Independencia costó a Argelia 5 millones de argelinos asesinados

Francia se vio envuelta en atrocidades como genocidio, torturas, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales y pruebas nucleares, y nunca pidió perdón

por | Oct 18, 2021 | Especiales

Francia se vio envuelta en atrocidades como genocidio, torturas, desapariciones, ejecuciones extrajudiciales y pruebas nucleares, y nunca pidió perdón

WWW.AA.COM.TR/ES

Los argelinos celebraron ayer domingo 17 de octubre el 60 aniversario de la Independencia de Argelia, librándose del colonialismo que ejerció Francia como colonia entre 1830 y 1962, pero a un costo muy alto porque según cifras conservadores murieron asesinados 5 millones de argelinos, aunque fuentes de investigación francesas lo cifran en más de 10 millones.

Pero, hasta el momento Francia no ha admitido estas atrocidades ni se ha disculpado con los argelinos. Si bien es cierto que la derrota del colonialismo francés tuvo lugar el 17 de octubre de 1961, el gobierno de Francia se vio envuelto en los crímenes más atroces contra la humanidad, incluidos el genocidio, tortura, asesinato, pruebas nucleares y el saqueo a los archivos históricos del país de África del Norte.

Según el presidente argelino, Abdel Majid Tebboune, más de cinco millones de argelinos murieron a manos de los colonialistas franceses en un lapso de un cuarto de siglo,  pero la Liga Argelina para la Defensa de los Derechos Humanos, estima que sobrepasó los 10 millones en un informe que publicó en 2017.

Así por ejemplo, la masacre del 8 de mayo de 1945 fue la atrocidad más grande cometida por Francia en un solo día sobre los habitantes del país africano. Ese día, cientos de miles de argelinos celebraron el final de la Segunda Guerra Mundial (1939-1945) y exigieron que Francia cumpliera su promesa de otorgarles la independencia.

Las fuerzas coloniales se apresuraron a utilizar munición real contra manifestantes desarmados, matando a al menos 45.000 civiles.

Crimen del Río Sena

También, el 17 de octubre de 1957, unos 60.000 argelinos se manifestaron en Francia contra el colonialismo de su país. Los manifestantes se enfrentaron contra municiones reales en un incidente que llegó a conocerse como el ‘Crimen del río Sena’, en el que murieron 1.500 personas, 800 desaparecieron y miles fueron detenidos.

Pero, las autoridades francesas no se conformaron con la matanza de los argelinos sublevados, sino además utilizó a civiles como rehenes y escudos humanos en su guerra contra el Ejército de Liberación Nacional de Argelia.

Según los historiadores, las autoridades francesas arrasaron pueblos enteros, mientras se practicaban diferentes formas de tortura contra la población argelina, incluido el electrochoque, el uso de pozos de agua como prisiones y el lanzamiento de detenidos desde helicópteros.

Feligreses masacrados

El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, ha recordado el domingo que las fuerzas coloniales francesas masacraron a casi 4.000 feligreses musulmanes dentro de una mezquita otomana durante su ocupación del país norteafricano entre 1830 y 1962.

«Francia nos colonizó por espacio de 132 años. Durante esos años cometió crímenes atroces que no se pueden borrar con una palabra dulce. Hay familias y tribus que fueron aniquiladas por completo, no queda ni un solo bebé (de ellas)», dijo Tebboune.

«Pregunten a quienes todavía lo recuerdan: ¿Qué hicieron en (la mezquita de) Ketchaoua? Mataron a 4.000 fieles que fueron martirizados y exterminados luego de haber sido rodeados con cañones», agregó.

La mezquita de Ketchaoua fue construida en Casbah, en la ciudadela de Argel, capital de Argelia, en 1520 durante la época otomana (1518-1830) por uno de los mayores almirantes de la flota otomana y gobernante de Argelia en aquel entonces: Jeireddín Barbarroja (1470-1546).

Cráneos de luchadores

Hasta el día de hoy, Francia conserva 18.000 cráneos en el Museo Homme de París. De estos, solo se han identificado 500.

En julio de 2020, Argelia recuperó 24 cráneos pertenecientes a líderes de la resistencia argelina, antes del estallido de la revolución de noviembre de 1954, que habían sido asesinados y luego decapitados por las fuerzas coloniales francesas a mediados del siglo XIX.

Las negociaciones entre las autoridades argelinas y Francia están en curso para recuperar otros cráneos cuyo número no ha sido revelado. Francia había promulgado una ley que hace que estos restos estén protegidos dentro del patrimonio francés.

Ensayos nucleares

Las autoridades coloniales francesas llevaron a cabo varios experimentos nucleares en Argelia que han tenido efectos peligrosos en la población local.

Los funcionarios franceses estiman que fueron 17 los experimentos realizados en el desierto de Argelia en el período comprendido entre 1960 y 1966. Los historiadores argelinos, sin embargo, estiman el número en 57.

El ministro de Relaciones Exteriores de Argelia, Sabri Boukadoum, sostuvo en febrero que los experimentos nucleares de Francia en el desierto argelino en la década de 1960 fueron tres o cuatro veces iguales al bombardeo de Hiroshima en Japón.

El 13 de febrero de 1960, Francia llevó a cabo su primera prueba nuclear, cuyo nombre en código es “Gerboise Bleue” (rata del desierto azul) en el desierto del Sahara, al suroeste de Argelia.

Los experimentos nucleares franceses han provocado la muerte a cerca de 42.000 argelinos y han herido a miles más debido a la radiactividad nuclear, además del extenso daño al medio ambiente.

Francia ha rechazado las demandas argelinas de revelar la ubicación de los residuos nucleares y de indemnizar a las víctimas, y a quienes sufren discapacidades permanentes debido a los efectos de la radiactividad.

Archivos saqueados

Las autoridades argelinas acusan a las fuerzas francesas de contrabandear cientos de miles de mapas y documentos históricos durante el período colonial (1830-1962), incluidos los que se remontan a la época otomana (1518-1830).

Argelia exige la restauración de todo el archivo precolonial, que París se llevó cuando sus fuerzas abandonaron el país.

Francia ha rechazado las solicitudes de Argelia bajo el argumento de que los documentos archivados permanecen clasificados porque están sujetos a secretos de defensa nacional.

En marzo, el presidente francés, Emmanuel Macron, anunció la decisión de acelerar la desclasificación de los documentos de defensa relacionados con la guerra de Argelia hasta 1970.

Al respecto, Kamal Belarbi, un exlegislador argelino, dijo a la Agencia Anadolu, que se mostraba escéptico sobre la medida francesa para levantar el aura de secreto que nubla el papel de Francia en Argelia.