“Presidente no previó que este Congreso sería un peligro para su propio Gobierno”

0
1039
Óscar Urviola señaló que la denegación del voto de confianza podría calificarse como inoportuno o inadecuado según las perspectivas políticas que difieren, el Congreso ha actuado en uso de las prerrogativas que le da la Constitución.

Ex presidente del TC, Óscar Urviola, señala que Martín Vizcarra rifó los destinos del Perú al convocar a elecciones complementarias. “Disolvió el anterior Parlamento, bajo un procedimiento inconstitucional, que a mi concepto, fue un golpe de Estado”, asegura.

Por Roberto Sánchez R. / El ex presidente del Tribunal Constitucional, doctor Oscar Urviola, señaló en charla con LA RAZÓN que el Presidente Martín Vizcarra está gobernando sin tener una sola bancada congresal que lo respalde y ratificó que la disolución del Congreso anterior reveló que el jefe de Estado carecía de una visión de estadista para advertir que un Parlamento complementario sería un peligro para la estabilidad de su propio Gobierno.

¿Por qué se considera que tras la denegatoria de confianza del Congreso peligra la situación del Presidente Vizcarra?

Toda situación de crisis política siempre entraña un riesgo, por lo que ahora la situación del Presidente se torna difícil, porque se produce un notorio fraccionamiento de las fuerzas políticas en el Congreso y eso va a dificultar la gestión de todo el aparato estatal. Cuando no hay consensos, obviamente significa una dificultad latente, para quien esté a la cabeza del Gobierno, máxime si el Presidente no tiene bancada política en el Parlamento y, más aún, si no tiene partido político.

¿Considera un error del Presidente Vizcarra no haberse preocupado en tener representación política en el Congreso?

El señor Vizcarra no ha tenido la responsabilidad de procurar una bancada que lo apoye en el Congreso y eso es grave, porque le está costando ahora. Lamentablemente, el señor Presidente Vizcarra no ha tenido la visión de estadista de garantizar una fuerza política. La misma disolución del Congreso anterior que tuvo muchos defectos, obviamente, ha revelado que el señor Vizcarra no ha sido previsor para darse cuenta que la elección de un nuevo Congreso, podría significar un peligro mayor para él y su Gobierno, como sucede ahora.

¿Un escenario político así se ha podido prever?

Yo creo que sí, porque el Presidente no ha tenido la responsabilidad de presentar una lista política y garantizar el desenvolvimiento de su Gobierno hasta el final de su mandato. Disolvió el anterior Congreso, bajo un procedimiento inconstitucional, que a mi concepto fue un Golpe de Estado y rifó los destinos del Perú, convocando a elecciones complementarias, sin haber comprado un “boleto”.

¿Cómo podemos explicar esta situación en que se encuentra el país, tras denegarse en el Congreso la confianza al Gabinete Cateriano?

Como está establecido en la Constitución, el Presidente del Consejo de  Ministros con su gabinete en pleno, dentro de los 30 días de asumir en el cargo, tiene la obligación de presentarse ante al Congreso para exponer la política general del Gobierno y los planes de acción para su gestión. El articulo 130 le exige obligatoriamente al Premier pedir un voto de Confianza, porque no solamente contiene un acto protocolar de asistencia, sino que encierra presencia del sistema político presidencialista atenuado que exige la participación de los dos poderes del Estado para conducir los intereses del país.

¿Qué significa esta figura dentro del marco constitucional que ocurre en el Perú después de 2 décadas?

La denegación del voto de confianza podría calificarse como inoportuno o inadecuado según las perspectivas políticas que difieren, pero el Congreso ha actuado en uso de las prerrogativas que le da la Constitución. Aunque todo acto político debe tener en cuenta las circunstancias sociales, porque las decisiones políticas deben  adecuarse al momento que vive el país. Las instituciones no son el fin en una sociedad sino el medio para alcanzar el bienestar de los pueblos. La pandemia condiciona los criterios políticos al interés social que hoy es afectado por la pandemia.

¿Qué puede suceder con el Presidente de la República, cómo queda su situación tras esta figura?

Denegada la confianza, independientemente de la motivación política, este acto está dentro del ámbito constitucional que genera una crisis total en el Gabinete. De tal manera que el Presidente -dentro de la renuncia que se debe producir en un máximo de 72 horas- deberá nombrar un nuevo gabinete y lo podrá hacer incluso, escogiendo a sus ministros que integraron el gabinete Cateriano.

¿El Presidente podría volver a cerrar el Congreso al no encontrar una aprobación de su gabinete?

No, porque no se dan esas condiciones. En principio, porque la Constitución establece que siendo este un Congreso complementario, es parte o el mismo que correspondió a la anterior Legislación 2016-2021 que ya fue cerrado aunque de modo cuestionable. Pero básicamente, la Constitución prohíbe expresamente que el Presidente, pueda disolver al Congreso en el último año de su mandato.

¿Bajó qué circunstancias el Presidente del Congreso podría asumir la conducción del Gobierno?

Cuando existe impedimento temporal o permanente del Jefe de Estado, y en ausencia de un vicepresidente que ya no hay en Gobierno, según el artículo 135, se establece que quien asume la Presidencia, en una circunstancia así, sería el Presidente del Congreso, pero con la obligatoriedad de convocar inmediatamente a elecciones generales. La pandemia es una circunstancia imprevista, que se daría en un caso de fuerza mayor que podría incluso interferir las elecciones. Por ejemplo, en Bolivia se han postergado por segunda vez sus elecciones presidenciales.