Niños portan hasta 100 veces más los niveles de coronavirus

0
417
niños

Advierten que niños con altas cargas virales son más propensos a propagar la enfermedad

Un estudio realizado por JAMA Pediatrics, este último jueves, revela que los niños menores de cinco años tienen entre 10 y 100 veces más nivel de material genético de coronavirus en sus narices que niños más grandes y los adultos.

Los autores  del estudio señalaron que esto significa que los niños pequeños podrían ser importantes conductores de la covid-19 en la transmisión entre de sus comunidades, una sugerencia que no concuerda con la narrativa actual.

El informe se conoce en momentos en que el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump presiona con fuerza para que las escuelas y guarderías abran sus puertas para dar un impulso a la economía.

¿Cómo nace esta advertencia?

Los investigadores hicieron entre el 23 de marzo y el 27 de abril pruebas de hisopado nasal entre 145 pacientes en Chicago enfermos leves a moderados dentro de la semana de aparición de los síntomas.

Los pacientes se dividieron en tres grupos: 46 niños menores de cinco años, 51 de cinco a 17 años, y 48 adultos de 18 a 65 años.

El equipo, conducido por el doctor Taylor Heald-Sargent del Hospital Infantil Ann & Robert H. Lurie, observó “una cantidad entre 10 y 100 veces mayor de SARS-CoV-2 en el tracto respiratorio superior de los niños pequeños”.

Los autores agregaron que un estudio de laboratorio reciente demostró que cuanto más material genético presente, más virus infecciosos podían desarrollarse.

También previamente se mostró que los niños con altas cargas virales en el virus sincitial respiratorio (RSV) son más propensos a propagar la enfermedad.

Los niños portan el covid-19 a mayor escala 

“Por lo tanto, los niños pequeños pueden ser potencialmente importantes impulsores de la propagación del SARS-CoV-2 en la población general”, escribieron los autores.

“Los hábitos de comportamiento de los niños pequeños y los lugares cerrados en las escuelas y guarderías suscitan preocupación por la amplificación del SARS-CoV-2 en esta población a medida que se flexibilizan las restricciones de salud pública”, concluyeron.