No todo es de color de rosa para el Barcelona

0
62
Jaime Mata marcó un penalti cometido por De Jong.

Segundo pinchazo consecutivo del Barcelona antes del Clásico, que no aprovechó la derrota del Madrid.

En la previa del partido, el Barcelona sabia de que el Real Madrid había perdido ante el Cádiz. Por ello, el técnico Ronald Koeman apostó por Pedri como media punta y Dembélé como extremo zurdo. En cambio, el técnico del Getafe conformó su ataque con Cucurella, Mata y Cucho Hernández.

En la primera parte, Maksimovic disparó al centro del portero lo que facilitó la parada de Neto. Luego, Pedri culminó un contragolpe y Messi disparó con la zurda. Sin embargo, su tiró chocó contra el palo de David Soria. Incluso, Griezmann tuvo una ocasión aún más clara. El francés se precipitó en el disparo y el balón se fue por encima del larguero.

En la segunda parte, De Jong llegó tarde a un balón y golpeó a Djené. Por ello, el árbitro no dudó y pitó penalti a favor de los locales. El delantero Mata no falló y al Barcelona se vio obligado a buscar la remontada. Por consiguiente, Koeman hizo ingresar a Ansu y a Coutinho, que entraron por Dembélé y Pedri. Después, Neto evitó el segundo del Getafe al desviar al palo un disparo del ‘Cucho’ Hernández en una contra.

Por último, el ingreso de Riqui Puig no sirvió para amarrar al menos un punto. Messi tuvo el empate llegando desde atrás, pero el balón salió desviado. También, el disparo de Braithwaite al palo pudo ser el empate. Finalmente, Ronald Koeman sufrió una inesperada derrota que le hará reflexionar.