Recaudación fiscal de los últimos 20 años estuvo por debajo del promedio en América

Está asociada a altos niveles de evasión y elusión del IGV e IR

por | Ago 31, 2021 | Economía

Está asociada a altos niveles de evasión y elusión del IGV e IR

 En los últimos 20 años la recaudación tributaria como el porcentaje del PBI fue de 20.1%, menor al 26.1% que registraban las economías emergentes y el 27.3% que reportaban en los países de América Latina y el Caribe.

El MMM señala que esto está relacionado a los elevados niveles de evasión y elusión del Impuesto a la Renta (IR) e Impuesto General a las Ventas (IGV).

El MEF precisa que los factores relacionados a esta menor recaudación son la falta de información tributaria y financiera de administración tributaria, el uso indebido de operaciones elusivas para reducir el pago de los impuestos, y el incremento de la informalidad.

Los altos niveles de incumplimiento generan una pérdida en la recaudación de alrededor de 8% del PBI, equivalente a unos S/ 69,106 millones, según señalan en el documento.

De otro lado, las medidas del MEF para elevar la recaudación, el MEF espera que durante este segundo semestre las empresas mineras cancelen deudas tributarias por S/ 3.000 millones aproximadamente en un contexto del surgimiento de buenos precios de los minerales.

Medidas

Y bajo ese panorama, se evaluarán mecanismos para optimizar la recaudación en el sector minero con énfasis en el precio internacional de los minerales, en la línea del nuevo impuesto a las sobreganancias.

Ello, por supuesto, sin que se desalienten la inversión y los futuros proyectos –como el inicio de la producción de nuevas minas como Mina Justa, Ampliación de Toromocho, el inicio de producción de Quellaveco–, pues el plan dispone, como piedra angular para los próximos años.

El MEF evalúa también ampliar la base tributaria del Impuesto a la Renta (IR) a través de una propuesta de régimen simplificado para empresas de menor tamaño (mypes), que incluya incentivos a la declaración de trabajadores, del uso de comprobantes de pago –cuyo proceso de masificación terminará en el 2022– para sustentar sus gastos, entre otras medidas que permitan la reducción de incentivos a la informalidad