Estado desarticulado

0
146

Pablo Rioja

El domingo pasado una tragedia en Lima Norte puso nuevamente en evidencia la desarticulación del Estado en sus tres niveles de gobierno, nacional, regional y local (municipios). Como es de público conocimiento, un bus de transporte interprovincial se incendió causando la muerte de 17 personas, desde la noche de la tragedia poco se ha hecho para evitar que una fatalidad como ésta vuelva a repetirse en cualquier parte del país.

La empresa propietaria del fatídico bus es “formal”, sí aunque usted no lo crea, cuenta con un permiso de operaciones expedido por el MTC y sus operaciones deben ser fiscalizadas por SUTRAN, ambas entidades del gobierno nacional.

Por otro lado las licencias de funcionamiento de las agencias de carga de pasajeros son expedidas por los municipios de cada lugar en que se instalan, y finalmente los ausentes terminales terrestres se encuentran bajo el ámbito de las Municipalidades Provinciales, aun cuando en el caso de la MML tiene un régimen especial por el cual asume, funciones correspondientes a los gobiernos regionales.

Ante la tragedia, hemos escuchado esgrimir al Ministro de Transportes, funcionaria de SUTRAN, Alcalde de Lima y Alcalde de SMP, una serie de argumentos para decir que cumplieron con su rol, tratando de deslindar con los hechos y de alguna manera arrimando la responsabilidad a otra orilla, este triste espectáculo grafica una situación innegable, estamos frente a un Estado desarticulado, frente a autoridades que son incapaces de articular sus potestades administrativas limitándose a ser amos y señores de sus feudos administrativos, sin ver el Perú que existe más allá de éstos.

En este escenario, resulta irónico saber que la visión de la MML es “Ser una institución líder en el desarrollo de una ciudad humana, solidaria, moderna, segura … comprometida con mejorar la calidad de vida de los ciudadanos que menos tienen.”, cuando esta tragedia ha afectado a hogares que precisamente no gozan de los recursos para comprar un ticket aéreo o viajar en empresas más comprometidas con la calidad del servicio, y termina siendo dolorosamente sarcástico conocer que la Ley de creación de la SUTRAN, señala dentro de sus objetivos, el de proteger la vida de los usuarios en la prestación de servicio de transporte terrestre, cuando este fatídico hecho ha enlutado a 17 familias.

¿Es tan difícil articular las funciones de cada nivel de gobierno?, la respuesta debería ser no, dejando egos y personalismos de lado, el MTC y su silente Ministro deben ser más proactivos y coordinar con los municipios para que exijan agencias de embarque de pasajeros, seguras y adecuadas, SUTRAN debe coordinar con todos y actuar ex ante y no ex post, el Alcalde de Lima debe acordarse de liderar y también apoyar a municipios menos “mediáticos” pero igual de importantes como SMP, máxime que estamos ante un problema ampliamente conocido y que depende de soluciones de la MML, y el Alcalde de SMP no puede ser tan bisoño notificando una resolución de clausura, que si no viene acompañada con el tapiado y bloqueo de acceso, nadie va a cumplir, porque así funcionan las cosas en nuestro Perú.

Articulen autoridades, evitamos que otra tragedia se sume a Utopía, Mesa Redonda,  Larcomar, Las Malvinas y Fiori.