Glave y Ugaz deberían hablar sobre aportes al villaranismo

0
1060
Periodista Aldo Mariàtegui emplaza a izquierdistas Glave, Huilca y Ugaz.

Que refresquen la memoria, señala periodista Aldo Mariátegui

El periodista Aldo Mariátegui señaló que ahora que la justicia mediática de la Fiscalía insiste en devolver a la cárcel a Keiko Fujimori “sería interesante que Marisa Glave, Indira Huilca y Paola Ugaz, tan indignadas por los aportes al fujimorismo nos refresquen la memoria sobre los aportes brasileños al villaranismo”.

“Lo más novedoso del Partido Morado que encabeza Julio Guzmán es su personero ante los jurados electorales es Marco Antonio Zevallos Bueno, quien es un cuestionado ex regidor revocado de la Municipalidad de Lima, exgerente y ex personero de la alcaldesa Susana Villarán”, remarcó.

Zeballos, añadió el periodista, fue acusado de presentar información falsa sobre el dinero usado por el villaranismo contra la revocatoria y le fue impuesta una comparecencia con restricciones. Incluso, Anel Townsend señaló que Zevallos era el encargado de los pagos al asesor brasileño Luis Favre.

“No solamente caviares conspicuos como Pancho Sagasti, Gino Costa, Alberto de Belaunde y Pepi Patrón engalanan la lista del Partido Morado de Julio Guzmán, sino que resulta que el personero morado ante los jurados electorales es nada menos que Marco Antonio Zevallos Bueno, exregidor (revocado), exgerente de Ambiente y expersonero de la alcaldesa Susana Villarán.

El analista indicó que la presencia de Zevallos en ese puesto clave no solo refuerza la certeza de que Guzmán es el candidato de la caviarada (los únicos que no se dan cuenta son los “brillantes” asistentes al CADE, donde el 35% apoya a Guzmán), sino que a este campeón de la lucha anticorrupción no le incomoda rodearse de villaranistas investigados.

Ayer el defensor de El País contestó mi queja respecto a la nota de su corresponsal J. Fowks. Según allí detalla, algún redactor local de Internacional fue quien metió la pata al editar la nota web de Fowks para la edición en papel y así distorsionó tan tremendamente la veracidad de la misma. Así que no hubo un ‘Fake’ Fowks.