More

    Sagasti en desacuerdo con disposición del Congreso

    Después de que el pleno del Congreso aprobara la autorización para la compra de vacunas contra la covid-19 a privados y gobiernos regionales, Sagasti mostró su postura calificándola de innecesaria.

    El actual presidente Francisco Sagasti, expresó su postura acerca de la norma aprobada por el pleno del Congreso acerca de la adquisición de vacunas contra la covid-19. Sus declaraciones se suscitaron durante su reciente visita a Cusco, lugar donde dejó 17.550 dosis que servirán para inmunizar a las personas mayores de 80 años contra este virus.

    “En primer lugar, no hay una disposición legal que prohíba a los gobiernos subnacionales y a los privados la compra de vacunas. El problema radica en que los laboratorios no las venden, pues el proceso de negociación es muy complejo, lleno de dificultades legales, que requiere equipos de abogados y médicos (…) que garanticen que la vacuna sea genuina y tengan todas las aprobaciones, por eso los proveedores negocian directamente con los Gobiernos nacionales” explicó Sagasti.

    Sagasti, advirtió que en el mundo se dio un caso de la compra de antídotos por parte de privados que resultaron siendo falsas. “Hay grupos inescrupulosos que ofrecen sus vacunas a diestra y siniestra (…) por eso es que las proveedoras explicaron que no las venden a los privados” dijo. “Lo que estamos haciendo es poner a disposición todas las vacunas posibles a la ciudadanía sea del sector privado o público,” agrego. Al mismo tiempo instó a la población a vacunarse.

    Después de que el pleno del Congreso aprobara la autorización para la compra de vacunas contra la covid-19 a privados y gobiernos regionales, Sagasti mostró su postura calificándola de innecesaria.

    El actual presidente Francisco Sagasti, expresó su postura acerca de la norma aprobada por el pleno del Congreso acerca de la adquisición de vacunas contra la covid-19. Sus declaraciones se suscitaron durante su reciente visita a Cusco, lugar donde dejó 17.550 dosis que servirán para inmunizar a las personas mayores de 80 años contra este virus.

    “En primer lugar, no hay una disposición legal que prohíba a los gobiernos subnacionales y a los privados la compra de vacunas. El problema radica en que los laboratorios no las venden, pues el proceso de negociación es muy complejo, lleno de dificultades legales, que requiere equipos de abogados y médicos (…) que garanticen que la vacuna sea genuina y tengan todas las aprobaciones, por eso los proveedores negocian directamente con los Gobiernos nacionales” explicó Sagasti.

    Sagasti, advirtió que en el mundo se dio un caso de la compra de antídotos por parte de privados que resultaron siendo falsas. “Hay grupos inescrupulosos que ofrecen sus vacunas a diestra y siniestra (…) por eso es que las proveedoras explicaron que no las venden a los privados” dijo. “Lo que estamos haciendo es poner a disposición todas las vacunas posibles a la ciudadanía sea del sector privado o público,” agrego. Al mismo tiempo instó a la población a vacunarse.

    Más recientes