Por: Ángel Delgado Silva / ¡Cuidado con jugar a favor de Vizcarra!

por | Nov 3, 2020 | Sin categoría

Por: Ángel Delgado Silva / Por segunda vez y sin contar con los votos para la vacancia, el Congreso admite la moción correspondiente. Sin duda, una decisión temeraria e incluso estúpida. Es predecible una nueva frustración al fracasar dicho propósito. Y, peor aún, que un Vizcarra, impregnado de corrupción hasta la asfixia, salga indemne y ufano aferrándose al cargo. Lo grave no será la derrota del Parlamento, sino el desánimo de la población harta de las fechorías del truhan de Palacio y su banda.

No se termina de comprender que la incapacidad moral es una causal de naturaleza política, para vacar al Presidente. No funciona como una consecuencia de una inconducta que encaja con alguna norma penal abstracta. No estamos ante un razonamiento jurídico. En lugar de ello, responde a criterios como el mérito, la oportunidad y la conveniencia. ¿Las declaraciones de sus cómplices ameritan su vacancia?. ¿Será oportuna en estas circunstancias?. ¿Conviene a la gobernabilidad del país?. Sus respuestas están condicionadas por las diferentes opciones políticas de cada uno, a diferencia de la lógica jurídica que tiene un acotamiento preciso. Por eso la solución de esta clase de conflictos se resuelve, no por una sentencia judicial, sino democráticamente, mediante un procedimiento de votación política.

Le corresponde a las Representación Nacional sopesar la situación a la luz de estas consideraciones y extraer las conclusiones válidas. Extraña, por lo tanto, que se insista en una vacancia que sólo alcanzó 60 votos para su admisión, pues 40 lo hicieron en contra y 18 se abstuvieron. O sea que ni sumando las abstenciones, se llega a los 87 votos requeridos. Esta matemática elemental explica la risa burlona de Vizcarra y que emplace al Congreso “a citarlo mañana mismo”. ¡Punto a favor de un coimero en ciernes y humillación para una institución que se devalúa a sí misma!.

En vez de actuar como muñeco porfiado o toro que embiste a la barrera, el Congreso debiera fiscalizar lo que sucede en el Ministerio Público. Allí se vienen ventilando las miserias vizcarristas. Son esas investigaciones fiscales las que han desnudado el nervio gansteril de Vizcarra, desde la Gobernación de Moquegua. Razón por la cual la Fiscal de la Nación –vinculada al Gobierno según testimonio de Karen Roca– está interfiriendo groseramente. De este modo bloquea los resultados de las indagaciones y persigue la impunidad para el capo de la mafia. ¡Qué el Parlamento deje de ser el hazmerreir!. ¡Qué se aboque a impedir que el vizcarrismo infiltrado, manipule las pruebas obtenidas por los fiscales y se obstaculice el acceso a otras!. Así el Congreso sería de utilidad para la democracia, en lugar de extraviarse en la chanza de lo ridículo.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.


Más recientes