21.8 C
Lima
Jueves, Enero 21, 2021

En defensa del régimen económico

Por: Eduardo Farah
Para los que saben jugar ajedrez es interesante ver lo que está sucediendo en la política peruana, yo vengo trabajando un poco antes del golpe de estado de Velasco, golpe hecho a la fuerza con apoyo de las fuerzas armadas, con un final desastroso, gracias al general Morales Bermúdez nos salvamos de entrar a la órbita comandada por Cuba, en nuestro hemisferio.

El Perú fue atacado vilmente por el terrorismo, no se podía tener una producción normal ya que nuestros centros productivos eran interrumpidos por falta de fluido eléctrico y muchos peruanos inocentes perdieron la vida. Luego, en el año 1992 al señor Fujimori se le ocurrió disolver el Congreso y por supuesto el pueblo aplaudió dicha medida, pero como siempre estas cosas terminan mal, en el año 2000 el presidente renunció y se fue a vivir a Japón, volviendo después de un tiempo al Perú, siendo condenado entre otras cosas por haber realizado un golpe de estado.

Muchos de los militares que lo apoyaron sufrieron carcelería, yo hablaba del juego de ajedrez porque el verdadero fondo de lo que hoy está pasando y de lo que dicen que no es un golpe de estado, es tratar de cambiar en nuestra Constitución el modelo económico y hacer que el Perú pueda ser manejado por empresas estatales como pasó con el Presidente Velasco y eso es lo peor que nos podría pasar. Pero, como hay una orquesta dirigida por un cura, el “cura”Arana , quien no tiene ni idea de lo que es hacer una factura y que le encanta hacerle juicio a todo el mundo, es el verdadero fin de la izquierda extremista peruana.

Todos los jóvenes, incluyéndome cuando lo fui, queremos que los países sean justos y que la gente pueda tener, como debe ser, los servicios básicos necesario para vivir con dignidad, el Perú ha sido asaltado durante la época de Odebrecht sin basarse en Velasco y se han robado millones de lo que había y lo que no había.

Hoy en día sigue siendo asaltado por la delincuencia que viene a quitarle a los más necesitados celular, relojes y cosas de uso personal y esa policía que tanto esfuerzo hace para defendernos tiene que obedecer órdenes y hacerse de la vista gorda a quienes atacan a los congresistas y cerrarle el paso al pueblo que defiende según su entender de la democracia.

De todos los sistemas impuestos en la tierra para vivir bien y con todos sus defectos, el mejor es el democrático, miren como terminó Hitler, Mussolini, Leguía y tantos dictadores que ha tenido la historia del mundo. Ojalá que los que han hecho esta aventura, entiendan que la palabra en nombre del pueblo no es suficiente, el pueblo es bendito pero cambia de parecer muy rápidamente.

Una de las primeras consecuencia en la parte económica va a ser la situación de nuestra moneda y la corrida de capitales, ya que las personas que manejan estos capitales tienen edades parecidas a la mía y han vivido lo que yo he vivido y se han quedado espantados de lo que ha pasado hace dos días, la fuerza no lleva a nada. Esperemos que Dios nos ayude, como dijo en su momento Juan Carlos Hurtado Miller, el que fue ministro de Economía de Fujimori.

Por: Eduardo Farah
Para los que saben jugar ajedrez es interesante ver lo que está sucediendo en la política peruana, yo vengo trabajando un poco antes del golpe de estado de Velasco, golpe hecho a la fuerza con apoyo de las fuerzas armadas, con un final desastroso, gracias al general Morales Bermúdez nos salvamos de entrar a la órbita comandada por Cuba, en nuestro hemisferio.

El Perú fue atacado vilmente por el terrorismo, no se podía tener una producción normal ya que nuestros centros productivos eran interrumpidos por falta de fluido eléctrico y muchos peruanos inocentes perdieron la vida. Luego, en el año 1992 al señor Fujimori se le ocurrió disolver el Congreso y por supuesto el pueblo aplaudió dicha medida, pero como siempre estas cosas terminan mal, en el año 2000 el presidente renunció y se fue a vivir a Japón, volviendo después de un tiempo al Perú, siendo condenado entre otras cosas por haber realizado un golpe de estado.

Muchos de los militares que lo apoyaron sufrieron carcelería, yo hablaba del juego de ajedrez porque el verdadero fondo de lo que hoy está pasando y de lo que dicen que no es un golpe de estado, es tratar de cambiar en nuestra Constitución el modelo económico y hacer que el Perú pueda ser manejado por empresas estatales como pasó con el Presidente Velasco y eso es lo peor que nos podría pasar. Pero, como hay una orquesta dirigida por un cura, el “cura”Arana , quien no tiene ni idea de lo que es hacer una factura y que le encanta hacerle juicio a todo el mundo, es el verdadero fin de la izquierda extremista peruana.

Todos los jóvenes, incluyéndome cuando lo fui, queremos que los países sean justos y que la gente pueda tener, como debe ser, los servicios básicos necesario para vivir con dignidad, el Perú ha sido asaltado durante la época de Odebrecht sin basarse en Velasco y se han robado millones de lo que había y lo que no había.

Hoy en día sigue siendo asaltado por la delincuencia que viene a quitarle a los más necesitados celular, relojes y cosas de uso personal y esa policía que tanto esfuerzo hace para defendernos tiene que obedecer órdenes y hacerse de la vista gorda a quienes atacan a los congresistas y cerrarle el paso al pueblo que defiende según su entender de la democracia.

De todos los sistemas impuestos en la tierra para vivir bien y con todos sus defectos, el mejor es el democrático, miren como terminó Hitler, Mussolini, Leguía y tantos dictadores que ha tenido la historia del mundo. Ojalá que los que han hecho esta aventura, entiendan que la palabra en nombre del pueblo no es suficiente, el pueblo es bendito pero cambia de parecer muy rápidamente.

Una de las primeras consecuencia en la parte económica va a ser la situación de nuestra moneda y la corrida de capitales, ya que las personas que manejan estos capitales tienen edades parecidas a la mía y han vivido lo que yo he vivido y se han quedado espantados de lo que ha pasado hace dos días, la fuerza no lleva a nada. Esperemos que Dios nos ayude, como dijo en su momento Juan Carlos Hurtado Miller, el que fue ministro de Economía de Fujimori.

Más recientes