More

    Marruecos denuncia la utilización de España de la Eurocámara

    La resolución adoptada el último 10 de junio por el Parlamento Europeo no cambia en nada el carácter político de la crisis bilateral entre Marruecos y España. Esta es la reacción de la Cancillería de Marruecos.

    Marruecos, a través un comunicado de su Cancillería, afirmó hoy que los intentos de España de europeizar la crisis política son inútiles y no alteran su carácter puramente bilateral, sus causas profundas y la responsabilidad probada de Madrid en su desencadenamiento.

    “La instrumentalización del Parlamento Europeo en esta crisis es contraproducente. Lejos de contribuir a la solución, se inscribe en una lógica de escalada política de poca visión” indicó Marruecos, añadiendo que esta maniobra, que pretende eludir el debate sobre las razones de fondo de la crisis, no engaña a nadie.

    Para Marruecos, la resolución del Parlamento Europeo no está en consonancia con el ejemplar historial de cooperación migratoria de este país norafricano con la Unión Europea. “Los que intentan criticar a Marruecos en este campo, son los mismos que en realidad se benefician de los resultados concretos y cotidianos de la cooperación sobre el terreno”, añade dicho comunicado.

    De hecho, subrayó que nadie en Europa puede cuestionar la calidad de la asociación entre la Unión Europea y Marruecos en todos los ámbitos, incluido la lucha contra la inmigración ilegal. Las cifras confirman que sólo desde 2017, la cooperación migratoria de Marruecos ha permitido abortar más de 14.000 intentos de migración irregular, desmantelar 5.000 redes de tráfico de personas, rescatar a más de 80.500 migrantes en el mar y evitar innumerables intentos de asalto.

    Indicando que la postura de profesor y alumno ya no funciona, Marruecos advirtió que el paternalismo es un callejón sin salida y que no es el castigo o la recompensa lo que induce al comportamiento, sino la convicción de una responsabilidad compartida.

    La resolución del Parlamento Europeo es, por otra parte, contraria al espíritu de la asociación entre el Reino de Marruecos y la Unión Europea, añadió, considerando que, al intentar estigmatizar a Marruecos, lo que hace es fragilizar el propio principio de asociación.

    “Por mucho que Marruecos esté satisfecho de su relación con la Unión Europea, considera que el problema sigue siendo con España, mientras no se resuelvan las razones que lo desencadenaron” destacó la Cancillería, añadiendo que Marruecos nunca ha juzgado la asociación con la UE por el rasero de los incidentes coyunturales, sino sobre la base de una acción fiable a largo plazo.

    En un comunicado publicado este viernes, el presidente del Parlamento Árabe, Adel ben Abderrahman Al-Assoumi, convocó a una reunión de emergencia y urgente de los países árabes miembros para dar su apoyo y su solidaridad a Marruecos que hace frente a esta crisis en la que el Parlamento Europeo se ha incrustado de manera injustificada.

    Antes de la aprobación de dicha resolución, el Parlamento Árabe había pedido a su homólogo europeo que se abstuviera de intervenir en esta crisis que debe resolverse en un marco bilateral entre Marruecos y España.

    Además, el Parlamento Árabe había criticado “la posición del Parlamento Europeo y su obstinación en inmiscuirse en una crisis bilateral que puede resolverse por medios diplomáticos y negociaciones bilaterales directas entre el Reino de Marruecos y España, ignorando la voz de la razón y la sabiduría, incluida la del Parlamento Árabe, que sin embargo le llamó a abstenerse de toda injerencia injustificada en esta crisis bilateral”.

    Por otra parte, el Parlamento Panafricano pidió al Parlamento Europeo que no interviniera en la crisis entre Rabat y Madrid. “Los problemas entre los dos países están en el ámbito de las relaciones bilaterales. La crisis podría solucionarse diplomáticamente y mediante una negociación bilateral, sin la necesidad de crear una crisis con Europa”, declaró la institución africana.

    Asimismo, defiende a Marruecos frente a Europa, recalcando su “papel en la lucha contra el terrorismo, la inmigración ilegal y la trata de seres humanos”.

    La crisis diplomática entre Rabat y Madrid comenzó a mediados de abril, cuando el Gobierno español acogió al denominado Brahim Ghali, líder del frente separatista del Polisario, en total secretismo y bajo una identidad falsa, estando requerido por la justicia española y acusado de varios delitos de lesa humanidad, secuestros, torturas y violación, entre otros.

    El canciller marroquí Nasser Bourita considera que toda voluntad de desviar el debate sobre la crisis con España sería contraproducente. Al observar que el título de la resolución del Parlamento Europeo sobre Marruecos se refiere a la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, se preguntó si es de competencia de esta institución europea supervisar las convenciones de la ONU.

    También evocó las observaciones del Comité de Derechos del Niño tras el examen del informe periódico de España en enero-febrero de 2018. En este contexto, recordó que el Comité expresó su grave preocupación por la discriminación que siguen sufriendo de facto los niños en España debido a su discapacidad, origen o situación socioeconómica y expresó su inquietud por las malas condiciones de acogida y alojamiento en los centros de acogida temporal superpoblados que acogen a extranjeros y la negligencia que se constata en ellos, así como por la falta de mecanismos de queja accesibles a los niños.

    El Comité también está profundamente preocupado por la legislación española, que autoriza los métodos intrusivos incluso cuando los documentos de identidad parecen ser auténticos, así como por el alto nivel de violencia en los centros de acogida de niños y la insuficiente atención y protección proporcionada por los profesionales, precisó el canciller.

