More

    Por: Edwin Cavello Limas / Ministerio de Cultura en el ojo de la tormenta

    Por: Edwin Cavello Limas / Esta semana el Ministerio de Cultura del Perú ha sido noticia por las diferentes denuncias y cuestionamientos que viene recibiendo de sus propios trabajadores. Quienes mediante memoriales han informado la grave situación del Ministerio de Cultura de Cusco y han señalado el rechazo de la designación de Ezio Neyra como jefe de la Biblioteca Nacional del Perú. A esto se suma la denuncia publicada en la web de la revista Lima Gris, sobre la transferencia de dinero a cuentas personales que se realizó cuando la actual viceministra de Cultura María Elena Córdova Burga, fue directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de La Libertad. La grave denuncia está basada en el informe de autoría del Órgano de Control Interno Nº 016-2019-2-5765, en donde se investigó desde enero del 2017 hasta enero del 2019.

    Respecto al Cusco, los trabajadores del Ministerio de Cultura le enviaron un memorial el 18 de diciembre de 2019 a la ministra Sonia Guillén, donde solicitaban la destitución del señor Fredy Escobar Zamalloa, actual director de la DDC de Cusco. En el documento los trabajadores señalaron “Los que al final firmamos, trabajadores nombrados y contratados de la DDC Cusco del Ministerio de Cultura nos dirigimos a su honorable despacho ministerial para; solicitar la destitución en la encargatura de Director Regional de nuestra entidad cultural, por cometer una serie de irregularidades; administrativas, negligencia funcional y presuntas acciones dolosas, a lo que suma también un total descuido y abandono en la conservación y preservación de Monumentos Arqueológicos en zonas y sitios de la región de Cusco”.  La ministra de Cultura nunca se pronunció y el señor Fredy Escobar Zamalloa sigue en el cargo.

    En el caso de la BNP, la Asociación de Bibliotecólogos del Perú le envió una dura respuesta a la ministra Sonia Guillén por nombrar al señor Ezio Neyra, jefe de la BNP. El comunicado señala “La Asociación de Bibliotecólogos del Perú rechaza la decisión de la ministra. Nos indigna su desprecio por la meritocracia y solicitamos el respeto a la carrera profesional de Bibliotecología y Ciencias de la Información reconsiderando su decisión, más aun estando ante grandes retos que enfrentará la Biblioteca Nacional del Perú con miras al Bicentenario”.

    A esto se suma el informe de auditoría publicado por Lima Gris donde se señala que se realizaron transferencias bancarias a cuentas personales en la gestión María Elena Córdova Burga (actual viceministra de Cultura), cuando fue directora de la DDC La Libertad.  Las transferencias bancarias se efectuaron durante los períodos 2017, 2018 y enero de 2019, y suman el monto de más de 2 millones y medio de soles. El dinero fue depositado a las cuentas personales de Miguel Ángel Benites Castro (Tesorero), Félix Benjamín Villanueva Mendocilla (Contador), Luis Eduardo Rodríguez Díaz (Asistente de Logística), Mariano Rafael Seminario Rebolledo (Almacenero) y Sandra Violeta García Gonzales (conviviente del tesorero). El exministro Luis Jaime Castillo tuvo conocimiento del informe de auditoría y aún así la mantuvo en el cargo.

     

    (*) Periodista y director de la revista cultural Lima Gris.

     

     

    Por: Edwin Cavello Limas / Esta semana el Ministerio de Cultura del Perú ha sido noticia por las diferentes denuncias y cuestionamientos que viene recibiendo de sus propios trabajadores. Quienes mediante memoriales han informado la grave situación del Ministerio de Cultura de Cusco y han señalado el rechazo de la designación de Ezio Neyra como jefe de la Biblioteca Nacional del Perú. A esto se suma la denuncia publicada en la web de la revista Lima Gris, sobre la transferencia de dinero a cuentas personales que se realizó cuando la actual viceministra de Cultura María Elena Córdova Burga, fue directora de la Dirección Desconcentrada de Cultura de La Libertad. La grave denuncia está basada en el informe de autoría del Órgano de Control Interno Nº 016-2019-2-5765, en donde se investigó desde enero del 2017 hasta enero del 2019.

    Respecto al Cusco, los trabajadores del Ministerio de Cultura le enviaron un memorial el 18 de diciembre de 2019 a la ministra Sonia Guillén, donde solicitaban la destitución del señor Fredy Escobar Zamalloa, actual director de la DDC de Cusco. En el documento los trabajadores señalaron “Los que al final firmamos, trabajadores nombrados y contratados de la DDC Cusco del Ministerio de Cultura nos dirigimos a su honorable despacho ministerial para; solicitar la destitución en la encargatura de Director Regional de nuestra entidad cultural, por cometer una serie de irregularidades; administrativas, negligencia funcional y presuntas acciones dolosas, a lo que suma también un total descuido y abandono en la conservación y preservación de Monumentos Arqueológicos en zonas y sitios de la región de Cusco”.  La ministra de Cultura nunca se pronunció y el señor Fredy Escobar Zamalloa sigue en el cargo.

    En el caso de la BNP, la Asociación de Bibliotecólogos del Perú le envió una dura respuesta a la ministra Sonia Guillén por nombrar al señor Ezio Neyra, jefe de la BNP. El comunicado señala “La Asociación de Bibliotecólogos del Perú rechaza la decisión de la ministra. Nos indigna su desprecio por la meritocracia y solicitamos el respeto a la carrera profesional de Bibliotecología y Ciencias de la Información reconsiderando su decisión, más aun estando ante grandes retos que enfrentará la Biblioteca Nacional del Perú con miras al Bicentenario”.

    A esto se suma el informe de auditoría publicado por Lima Gris donde se señala que se realizaron transferencias bancarias a cuentas personales en la gestión María Elena Córdova Burga (actual viceministra de Cultura), cuando fue directora de la DDC La Libertad.  Las transferencias bancarias se efectuaron durante los períodos 2017, 2018 y enero de 2019, y suman el monto de más de 2 millones y medio de soles. El dinero fue depositado a las cuentas personales de Miguel Ángel Benites Castro (Tesorero), Félix Benjamín Villanueva Mendocilla (Contador), Luis Eduardo Rodríguez Díaz (Asistente de Logística), Mariano Rafael Seminario Rebolledo (Almacenero) y Sandra Violeta García Gonzales (conviviente del tesorero). El exministro Luis Jaime Castillo tuvo conocimiento del informe de auditoría y aún así la mantuvo en el cargo.

     

    (*) Periodista y director de la revista cultural Lima Gris.

     

     

    Más recientes