Falleció el esposo de Celia Capira, mujer que corrió y suplicó ayuda a Vizcarra

0
3038
celia Capira
celia Capira

Fallece víctima del covid-19 el esposo de la mujer que corrió y gritó desesperadamente detrás de la camioneta del Presidente en Arequipa.

Tras protagonizar un sensible episodio, el esposo de Celia Capira, Adolfo Mamani Tacuri ( de 57 años de edad) falleció el día de hoy tras perder la lucha contra el coronavirus en Arequipa.

Según se dio a conocer, el cónyuge de la mujer valiente que se atrevió a pedir ayuda al presidente Martín Vizcarra, habría permanecido a la espera de una cama de hospitalización por más de 5 días, además de depender del oxígeno que escaseaba en el lugar.

Tras atravesar una situación infernal en el hospital Honorio Delgado de Arequipa, el domingo pasado Capira se llenó de indignación ante la presencia del jefe de estado y a su salida lo persiguió, y entre lágrimas, le pidió y suplicó vea a los enfermos ocultos en una carpa.

“¡Señor presidente, tiene que ir a las carpas! ¿Por qué lo dejan ir? Le enseñan solo lo bonito, ¿por qué no le enseñan la realidad?”, gritó la mujer entre lágrimas al presidente luego de que el hospital ocultara a sus enfermos covid-19 en una carpa aislada.

“La novedad fue que ayer en la tarde nos avisaron que iban a pasar a pacientes para Cerro Juli (hospital temporal entregado este domingo 19 de julio), pero no sabíamos que iba a venir el presidente. Hoy, en la mañana, dijeron que el presidente estaba ahí y que otros pacientes se quedaron sin oxígeno. En la noche pasaron en la intemperie, fatal y no era justo que solamente porque llegaba el presidente, movieron a todos los pacientes”, expresó la mujer a Latina.

“Habían más de 40 pacientes en la intemperie, los pasaron para Cerro Juli, algunos nos quedamos sin oxígeno y sin nada. Solo hicieron hoy para que viniera el presidente, para que lleguen las autoridades, movieron toda a la gente que había. No había ni oxígeno, se muere la gente cuando llega”, agregó.

Asimismo, Capira señaló que Arequipa se ha convertido en el epicentro del coronavirus y que ante incremento de infectados ya no hay médicos, enfermeros, materiales nada, volviendose así una situación fatal.

“Mi esposo está en emergencia, en observación, lo tienen bien controlado porque su saturación era bien baja y estábamos desesperados porque ayer no había oxígeno. Solamente habían 11 balones y a mi esposo se le acabó a las 04:00 p. m., nos dijeron que iba a llegar a las 10:00 p. m. Era fatal, no sabía qué hacer, no sabía cómo reaccionar, teníamos que buscar balones de las personas que habían fallecido, ver si tenían oxígeno, es un drama total. Lo peor es que no hay personal médico, no hay enfermeras, no hay material de desinfección, no hay nada, es crítico”, indicó Celia Capira la mujer arequipeña.