Los “cazafantasmas” sí existen, conózcalos

0
53

La ciencia ha puesto a disposición una serie de herramientas tecnológicas para estudiar y realizar investigaciones de estas entidades del más allá que muchas veces no pueden explicarse.

Es un hecho es que los cazafantasmas existen y la ciencia ha puesto a su disposición una serie d para estudiar y realizar investigaciones de estas entidades del más allá que muchas veces no pueden explicarse.

Estos expertos se dedican, exclusivamente, a documentar los fenómenos paranormales e intentar encontrar explicaciones a los mismos. Se trata de equipos de personas que suelen responder al llamado de ayuda de quienes experimentan con “presencias” que no pueden explicar, ya sea en sus casas, áreas de trabajo y demás lugares.

Uno de esos equipos es conocido como Dead of Night Paranormal Investigations. El personal de un restaurante del estado de Maryland estaba convencido de que tenían fantasmas en el local, así que los contactaron. Unos días después, cinco integrantes del equipo llegaron  al local para investigar el caso. Luego de hablar con camareros y cocineros que aseguraban haber sentido a una presencia invisible subir y bajar las escaleras del local se pusieron a trabajar.

Los investigadores posicionaron cámaras de video y de imagen térmica en el restaurante para intentar capturar cualquier movimiento fantasmal. Luego encendieron la pieza clave en el kit para cazar de fantasmas: la “caja de sonido”.

Este dispositivo del tamaño de la mano escanea de forma rápida varias frecuencias de radio las cuales, según quienes creen en ello, crean un tipo de energía que los espíritus pueden manipular para expresarse. Es entonces cuando un fantasma bautizado como Malcom habría dicho la palabra: “Ayúdenme”.

 

Cazafantasmas modernos

Como cuestión de hechos, los cazafantasmas de la vida real no usan rayos de protones para atrapar entidades. Utilizan videocámaras analógicas y digitales con rayos infrarrojos, cámaras de imágenes térmicas, micrófonos amplificados o parabólicos, monitores ambientales y atmosféricos, detectores de movimientos y sismógrafos.

Uno de los instrumentos que más utilizan los cazafantasmas es una unidad conocida como “detector EMF”. Se supone que el aparato detecta las fluctuaciones en los niveles de energía magnética, eléctrica y radiales. LeanneBaur, de Dead of Night aclaró que, en la vida real, la tarea de cazar fantasmas es distinta a la versión hollywoodense que se exhibe en cines.

“Hay un aspecto muy serio. No podemos capturar espíritus”, dice. “Queremos estar en paz con los espíritus”.Muchos investigadores han sostenido que lecturas anómalas en estos niveles pueden ser un indicativo de que un fantasma está presente en el lugar. Sin embargo, no todos están de acuerdo.

                                         ¿Aquí hay?

En Puerto Rico, según mencionó el antropólogo Andrew Álvarez, actualmente no existen grupos organizados de cazafantasmas.  “Pero en un pasado sí los hubo”, aclaró Álvarez. “Yo te diría que como desde el año 2011 para acá  (esos grupos en Puerto Rico) como que desaparecieron. No sé si se fueron o los fueron”, comentó el experto en fenómenos paranormales.

Según los expertos en el tema, existen una serie de cosas que pueden dar un indicio sobre la presencia de estas entidades del más allá que habitan en ciertos lugares.

Algunas de las manifestaciones de estos seres espirituales pueden percibirse a través de golpes en las paredes o puertas; caídas inexplicables de objetos; aparatos eléctricos que se encienden solos; luces que se encienden y se apagan; olores agradables o desagradables; calor extremo o frío glacial; sombras que se deslizan fugazmente; pisadas o pasos; figuras humanas translúcidas; objetos que cambian de lugar y presencias que pueden percibirse aún sin ser médiums.

 

En otros lugares

En medio de BleedingHeart Yard, una de las calles más populares de Londres gracias a sus leyendas, vivía Sir William Hatton, quien encontró a su esposa, Elizabeth, descuartizada, pero con su corazón aún latiendo el 27 de enero de 1626. Ahora, 391 años después de este asesinato, el equipo de Spectrum Paranormal Investigations, de Londres, activó sus radares térmicos pues existe el rumor de que la mujer sigue habitando el lugar.

Después de pasar varias noches seguidas esperando respuestas, Hazel Williams, directora de la agencia, notó que su piel se erizó, pero no por el frío, sino porque efectivamente Elizabeth “pasó a saludar”, y aunque no hubo gritos ni efectos hollywoodenses, quedó un registro para su colección paranormal.

Según TimeOut de Londres, Williams entró al mundo de los cazafantasmas, al igual que sus sobrinos Dean y James, gracias a EleanorSidgwick, considerada la primera cazafantasmas de la historia. Esta mujer publicó un manuscrito en 1880 en el que propone métodos y técnicas para investigar a los fantasmas con informes de numerosas identificaciones, incluyendo descripciones sobre alucinaciones visuales y auditivas.

Williams y compañía se dedican al negocio de “cazar fantasmas” por amor. Prueba de esto es que su servicio es gratuito. “Tenemos una línea de emergencias que funciona en toda la ciudad y analizamos si se trata de algo serio. Aunque no cobremos por nuestros servicios, pedimos que nos reembolsen la gasolina que usamos para llegar hasta el lugar de los hechos”, contó a la publicación Dean Williams, quien se encarga de atender las llamadas en el local de la calle King Henry de Londres.