16.8 C
Lima
Martes, Noviembre 24, 2020

Por: Phillip Butters / Bascuñán, Sepúlveda, Odebrecht y Vizcarra

Por: Phillip Butters / El Perú es un país repleto de gente con mente realmente desconcertante. Hay cosas que uno jamás va a lograr entender. El partido que perdimos contra Brasil, viéndolo fríamente como lo ha visto Gareca, lo hemos perdido más que nada por errores propios, por inconsistencias, por tonterías, por liviandades, ingenuidades de jugadores que tendrían que ser perfectamente profesionales y asumir sus responsabilidad, sin necesidad de estar echándole la culpa a ningún árbitro, inclusive a este miserable de Bascuñán que la verdad sea dicha, se equivoca gravemente en el penal, este malhadado que le cobra a Zambrano, pero fuera de eso, se equivocó tanto para el uno y para el otro. Y la verdad es que las tonterías que cometimos son las que nos hacen perder el partido. Pero voy más allá de eso, el pueblo peruano generalmente dice que este Bascuñán es un recontra ladrón.

Es más, se han tenido que hacer hasta cordones policiales alrededor del Hotel Hilton para que no atenten contra la vida de este tipo y ha tenido que irse del país con seguridad, con circulina, como si fuera realmente un dignatario. Sin embargo, siendo “el futbol, lo más importante de los menos importante”, hay un señor Sepúlveda que es recontra ladrón, que es el testaferro de PPK, ex presidente también corrupto, que ha servido a los intereses de Kuczynski para robarnos durante años, y el señor está muy tranquilo, da declaraciones en la calle, nadie lo silva, nadie lo molesta; e inclusive, ha dado varias entrevistas en canal “N”, y en fi n, nadie lo perturba y no es conocido, ni indigna a la gente por ser un gran ladrón. Es más, hasta Kuczynski, el ex presidente, ha dado entrevistas e intentó ponerse como un gurú de la economía, cuando es un tipo que le viene birlando plata al Perú, desde la década del 70. A Marcelo Odebrecht, por otro lado, la gente no le tiene una gran bronca a él o a su empresa, yo no he visto marchas ni indignaciones con respecto a este miserable multimillonario brasileño, que ha venido a coimear casi al hilo a cinco presidentes y nos ha generado daños de miles de millones de dólares.

La gente lo ve como el que le “tira dedo” a los malos pero no hay nada sicosocialmente hablando, nada en contra de él, ni de Barata, ni de Raymundo Trinidad Serra, ni del tal Mameri, en fin, de toda esta banda de brasileros miserables que han venido a robar. Lo propio puedo decir de Graña Miro Quesada, o de la gente de JJ Camet, o de la gente de ICCGSA, un tal Castillo Dibós, o la gente de Obrainsa la familia Tejeda, que han coimeada presidentes, le han robado a todos el mundo y no hay un ánimo de la gente de tenerles bronca, es más están felices de que le tiren dedo de los que realmente odian que son los políticos. en ese marco conceptual si cabe el término Vizcarra le echa la culpa de todos sus problemas a los otros, igualito que los jugadores, la culpa la tiene el chileno Bascuñán.

Entonces para Vizcarra la culpa la tiene Reynaldo Abia, la fiscal Janny Sánchez, el procurador Amado Enco, en fin, los que lo criticamos, el Club de la Construcción. Y por supuesto, la culpa la tiene Miriam Morales o la Roca Luque. Él no tiene responsabilidad ninguna y les carga la tinta a todos los demás. Por supuesto, la desgracia de la pandemia en el Perú debe ser culpa del coronavirus menos de él. La situación económica es un desastre, es una calamidad y él no asume ninguna responsabilidad, él sería fabuloso que le pudiera echar la culpa a un a árbitro, pero acá el Presidente del ejecutivo es él. Y se victimiza y se araña y se tira al piso y finge faltas como si fuera Neymar. Pero la realidad es que esto es mucho más grave que un partido de fútbol, que un mundial o una eliminatoria, los brasileños nos han robado cantidad de veces, los chilenos en el arbitraje.

