Por: Phillip Butters / Fútbol, Covid-19 y la locura colectiva de Vizcarra, Gareca, el IPD y la FPF

0
1752
Columna Phillip Butters
Columna Phillip Butters

Por: Phillip Butters / Quien escribe esas líneas ha sido periodista deportivo largo trecho de su vida profesional pública. Y créanme fue una experiencia muy satisfactoria. Fui elegido unas 6 o 7 veces el Mejor Periodista del Perú, por la encuesta Luces de El Comercio, por la encuesta de Ipsos Apoyo, por la Universidad de Lima, encuestas realizadas por el periódico La República, en el periódico El Bocón, el Libero, en fin. En teoría y en la práctica Phillip Butters sabe y mucho de deporte y especialmente de fútbol y de boxeo, lo digo sin jactancia sino con la solvencia de la capacidad moral que me da, de siempre haber luchado contra la corriente de los poderes facticos en el fútbol de Burga, Delfino, Velásquez Giacarini y de toda la gente que destrozó este querido fútbol durante tantos años. Yo fui seguramente impopular al enfrentarme contra el establishments y decir, lo que pocos se atrevían a decir, que el fútbol estaba podrido y estaba destrozado desde sus bases. Eso me costó juicio de parte de Burga y sus adláteres. Y costó mucho dinero y la posibilidad, inclusive, de que me mean preso porque Burga decía “Que me iba a dar una lección”. Bueno, el tiempo no solamente me dio la razón, el “delfinismo, burguismo, pensamiento Lombardi, operativo Giacarini” destrozaron el futbol peruano, hasta que vino la luz al final del túnel y Ricardo Gareca logró una hazaña, clasificando a la Selección Peruana de Fútbol para el mundial de Rusia, ciertamente con una inmensa ayuda numérica de parte de la Confederación Sudamericana de Fútbol como consecuencia de un reclamo absolutamente
estúpido de parte de Chile, pero el hecho es que fuimos al Mundial y todo el mundo ama a Gareca. Y todo el mundo sabe que el futbol es algo así como la “droga del pueblo” o el “Circo Romano” de la gente de a pie. Bueno pues, Vizcarra se agarra de eso para demagógicamente decir hace un mes que el futbol regresaba. El IPD es un organismo adscrito al Ministerio de Educación por lo tanto el presidente del IPD que no sé ni cómo se llama es a la larga un empleado del Ministro de Educación y ergo, su jefe es Vizcarra. La Federación Peruana de Fútbol hace lo que la gente quiere; y muchas veces hace estupidez y media, como eso de querer que inicie el campeonato a “tontas y a locas”. Y lo penoso es que Ricardo Gareca, alguien tan querido y tan racional ¡SE PLIEGUE A ESTA LOCURA COLECTIVA! De iniciar el fútbol, sabiendo que es un deporte grupal y se realiza tanto al aire libre y en grupo, porque el entrenamiento se hacen en las canchas. Pero, señores, los jugadores se cambian en un camarín cerrado donde respiran entre sí, y cuando entrenan, evidentemente gritan, vociferan, exhalan y cesan y evidentemente se contagian. Lo paradójico es que el Instituto Peruano del Deporte no permite que se abra ningún tipo de gimnasio, ni público ni privado. Pero los jugadores de élite que son los de la Federación Peruana de Fútbol si pueden entrenar según ellos porque van iniciar un campeonato en pocas semanas. Y porque además la Confederación Sudamericana de Fútbol quiere sí o sí eliminatorias de acá a muy poco tiempo. Y hasta José Luis Chilavert que es un hombre de pocas palabras pero contundente les ha dicho que a la Confederación ni a la FIFA no les importa la salud de los jugadores y me pregunto ¿Dónde están los agremiados? La SAFAP donde está Johnny Baldovino, Francesco Manassero o Fernando Revilla para decir que es una locura pretender iniciar el futbol en estas condiciones. El Cantolao tiene 9 infectados, Alianza Lima 3, el Stein 3; Universitario de Deportes 2, Cristal 2, Boys 2, Binacional 1, Llacuabamba 1, el Cuzco FC aparentemente tendría 2 y lo ocultan. Tres del Melgar sin pronunciarse, lo propio la San Martín que tiene un infectado, que no se sabe quién es. Y esto es con las pruebas moleculares. Quien quita que en los próximos días se puedan infectar en el bussing del metropolitano, no solamente los jugadores, porque la vida de ellos vale tanto como la del aguatero, la del utilero, la del masajista, la del doctor, la del camillero, el que limpia el camarín y el que aparentemente maneja el bussing cuando se mueven hacia una concentración previa a un partido. Es un absurdo, una barbaridad querer iniciar el futbol. Yo escuchaba a alguien tan querido como el tenista Jaime Izaga, hincha de Alianza Lima, además decir que querían que se abran los gimnasios, porque evidentemente es un negocio les va dar dinero a mucha gente. La pregunta es, ¿alguien pondría a su padre y a su madre a entrenar en un camarín, donde hay jugadores de futbol que inhalan y que exhalan probablemente con Covid-19?, ¿lo haría Jaime Izaga? ¿Lo haría Gareca? ¿Gareca expondría a sus padres al Covid-19? No le pregunto a Vizcarra porque le importa un carajo la vida de las personas. Pero invoco a la serenidad de Ricardo Gareca que es un hombre tan creíble y querido por el Perú, ya que el presidente del IPD y de la Federación Peruana de Fútbol, están pintados en la pared. El Tigre tiene que parar esto, el fútbol peruano no puede seguir tal como está. Ni se puede iniciar entrenamientos colectivos, ni mucho menos de competencia, porque la vida de un jugador es tan importante como la vida del masajista o el utilero. Y señores, los jugadores asintomáticos pueden contagiar a sus padres y a sus abuelos. Ya Erick Delgado perdió a su mamá. ¿Qué esperamos? ¿Más muertes en el fútbol? No sean obtusos, dejen la locura colectiva, el fútbol tiene que estar suspendido y ya. Y de hecho, todos los deportes grupales, salvo que el IPD tenga la fórmula mágica para que la gente no se contagie, reitero; ningún deporte grupal, así
salten y piteen todos los chiquillos que practican esos deportes. ¡Lo que importa es su vida, no sus caprichos!