Franceses en contra de las medidas anticovid impuestas por el gobierno

204.000 personas se manifiestan en las calles de Francia en contra de las medidas que ha impuesto el presidente Emmanuel Macron, medidas que tienen como fin evitar una nueva ola de la pandemia de la COVID-19.

por | Ago 1, 2021 | Internacional

204.000 personas se manifiestan en las calles de Francia en contra de las medidas que ha impuesto el presidente Emmanuel Macron, medidas que tienen como fin evitar una nueva ola de la pandemia de la COVID-19.

En Francia, ya es el tercer sábado consecutivo que miles de personas salen a las calles a protestar contra las medidas impuestas por el presidente Emmanuel Macron, medidas que buscan evitar que llegue una nueva ola de la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, en esta protesta lograron superar el número de manifestantes que acudieron respecto a las dos convocatorias anteriores

El Ministerio del Interior arrojó los siguientes datos, más de 204.000 personas salieron a las calles del país para mostrar su total desacuerdo respecto a las medidas tomadas por el gobierno, cifras que superaron a las 161.000 personas que acudieron la semana pasada y también a las 110.000 personas del pasado 17 de julio.

Estas manifestaciones se están presenciando en varias ciudades de Francia, pero es París la ciudad que está logrando reunir un mayor número de manifestantes, en total unas 15.000 personas. París es, además, la ciudad donde las protestas están siendo más tensas, ya que se ha podido apreciar que la población está teniendo roces con las fuerzas del orden.

Por temor a que las escenas de violencia se repitieran en las calles de la capital, es que las autoridades tomaron la decisión de realizar un despliegue de 3.000 agentes, con el objetivo de evitar estas escenas.

Existen 4 convocatorias diferentes en Paris, desde un grupo de personas que se opone a la vacunación hasta el movimiento de los que se oponen a las medidas de Macron.

EL CERTIFICADO SANITARIO AVANZA
La gente sigue protestando en las calles mientras el Ejecutivo mantiene su plan de contención de la nueva ola. Rechazan la medida que les obliga a tener en posesión un certificado sanitario para poder acceder a gran parte de los lugares públicos y que el personal clínico se vea obligado a vacunarse.

Estas medidas ya fueron adoptadas por el Legislativo el pasado lunes y ahora se está a la espera de que el Consejo Constitucional las revise para que puedan entrar en vigencia a partir del próximo 9 de agosto.

Por el momento, se está exigiendo a la población mostrar su pase sanitario si desean acceder a los centros culturales. Es esta medida la que el Gobierno quiere extender a lugares de ocio, como bares y restaurantes, y también a los transportes de largo recorrido.

El Ejecutivo se encuentra sumamente preocupado porque solo un tercio de sus sanitarios han recibido las dos dosis de vacunas y estos están en constante contacto con sus pacientes.

Fuente: EFE.