Yo ya estoy acostumbrado a que nos roben. El problema es lo que viene, lo que viene es que vamos a jugar en Santiago contra Chile y en Lima contra Argentina, y digo ¿nos van a seguir robando?, pregunto, ¿Por qué permitimos los brasileños, Graña & Montero y toda la gente del club de la construcción?, ¿Por qué el pueblo peruano no se indigna con estos tipos?, y ¿Por qué no se, seguimos pagando peajes, por dar un ejemplo? realmente es algo raro la manera cómo reacciona el pueblo peruano ante robos de miles de millones de dólares, que no van a arrodillar a una situación desastrosa en los próximos 15 años. Sin embargo, la gente le pone más peso a un partido de futbol que perdimos por tontos, más que por los errores de este miserable de Bascuñán.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Por: Phillip Butters / El Perú es un país repleto de gente con mente realmente desconcertante. Hay cosas que uno jamás va a lograr entender. El partido que perdimos contra Brasil, viéndolo fríamente como lo ha visto Gareca, lo hemos perdido más que nada por errores propios, por inconsistencias, por tonterías, por liviandades, ingenuidades de jugadores que tendrían que ser perfectamente profesionales y asumir sus responsabilidad, sin necesidad de estar echándole la culpa a ningún árbitro, inclusive a este miserable de Bascuñán que la verdad sea dicha, se equivoca gravemente en el penal, este malhadado que le cobra a Zambrano, pero fuera de eso, se equivocó tanto para el uno y para el otro. Y la verdad es que las tonterías que cometimos son las que nos hacen perder el partido. Pero voy más allá de eso, el pueblo peruano generalmente dice que este Bascuñán es un recontra ladrón.

Es más, se han tenido que hacer hasta cordones policiales alrededor del Hotel Hilton para que no atenten contra la vida de este tipo y ha tenido que irse del país con seguridad, con circulina, como si fuera realmente un dignatario. Sin embargo, siendo “el futbol, lo más importante de los menos importante”, hay un señor Sepúlveda que es recontra ladrón, que es el testaferro de PPK, ex presidente también corrupto, que ha servido a los intereses de Kuczynski para robarnos durante años, y el señor está muy tranquilo, da declaraciones en la calle, nadie lo silva, nadie lo molesta; e inclusive, ha dado varias entrevistas en canal “N”, y en fi n, nadie lo perturba y no es conocido, ni indigna a la gente por ser un gran ladrón. Es más, hasta Kuczynski, el ex presidente, ha dado entrevistas e intentó ponerse como un gurú de la economía, cuando es un tipo que le viene birlando plata al Perú, desde la década del 70. A Marcelo Odebrecht, por otro lado, la gente no le tiene una gran bronca a él o a su empresa, yo no he visto marchas ni indignaciones con respecto a este miserable multimillonario brasileño, que ha venido a coimear casi al hilo a cinco presidentes y nos ha generado daños de miles de millones de dólares.

La gente lo ve como el que le “tira dedo” a los malos pero no hay nada sicosocialmente hablando, nada en contra de él, ni de Barata, ni de Raymundo Trinidad Serra, ni del tal Mameri, en fin, de toda esta banda de brasileros miserables que han venido a robar. Lo propio puedo decir de Graña Miro Quesada, o de la gente de JJ Camet, o de la gente de ICCGSA, un tal Castillo Dibós, o la gente de Obrainsa la familia Tejeda, que han coimeada presidentes, le han robado a todos el mundo y no hay un ánimo de la gente de tenerles bronca, es más están felices de que le tiren dedo de los que realmente odian que son los políticos. en ese marco conceptual si cabe el término Vizcarra le echa la culpa de todos sus problemas a los otros, igualito que los jugadores, la culpa la tiene el chileno Bascuñán.

Entonces para Vizcarra la culpa la tiene Reynaldo Abia, la fiscal Janny Sánchez, el procurador Amado Enco, en fin, los que lo criticamos, el Club de la Construcción. Y por supuesto, la culpa la tiene Miriam Morales o la Roca Luque. Él no tiene responsabilidad ninguna y les carga la tinta a todos los demás. Por supuesto, la desgracia de la pandemia en el Perú debe ser culpa del coronavirus menos de él. La situación económica es un desastre, es una calamidad y él no asume ninguna responsabilidad, él sería fabuloso que le pudiera echar la culpa a un a árbitro, pero acá el Presidente del ejecutivo es él. Y se victimiza y se araña y se tira al piso y finge faltas como si fuera Neymar. Pero la realidad es que esto es mucho más grave que un partido de fútbol, que un mundial o una eliminatoria, los brasileños nos han robado cantidad de veces, los chilenos en el arbitraje.

Yo ya estoy acostumbrado a que nos roben. El problema es lo que viene, lo que viene es que vamos a jugar en Santiago contra Chile y en Lima contra Argentina, y digo ¿nos van a seguir robando?, pregunto, ¿Por qué permitimos los brasileños, Graña & Montero y toda la gente del club de la construcción?, ¿Por qué el pueblo peruano no se indigna con estos tipos?, y ¿Por qué no se, seguimos pagando peajes, por dar un ejemplo? realmente es algo raro la manera cómo reacciona el pueblo peruano ante robos de miles de millones de dólares, que no van a arrodillar a una situación desastrosa en los próximos 15 años. Sin embargo, la gente le pone más peso a un partido de futbol que perdimos por tontos, más que por los errores de este miserable de Bascuñán.

(*) La Dirección no se hace responsable por los artículos firmados.

Más recientes