19.9 C
Lima
Jueves, Enero 28, 2021

El show de José Domingo Pérez con Montesinos para hundir a Keiko

Por: Phillip Butters

En teoría, los abogados siempre deberían elegir la justicia antes que la Ley, en el supuesto que las formas de interpretar el derecho tuviera colisión. En el caso del fiscal José Domingo Pérez, él tendría que ser el titular de la acción penal para tipificar delitos que agraviasen bienes jurídicos tutelados como, cuerpo, vida, patrimonio privado o público, etc.

El tema de Keiko parece que para este señor va más allá del derecho y llega a ser personal. Obviamente, habiendo pesquisas de un pago ilegal en la carretera Ilo – Desaguadero, hecha en el gobierno de Alberto Fujimori, que tiene que ser investigado.
Pero citar a Montesinos a declarar del tema el día previo a verse la causa del habeas corpus de Keiko en el Tribunal Constitucional (TC) es demasiado.

A José Domingo Pérez le encanta las cámaras, le hemos visto más de una vez actos histriónicos. Montesinos, hasta donde se sabe, nunca tuvo nada que ver en temas de infraestructura. Llevarlo a opinar el día previo a lo de Keiko es una acción para generar presión en la opinión pública, sobre los magistrados del TC que tienen que ver si Keiko es o
no una presa debidamente tratada.

Para colmo, el Fiscal José Domingo ha denegado la solicitud de Pier Figari, asesor de Keiko Fujimori, para la retipificación de sus delitos, alegando que eso se lo tiene que pedir al juez.

Cuando el titular de la acción penal tiene que cumplir funciones con respecto a los delitos que ellos persiguen. Estamos hablando de una situación aberrante, cuando el común de ministros y demás funcionarios que firmaron contratos con Odebrecht están libres.

El caso máximo es el de Susana Villarán, que ha recibido plata antes, durante y después de ser alcaldesa. Está presa ella y dos de sus principales gerentes.

¿Me van a decir que José Domingo Pérez considera que Fuerza Popular es una organización criminal y no piensa lo mismo con respecto Susana Villarán? Es increíble que ni el caso de Toledo, que está documentado, se haya visto como una organización criminal. Eso pasa casi con todos los otros partidos, menos con el Apra. Porque el señor José Domingo Pérez tiene una fijación personal contra el aprofujimorismo. Porque no se entiende el cuádruple rasero de este señor.

Me pregunto si los magistrados que verán el caso de Keiko se van a dejar impresionar por esta pirotecnia de José Domingo Pérez, que por supuesto cuenta con el aplauso de los medios de comunicación.

Es un tema muy triste para la familia Fujimori, hasta el expresidente cuestionó el maltrato para su hija. Pero la situación está dada. El colmo es que hasta el momento ninguna organización feminista ni de Derechos Humanos se haya pronunciado sobre la condición de Keiko Fujimori.

Increíble que alguien que tuvo tanto poder como Fujimori hoy dé pena, y que Keiko la esté pasando muy mal. A eso se suma la desesperación de su esposo y de sus menores hijas.
Eso se va a saber el 25 de setiembre, donde pronostico que no va a pasar nada nuevo con Keiko. Penosamente parece que la justicia tiene nombre propio y la injusticia también.

Por: Phillip Butters

En teoría, los abogados siempre deberían elegir la justicia antes que la Ley, en el supuesto que las formas de interpretar el derecho tuviera colisión. En el caso del fiscal José Domingo Pérez, él tendría que ser el titular de la acción penal para tipificar delitos que agraviasen bienes jurídicos tutelados como, cuerpo, vida, patrimonio privado o público, etc.

El tema de Keiko parece que para este señor va más allá del derecho y llega a ser personal. Obviamente, habiendo pesquisas de un pago ilegal en la carretera Ilo – Desaguadero, hecha en el gobierno de Alberto Fujimori, que tiene que ser investigado.
Pero citar a Montesinos a declarar del tema el día previo a verse la causa del habeas corpus de Keiko en el Tribunal Constitucional (TC) es demasiado.

A José Domingo Pérez le encanta las cámaras, le hemos visto más de una vez actos histriónicos. Montesinos, hasta donde se sabe, nunca tuvo nada que ver en temas de infraestructura. Llevarlo a opinar el día previo a lo de Keiko es una acción para generar presión en la opinión pública, sobre los magistrados del TC que tienen que ver si Keiko es o
no una presa debidamente tratada.

Para colmo, el Fiscal José Domingo ha denegado la solicitud de Pier Figari, asesor de Keiko Fujimori, para la retipificación de sus delitos, alegando que eso se lo tiene que pedir al juez.

Cuando el titular de la acción penal tiene que cumplir funciones con respecto a los delitos que ellos persiguen. Estamos hablando de una situación aberrante, cuando el común de ministros y demás funcionarios que firmaron contratos con Odebrecht están libres.

El caso máximo es el de Susana Villarán, que ha recibido plata antes, durante y después de ser alcaldesa. Está presa ella y dos de sus principales gerentes.

¿Me van a decir que José Domingo Pérez considera que Fuerza Popular es una organización criminal y no piensa lo mismo con respecto Susana Villarán? Es increíble que ni el caso de Toledo, que está documentado, se haya visto como una organización criminal. Eso pasa casi con todos los otros partidos, menos con el Apra. Porque el señor José Domingo Pérez tiene una fijación personal contra el aprofujimorismo. Porque no se entiende el cuádruple rasero de este señor.

Me pregunto si los magistrados que verán el caso de Keiko se van a dejar impresionar por esta pirotecnia de José Domingo Pérez, que por supuesto cuenta con el aplauso de los medios de comunicación.

Es un tema muy triste para la familia Fujimori, hasta el expresidente cuestionó el maltrato para su hija. Pero la situación está dada. El colmo es que hasta el momento ninguna organización feminista ni de Derechos Humanos se haya pronunciado sobre la condición de Keiko Fujimori.

Increíble que alguien que tuvo tanto poder como Fujimori hoy dé pena, y que Keiko la esté pasando muy mal. A eso se suma la desesperación de su esposo y de sus menores hijas.
Eso se va a saber el 25 de setiembre, donde pronostico que no va a pasar nada nuevo con Keiko. Penosamente parece que la justicia tiene nombre propio y la injusticia también.

Más recientes