Nuevas medidas económicas en Ecuador

0
195

El Gobierno del Ecuador, al igual que muchos otros de la región, ha debido tomar medidas económicas importantes en los últimos días, para enfrentar la crisis producida por la pandemia de coronavirus. Esta emergencia sanitaria no solamente amenaza al sector de la salud y al sistema hospitalario nacional, sino que comienza a causar serias dificultades económicas, que se ven exacerbadas con la insólita caída del precio internacional del petróleo a niveles nunca registrados.

Como parte del paquete de medidas, el Presidente Lenín Moreno Garcés ha enviado a la Asamblea Nacional dos proyectos de ley económicos urgentes: uno sobre ordenamiento de Finanzas Públicas, que se venía esperando desde octubre de 2019 y, otro, para la creación de un fondo de apoyo humanitario para combatir la crisis sanitaria producida por la covid-19.

La “Ley Orgánica de Apoyo Humanitario para combatir la crisis sanitaria derivada del COVID-19” crea una Cuenta de Asistencia Humanitaria que espera recaudar unos US$ 900 millones, que serán destinados a salud, protección social y empleo. Esta cuenta tendrá el aporte de empresas que ganaron el año pasado más de un millón de dólares. Se calcula que son 1474 empresas que aportarán con un 5%, sobre las utilidades que pasen el millón de dólares. También tendrá el aporte de los empleados privados que ganen más de US$ 500 al mes, quienes harán un mínimo aporte durante nueve meses.

Las reformas a la Ley Orgánica para el Ordenamiento de las Finanzas Públicas buscan definir los límites del endeudamiento público y establecer mecanismos para enfrentar la volatilidad del precio del petróleo. La consultora CORDES, en un análisis sobre la situación fiscal en el país, la definió como crítica. En este sentido, recalcó que no tienen lugar algunas propuestas, como las de la Cámara de Comercio de Guayaquil, la Federación de Cámaras de Comercio y de algunos economistas del Foro de Economía y Finanzas, que proponen suspender y reducir el IVA, cuando se trata del impuesto más importante desde el punto de vista recaudatorio. Además, asombra la propuesta del Partido Social Cristiano de “suspender el pago de la deuda externa hasta llegar a un acuerdo de prolongación de plazos, baja de intereses, rebaja de capital o pagos de cuotas ascendentes de capital”.

Renegociar la deuda es uno de los objetivos del Gobierno, pero sin caer en las consecuencias de un default y el consecuente daño irreparable al país. No obstante, el Gobierno ecuatoriano, hace pocos días llegó a un acuerdo con tenedores de bonos para no pagar 811 millones de dólares por intereses, logrando diferir plazos y pagos, e iniciar un proceso ordenado de mejoramiento del perfil de su deuda. Este acuerdo, aceptado por la gran mayoría de los tenedores de bonos, demuestra que la estrategia de pagar el capital en marzo de 2020, a pesar de la dura crítica, fue la adecuada.

El derrumbe este lunes, 20 de abril, del precio de WTI a valores negativos, algo que nunca había acontecido en la historia, es un golpe descomunal a la economía ecuatoriana. La caída, de más del 360%, hasta llegar al precio nominal más bajo en toda la historia, pone un fin impensado al declive de la demanda. Esta situación era previsible, por la paralización de la industria y el transporte en la mayoría de los países del mundo, como consecuencia de la pandemia. Tendremos en todo el mundo, como resultado, la pérdida de miles de empleos y la quiebra de compañías petroleras que negociaban barriles en papel como físicos.

Es importante indicar que, en medio de la crítica situación económica, el Gobierno del Ecuador sigue trabajando inquebrantablemente para combatir la pandemia. Lo hace de forma ordenada y sin descuidar sus finanzas. A pesar del duro entorno económico, a manera de ejemplo de sus logros, se destaca la gestión del Ministerio d Relaciones Exteriores y Movilidad Humana para repatriar a miles de ecuatorianos de alrededor del mundo. Nada más desde el Perú, en los últimos días han regresado unos 200 compatriotas a sus ciudades de residencia en el país. Éstas y otras urgencias que surgen de la emergencia sanitaria seguirán siendo la prioridad del gobierno del Ecuador.