More

    Policía venció al covid-19 pero ladrones lo asesinan por un celular

    Policía de 21 años fue baleado por delincuentes quienes lo asaltaron mientras el agente regresaba a la casa de sus padres en Carabayllo

    Indignante. Un joven policía, de apenas 21 años de edad, fue cruelmente asesinado por unos delincuentes que sin sentimiento alguno balearon al agente para robarle su celular.

    El lamentable hecho se produjo cuando el agente de la Policía Nacional del Perú (PNP) se encontraba en el paradero Salamanca de la urbanización Santo Domingo de Carbayllo, lugar donde fue interceptado por estos viles ladrones.

    Asimismo se dio a conocer que el policía identificado como Juan Delgado Flores, prestaba servicio a la comisaría de San Juan de Miraflores y tras haber superado la enfermedad del covid-19 quiso ir a visitar a sus padres sin imaginar que su vida iba a ser arrebatada por un equipo móvil.

    “Se llevaron su celular, billetera y su arma de fuego. No le dieron tiempo de nada. Le dispararon a quemarropa”, contó su padre en medio del dolor.

    Los delincuentes le dispararon 5 veces en el pecho por resistirse al robo de su celular dejándolo prácticamente sin vida. Tras el feroz ataque el agente fue llevado al hospital de Collique sin embargo ya había fallecido.

    Policía de 21 años fue baleado por delincuentes quienes lo asaltaron mientras el agente regresaba a la casa de sus padres en Carabayllo

    Indignante. Un joven policía, de apenas 21 años de edad, fue cruelmente asesinado por unos delincuentes que sin sentimiento alguno balearon al agente para robarle su celular.

    El lamentable hecho se produjo cuando el agente de la Policía Nacional del Perú (PNP) se encontraba en el paradero Salamanca de la urbanización Santo Domingo de Carbayllo, lugar donde fue interceptado por estos viles ladrones.

    Asimismo se dio a conocer que el policía identificado como Juan Delgado Flores, prestaba servicio a la comisaría de San Juan de Miraflores y tras haber superado la enfermedad del covid-19 quiso ir a visitar a sus padres sin imaginar que su vida iba a ser arrebatada por un equipo móvil.

    “Se llevaron su celular, billetera y su arma de fuego. No le dieron tiempo de nada. Le dispararon a quemarropa”, contó su padre en medio del dolor.

    Los delincuentes le dispararon 5 veces en el pecho por resistirse al robo de su celular dejándolo prácticamente sin vida. Tras el feroz ataque el agente fue llevado al hospital de Collique sin embargo ya había fallecido.

    Más recientes