Se viene terremoto en la II Macro Región Policial Lambayeque

0
438
Julio Díaz Zulueta, acusado de brindar alcohol adulterado a personal policial

El pésimo manejo de los hechos de violencia que se vienen suscitando en torno a la empresa Agropucalá, así como el incremento incontrolable de la delincuencia en las localidades de Pátapo y Pucalá, habría dado lugar a que las más altas autoridades de la Policía Nacional tomen cartas en el asunto y determinen drásticos cambios al interior de la II Macro Región Policial Lambayequesegún dieron a conocer en exclusiva fuentes policiales a LA RAZÓN.

Según reportes previos, la deficiente acción policial ha llegado a tal punto en Pucalá, que durante los tres últimos meses se han presentado hasta tres enfrentamientos armados entre grupos que se disputan el control de la azucarera, dejando el saldo de un trabajador muerto y cinco heridos más por impactos de proyectiles de armas de fuego.

Como si esto fuera poco, en el mismo período se ha dado a conocer la infiltración de elementos subversivos en la empresa y en las marchas que realiza la facción que apoya al ex administrador judicial Jorge Atoche Pacherres, a la par de lo cual han aparecido panfletos atribuidos al MOVADEF incitando a la violencia y conteniendo amenazas de muerte.

Todos estos hechos han estado envueltos en una sombra de presunta corrupción, al darse a conocer un audio en el que el ex gerente de operaciones de Agropucala y primo de la fiscal Haydee Bravo Chavez, Ing. Oscar Bravo Gamonal hace alarde de sostener reuniones con un general de la PNP para postergar indefinidamente la diligencia de reinstalación de la administración legal de la empresa, ordenada por el Tercer Juzgado Civil de Chiclayo.

Como se recuerda, la fiscal Haydee Bravo fue apartada del caso donde se investiga la usurpación de la empresa azucarera, tras descubrirse sus vínculos de familiaridad con el principal denunciado Oscar Bravo Gamonal, lo cual mantuvo en silencio hasta que fue quejada por la parte agraviada.

Por otro lado, hasta la fecha ha transcurrido más de un mes desde que el juez del Tercer Juzgado Civil de Chiclayo, Juan Francisco García Mayorga, ordenó al Jefe de la II Macro Región Policial, Gral. Julio Díaz Zuloeta brinde las garantías policiales necesarias para la ejecución de la diligencia judicial sin que cumpla con hacerlo, por lo que las sospechas de la existencia de presuntas coordinaciones para burlar el mandato judicial, que han sido develadas por Oscar Bravo Gamonal cobran fuerza, y han dado lugar a las denuncias e investigaciones del caso.

La gota que derramó el vaso, habría sido la protesta realizada por indignados pobladores de Pucala durante la ceremonia de Aniversario de la Policía Nacional contra el Jefe de la II Macro Región Policial, quienes al no ser escuchados, tuvieron que irrumpir en la importante ceremonia policial para exigir se imponga en principio de autoridad en Pucala, lo que habría causado gran malestar en instancias superiores, poniéndose en tela de juicio la idoneidad con la que se está conduciendo las fuerzas policiales en la Región Lambayeque, por lo que se espera que en las próximas horas se estén produciendo los cambios anunciados.