Por: Iván Guevara / El Péndulo oscila para ambos lados

0
103
Por: Iván Pedro Guevara Vásquez

Por: Iván Pedro Guevara Vásquez / La actual coyuntura de crisis sanitaria nacional y
mundial por la pandemia de una nueva cepa de coronavirus se ha visto recientemente acompañada en el Perú por movidas en el tablero del ajedrez político nacional, referidas a la negación del voto de confianza al gabinete de ministros encabezado por el
ahora ex Presidente del Consejo de Ministros, Pedro Cateriano Bellido, y al nombramiento de un nuevo gabinete de ministros liderado por Walter Martos Ruiz.

Sin tener el carácter de una crisis política, dado el contexto de pandemia, se le ha querido presentar como tal, incluso de parte de cierto sector mediático, teniendo en cuenta las reacciones mismas del ahora Presidente de la República, Martín Vizcarra Cornejo al
momento de dar un mensaje luego de la negación de confianza al gabinete Cateriano, así como las reacciones del Presidente del Congreso, realizadas de modo enérgico, en tono severo, señalando a Vizcarra Cornejo como el responsable principal de la negación de confianza del gabinete Cateriano.

Ciertamente que la designación de la presidencia del Consejo de Ministros depende del presidente constitucional de la República; pero el ex Premier -en sentido de Presidente de la PCM- es quien se hace responsable de su discurso el día del voto de confianza.

En ese sentido, dentro de un espíritu y práctica democráticos, podemos criticar el reciente desempeño, tanto del Presidente del Poder Ejecutivo como del Presidente del Congreso de la República, acudiendo a los preceptos y fundamentos de la ciencia, la teoría y la filosofía política que se requiere para poder gobernar sabiamente un país y dirigirlo hacia un digno destino.

Y es que debemos de APRENDER A VIVIR EN DEMOCRACIA porque uno de los aspectos de la democracia política es el saber vivir en discrepancia, de tal modo que la racionalidad siempre debe de abrirse paso. El cierre del Parlamento Nacional en setiembre de 2019 fue en el marco de la Constitución Política vigente, lo mismo que ha sucedido con la negación del voto de confianza al gabinete encabezado por Pedro Cateriano el día 4 de agosto de 2020.

El suelo está parejo y el cielo nos observa. En democracia debe de haber total transparencia. Y si un ministro o varios ministros son interpelados o criticados por una gestión actual y/o anterior, se debe de resolver su situación con total transparencia en el debate público. Para eso está la argumentación y convicción
respectivas.

Ya no hay república oligárquica o de privilegiados en lo económico, lo político o lo social. Tenemos una república democratica que garantizar y desarrollar en base al reconocimiento del mérito en todo orden de cosas, por encima de cualquier acto de discriminación negativa, racismo, prejuicios y toda clase de taras sociales que han impedido nuestro desarrollo como nación hasta el momento presente.

El presidente de la República no debe de olvidar que en el mañana puede estar en el cargo de congresista de la República, y viceversa. El diálogo democrático debe primar ante todo y por todos. El péndulo oscila para ambos lados.

*Abogado- Analista político.