    La resolución adoptada el último 10 de junio por el Parlamento Europeo no cambia en nada el carácter político de la crisis bilateral entre Marruecos y España. Esta es la reacción de la Cancillería de Marruecos.

    Marruecos, a través un comunicado de su Cancillería, afirmó hoy que los intentos de España de europeizar la crisis política son inútiles y no alteran su carácter puramente bilateral, sus causas profundas y la responsabilidad probada de Madrid en su desencadenamiento.

    “La instrumentalización del Parlamento Europeo en esta crisis es contraproducente. Lejos de contribuir a la solución, se inscribe en una lógica de escalada política de poca visión” indicó Marruecos, añadiendo que esta maniobra, que pretende eludir el debate sobre las razones de fondo de la crisis, no engaña a nadie.

    Para Marruecos, la resolución del Parlamento Europeo no está en consonancia con el ejemplar historial de cooperación migratoria de este país norafricano con la Unión Europea. “Los que intentan criticar a Marruecos en este campo, son los mismos que en realidad se benefician de los resultados concretos y cotidianos de la cooperación sobre el terreno”, añade dicho comunicado.

    De hecho, subrayó que nadie en Europa puede cuestionar la calidad de la asociación entre la Unión Europea y Marruecos en todos los ámbitos, incluido la lucha contra la inmigración ilegal. Las cifras confirman que sólo desde 2017, la cooperación migratoria de Marruecos ha permitido abortar más de 14.000 intentos de migración irregular, desmantelar 5.000 redes de tráfico de personas, rescatar a más de 80.500 migrantes en el mar y evitar innumerables intentos de asalto.

    Indicando que la postura de profesor y alumno ya no funciona, Marruecos advirtió que el paternalismo es un callejón sin salida y que no es el castigo o la recompensa lo que induce al comportamiento, sino la convicción de una responsabilidad compartida.

    La resolución del Parlamento Europeo es, por otra parte, contraria al espíritu de la asociación entre el Reino de Marruecos y la Unión Europea, añadió, considerando que, al intentar estigmatizar a Marruecos, lo que hace es fragilizar el propio principio de asociación.

    “Por mucho que Marruecos esté satisfecho de su relación con la Unión Europea, considera que el problema sigue siendo con España, mientras no se resuelvan las razones que lo desencadenaron” destacó la Cancillería, añadiendo que Marruecos nunca ha juzgado la asociación con la UE por el rasero de los incidentes coyunturales, sino sobre la base de una acción fiable a largo plazo.

    En un comunicado publicado este viernes, el presidente del Parlamento Árabe, Adel ben Abderrahman Al-Assoumi, convocó a una reunión de emergencia y urgente de los países árabes miembros para dar su apoyo y su solidaridad a Marruecos que hace frente a esta crisis en la que el Parlamento Europeo se ha incrustado de manera injustificada.

    Antes de la aprobación de dicha resolución, el Parlamento Árabe había pedido a su homólogo europeo que se abstuviera de intervenir en esta crisis que debe resolverse en un marco bilateral entre Marruecos y España.

    Además, el Parlamento Árabe había criticado “la posición del Parlamento Europeo y su obstinación en inmiscuirse en una crisis bilateral que puede resolverse por medios diplomáticos y negociaciones bilaterales directas entre el Reino de Marruecos y España, ignorando la voz de la razón y la sabiduría, incluida la del Parlamento Árabe, que sin embargo le llamó a abstenerse de toda injerencia injustificada en esta crisis bilateral”.

    Por otra parte, el Parlamento Panafricano pidió al Parlamento Europeo que no interviniera en la crisis entre Rabat y Madrid. “Los problemas entre los dos países están en el ámbito de las relaciones bilaterales. La crisis podría solucionarse diplomáticamente y mediante una negociación bilateral, sin la necesidad de crear una crisis con Europa”, declaró la institución africana.

    Asimismo, defiende a Marruecos frente a Europa, recalcando su “papel en la lucha contra el terrorismo, la inmigración ilegal y la trata de seres humanos”.

    La crisis diplomática entre Rabat y Madrid comenzó a mediados de abril, cuando el Gobierno español acogió al denominado Brahim Ghali, líder del frente separatista del Polisario, en total secretismo y bajo una identidad falsa, estando requerido por la justicia española y acusado de varios delitos de lesa humanidad, secuestros, torturas y violación, entre otros.

    El canciller marroquí Nasser Bourita considera que toda voluntad de desviar el debate sobre la crisis con España sería contraproducente. Al observar que el título de la resolución del Parlamento Europeo sobre Marruecos se refiere a la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, se preguntó si es de competencia de esta institución europea supervisar las convenciones de la ONU.

    También evocó las observaciones del Comité de Derechos del Niño tras el examen del informe periódico de España en enero-febrero de 2018. En este contexto, recordó que el Comité expresó su grave preocupación por la discriminación que siguen sufriendo de facto los niños en España debido a su discapacidad, origen o situación socioeconómica y expresó su inquietud por las malas condiciones de acogida y alojamiento en los centros de acogida temporal superpoblados que acogen a extranjeros y la negligencia que se constata en ellos, así como por la falta de mecanismos de queja accesibles a los niños.

    El Comité también está profundamente preocupado por la legislación española, que autoriza los métodos intrusivos incluso cuando los documentos de identidad parecen ser auténticos, así como por el alto nivel de violencia en los centros de acogida de niños y la insuficiente atención y protección proporcionada por los profesionales, precisó el canciller.

    Más recientes