militao que invalidó otro a Karim mató a un Madrid mejor en pleno intento de remontada. Con este resultado, el Barça aún puede soñar con LaLiga

    En la previa del partido, el técnico del Real Madrid decidió atacar con Fede Valverde, Benzema y Vinicius. Además, Zidane formó su mediocampo con Modric (Asensio, 65′), Casemiro y Toni Kroos. En cambio, el entrenador del Sevilla conformó su ataque con Suso (Óscar, 84′), Papu Gómez y Ocampos.

    En la primera parte, Odriozola centró y Benzema cabeceó al primer palo donde Bono estuvo despistado y se tragó el gol. Un pie en fuera de juego del lateral detectado por el VAR invalidó el tanto. Luego, Rakitic cabeceó un centro con la izquierda de Navas, dejó el balón a los pies de Fernando, quien recortó a Casemiro y marcó el 1-0.

    En la segunda parte, el Madrid pisó el acelerador y encerró a un Sevilla que dejó en la caseta la actitud valiente del primer tiempo. Por ello, el gol tenía que llegar y tras balón recuperado por Benzema, Kroos vio a Asensio, quien fusiló por el palo corto. Después, Militao desvió el balón con la mano en el área. El árbitro dejó seguir la contra blanca, pero el VAR avisó de la mano de Militao.

    Por último, Rakitic la transformó engañando a Courtois y el partido volvió a dar un giro radical. Por consiguiente, el Madrid se volcó en el arreón final y tuvo mucha fortuna. En pleno acoso, Kroos buscó el disparo lejanísimo, con potencia. En el camino se cruzó Hazard, tocó levemente y desvió lo justo para despistar a Bono. Honor a los blancos y a un Sevilla a la altura de los más grandes.

    Más recientes