Guatemala rompe con el régimen de Maduro

0
95
Alejandro Giammattei

Primera decisión del nuevo presidente, Alejandro Gianmmattei, al asumir el cargo

El nuevo presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, anunció la ruptura de relaciones diplomáticas con el régimen de Nicolás Maduro. El flamante jefe de Estado realizó el anuncio luego de reunirse en el Palacio Nacional de la capital del país con el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro, un vocal crítico de la dictadura.

El médico de 63 años instruyó al canciller, Pedro Brolo, a comunicar a la representación del régimen la necesidad de abandonar el país a la brevedad, al tiempo que la legación diplomática será cerrada. El anuncio de Giammattei es consistente con sus declaraciones públicas previas a asumir: en noviembre, ya como presidente electo, había adelantado su voluntad de romper relaciones y solo reconocer al presidente encargado Juan Guaidó como el legítimo jefe de Estado del país caribeño.

De hecho, Giammattei había intentado ingresar a Venezuela en octubre del año pasado para reunirse con Guaidó e invitarlo a su toma de posesión, pero el régimen se lo impidió, alegando que había presentado un pasaporte italiano y su visita no tenía fines turísticos o privados. A pesar de que Guaidó no estuvo presente en el evento, sí asistió su representante en el país -que reside en Miami- María Teresa Romero.

Guaidó agradece

Agradecemos al presidente Giammattei, al canciller Pedro Brolo y a todos los guatemaltecos el rompimiento total de relaciones con la dictadura de Nicolás Maduro. No es solo un paso firme en favor de la democracia en nuestros países, sino en toda la región”, expresó la embajada de Guaidó en el país en su cuenta de Twitter.

La administración del ahora ex presidente Jimmy Morales ya había reconocido a Guaidó, pero también a la representación del régimen, que desde 2018 funcionaba con un encargado de negocios, luego del retiro de quien era la embajadora en el país, Alicia Salcedo. Guatemala es miembro del Grupo de Lima y fue uno de los países que condenó el intento del régimen de tomar la Asamblea Nacional el pasado 5 de enero.