El mundo tiembla ante el coronavirus

0
168
La crisis en China por el coronavirus
La crisis en China por el coronavirus

Los suministros para combatir el coronavirus se están agotando en China, y si esto se produjera sin haber conseguido fuentes de reposición, la Organización Mundial de la Salud- OMS ha dicho que decretaría una emergencia mundial.

La crisis en China por el coronavirus de Wuhan, epicentro del contagio, están alcanzan dimensiones incontrolables  niveles. El número de casos en su territorio ya alcanza los 56 muertos y supera los 1.700 infectados, una cifra que tiende a aumentar cada día. Entre los fallecidos se encuentra uno de los médicos que trataba a estos pacientes en Wuhan, identificado como Liang Wudong, de 62 años.

El fallecimiento del médico ha puesto de relieve los riesgos a los que se está exponiendo el personal médico de Wuhan y otras 13 ciudades de la provincia de Hubei, en las que se encuentran encerradas por cuarentena un total de 46 millones de personas. Las autoridades sanitarias ya habían confirmado hacía días que entre los contagiados se encontraban 15 médicos y enfermeros, todos menos uno infectados por un único paciente, un hombre al que se le practicó una operación cerebral. También murió este jueves, por un paro cardiaco mientras asistía a enfermos, otro doctor, Jiang Jijun, especialista en dolencias infecciosas.

 

El desbordamiento de los hospitales es palpable en numerosos vídeos que circulan por las redes sociales pese a la censura. En alguno se puede ver a una enfermera que solloza de agotamiento; en otro, una mujer que se describe también como enfermera denuncia la presencia de tres cuerpos en un pasillo que nadie tiene tiempo de retirar. En otros se ven unas salas de espera completamente saturadas. Algunos hospitales han comenzado a rechazar pacientes ante la imposibilidad de atenderlos.

 

Crece la alarma

No se trata solo de agotamiento. Los niveles de suministros para atender a los enfermos están descendiendo a niveles de alarma, hasta el punto de que los hospitales públicos han lanzado un llamamiento solicitando donaciones. Piden mascarillas, batas quirúrgicas, desinfectantes, gafas protectoras. Los suministros, según ha publicado el periódico de propiedad estatal ThePaper, solo llegan para tres o cinco días. Un funcionario provincial citado por Reuters ha reconocido que las reservas de esos materiales se encuentran en niveles muy bajos y la crisis continúa en niveles graves. Según este funcionario, hasta el momento se han recibido donaciones de 1,2 millones de máscaras y unos 30 millones de yuan (más de cuatro millones de euros).

En un indicio de la importancia de la crisis, el presidente chino, Xi Jinping, presidió este sábado, en un día de año nuevo que en cualquier otro momento hubiera sido de inactividad absoluta, una reunión del Politburó, el órgano de dirección del Partido Comunista, dedicada específicamente al estudio de medidas. El suministro de materiales a Hubei y Wuhan debe quedar garantizado, insistieron los líderes, según la cadena de televisión estatal CCTV.

Para tratar de paliar las carencias lo antes posible, y en un indicio de lo urgente de la situación, Wuhan construirá a toda prisa, en dos semanas, un segundo hospital dedicado exclusivamente a los pacientes del coronavirus, con capacidad para 1.300 camas. Este centro, según ha revelado el Diario del Pueblo, se sumará al que ya se dio a conocer este viernes, que ha comenzado a edificarse con módulos prefabricados y que se tiene previsto completar en solo 10 días, para aportar un millar de camas.

 

Prohibición del tráfico de autos

Y para alentar a los 11 millones de habitantes de Wuhan a que permanezcan en casa y eviten así los contagios, el gobierno municipal ha anunciado la prohibición del tráfico de autos en el área central de la ciudad a partir de la medianoche. Solo podrán circular vehículos especialmente autorizados para casos de emergencia o que se encargarán de transportar alimentos y medicinas a quienes se encuentren impedidos, siempre tras la aprobación de un comité vecinal.

El contagio se ha extendido ya a una decena de países en cuatro continentes: Francia, que ha confirmado tres casos en su suelo, ha sido el primero en Europa. Australia y Malasia también han confirmado sus primeros positivos, que con los ya constatados en Estados Unidos, Corea del Sur, Japón, Taiwán, Vietnam, Nepal, Singapur y Tailandia suman más de una treintena.

En China, el coronavirus ya se extiende por todas las provincias excepto Tíbet. El paciente más joven es un niño de dos años, en la región sureña de Guangxi. Pero la gran mayoría se encuentra en la provincia de Hubei.

 

¿Qué es el coronavirus?

Los coronavirus son virus muy frecuentes y conocidos por la comunidad médica. Probablemente, la mayoría de las personas ha tenido alguna infección por coronavirus, ya que son una de las causas principales del resfrío común que conlleva tos, estado gripal y estornudo. Pero algunas veces, estos virus tienen la capacidad de hacer cambios en su esquema genético o lo que llamamos mutaciones.

Así fue que a principios de este siglo, en 2003, un coronavirus se convirtió en un virus muy peligroso y fue conocido como síndrome respiratorio agudo grave (SARS). Años después otro coronavirus produjo una enfermedad muy frecuente en Medio Oriente y se lo llamó MERS. Y hoy el mundo está atento a este nuevo virus que proviene de China. El coronavirus de Wuhan, conocido provisionalmente como 2019-nCoV, puede causar síntomas similares a la gripe corriente, como tos, fiebre o dificultad para respirar, que pueden derivar en neumonía.