Por: Arturo Bobbio C. // Basta ya de tanta inestabilidad

por | Dic 3, 2023 | Opinión

Estas semanas hemos tenido dos noticias que han arrastrado a una guerra fratricida a toda la clase política y dirigencial de nuestro país, la primera ha sido la pugna por el poder en el ministerio público y la otra la emisión de una resolución del Tribunal Constitucional que deja en manos de un juez de Ica la ejecución de la liberación del ex Presidente Alberto Fujimori.

En la primera vemos a la Fiscal de la Nación, quien nos liberó de uno de los gobiernos más inútiles e inestables, siendo evidentemente traicionada por el mal trabajo de una fiscal nombrada por ella misma para liderar un grupo de fiscales que supuestamente iban a dar resultados en la lucha contra la corrupción de los más poderosos, pasaron dieciséis meses sin ningún resultado relevante, se hablaba de capturas espectaculares de los sobrinos, del ex ministro Silva y jamás llegaron, solo tuvieron la suerte que el señor Pacheco se entregó y ni siquiera se obtuvo nada importante en ese sentido, aunado a ello los fiscales que tenían a su cargo las investigaciones de corrupción por las constructoras brasileñas al parecer negociaron mal un acuerdo de colaboración eficaz y hoy tenemos a los principales directivos de dichas empresas negándose a declarar en los juicios de los ex Presidentes, argumento suficiente para que sus defensas deslegitimen todas las acusaciones.

Por su parte la segunda noticia que debió solo ser el reflejo que hemos evolucionado como sociedad dejando atrás odios absurdos y nos hemos humanizado, trajo la airada protesta de un pequeño sector que desea ver morir en la cárcel a una persona de ochentaicinco años de edad en un gesto de lo más sórdido y patológico, para quienes me conocen saben que no soy fujimorista ni mucho menos, pero creo que pasar más de quince años en la cárcel siendo octogenario y con diversas dolencias es suficiente castigo para cualquier ser humano.

Deberíamos entender como nación que la única manera de salir adelante es buscando puntos de coincidencia, perdonándonos entre nosotros mismos luego de haber pagado nuestras penas y avanzando juntos para sacar el país adelante, nuestra clase dirigencial y gobernante está empecinada en evidenciar nuestras diferencias, llegando a un punto en nuestra historia de enfrentamientos entre todos los poderes del Estado, sin percatarse que con esta actitud se deslegitiman mutuamente ante la población, orillándola a opciones electorales radicales y trasnochadas de izquierda o derecha que les prometan eliminar a este método de gobierno, cambiándolo por una anarquía frente al repudio generado por el asco de todos los peruanos por su sistema político.

Se debe buscar una salida a la crisis, los enfrentamientos deben cesar, que se investigue lo que se tenga que investigar, pero sin abusos ni presiones mediáticas ideologizadas de uno u otro lado, el Perú y su golpeada economía necesitan estabilidad, basta ya de tanta inestabilidad.

loading...


Más recientes

Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial