More

    Tres laboratorios probarán sus vacunas contra la COVID-19 en Perú en setiembre

    Para realizar las pruebas clínicas en fase 3 de la vacuna, se requerirá la colaboración de peruanos voluntarios que estén dispuestos a experimentar los efectos de las dosis.

    El asesor de inmunizaciones del Ministerio de Salud (Minsa), Carlos Castillo, confirmó ayer que la vacuna está cada vez más cerca, por lo menos en su etapa de prueba. El asesor prevé que para la segunda semana de setiembre se inicien en el país los ensayos clínicos.

    Hay tres laboratorios que probarán sus fórmulas en el Perú: La farmacéutica AstraZeneca, que trabaja en alianza con la Universidad de Oxford (Reino Unido); el laboratorio Moderna de Estados Unidos; y Janssen, la subsidiaria farmacéutica de Johnson & Johnson (EE.UU).

    Estos ensayos no serían posibles en el país sin la participación de la Unidad de Ensayos Clínicos (Unidec), del Centro de Investigaciones Tecnológicas, Biomédicas y Medioambientales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

    La UNMSM es parte del sistema de ensayos clínicos de EE.UU., Sudamérica y África para evaluar las diferentes vacunas y otras moléculas contra el COVID-19. “Están previstas (las pruebas) a finales de la primera semana de setiembre o inicios de la segunda semana. Para esto, primero tiene que llegar la vacuna al país, que sabemos que hay un proceso de exportación de los procesos de origen que no solo es la vacuna, sino también los otros insumos”, señaló Castillo.

    Para realizar las pruebas clínicas (fase 3) se requerirá la colaboración de peruanos voluntarios que estén dispuestos a experimentar los efectos de las dosis.

    Antonio Pratto, experto en industrias farmacéuticas y laboratorios y miembro del Comando Vacuna, señalo que las fases 1 y 2 de las fórmulas de AstraZeneca, Moderna y Janssen han sido muy positivas, por lo cual se estima que en la fase 3 se reafirmarán los resultados positivos.

    “En la fase 3 lo que se hace es ajustar la concentración de la dosis, si va a ser una dosis o dos dosis. Eso se hace y se genera la data estadística para someter el producto a las autoridades sanitarias y conseguir la aprobación”, declaró Pratto.

    La aprobación de los resultados de estos ensayos la tiene que dar la Organización Mundial de la Salud, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA) o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

    En una reunión, el lunes, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se informó que México y Argentina producirán la vacuna de AstraZeneca para la región, y estas tendrán un costo de entre 3 y 4 dólares. La Cancillería peruana participó en la reunión.

    Para realizar las pruebas clínicas en fase 3 de la vacuna, se requerirá la colaboración de peruanos voluntarios que estén dispuestos a experimentar los efectos de las dosis.

    El asesor de inmunizaciones del Ministerio de Salud (Minsa), Carlos Castillo, confirmó ayer que la vacuna está cada vez más cerca, por lo menos en su etapa de prueba. El asesor prevé que para la segunda semana de setiembre se inicien en el país los ensayos clínicos.

    Hay tres laboratorios que probarán sus fórmulas en el Perú: La farmacéutica AstraZeneca, que trabaja en alianza con la Universidad de Oxford (Reino Unido); el laboratorio Moderna de Estados Unidos; y Janssen, la subsidiaria farmacéutica de Johnson & Johnson (EE.UU).

    Estos ensayos no serían posibles en el país sin la participación de la Unidad de Ensayos Clínicos (Unidec), del Centro de Investigaciones Tecnológicas, Biomédicas y Medioambientales de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM).

    La UNMSM es parte del sistema de ensayos clínicos de EE.UU., Sudamérica y África para evaluar las diferentes vacunas y otras moléculas contra el COVID-19. “Están previstas (las pruebas) a finales de la primera semana de setiembre o inicios de la segunda semana. Para esto, primero tiene que llegar la vacuna al país, que sabemos que hay un proceso de exportación de los procesos de origen que no solo es la vacuna, sino también los otros insumos”, señaló Castillo.

    Para realizar las pruebas clínicas (fase 3) se requerirá la colaboración de peruanos voluntarios que estén dispuestos a experimentar los efectos de las dosis.

    Antonio Pratto, experto en industrias farmacéuticas y laboratorios y miembro del Comando Vacuna, señalo que las fases 1 y 2 de las fórmulas de AstraZeneca, Moderna y Janssen han sido muy positivas, por lo cual se estima que en la fase 3 se reafirmarán los resultados positivos.

    “En la fase 3 lo que se hace es ajustar la concentración de la dosis, si va a ser una dosis o dos dosis. Eso se hace y se genera la data estadística para someter el producto a las autoridades sanitarias y conseguir la aprobación”, declaró Pratto.

    La aprobación de los resultados de estos ensayos la tiene que dar la Organización Mundial de la Salud, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA) o la Agencia Europea de Medicamentos (EMA).

    En una reunión, el lunes, de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) se informó que México y Argentina producirán la vacuna de AstraZeneca para la región, y estas tendrán un costo de entre 3 y 4 dólares. La Cancillería peruana participó en la reunión.

    Más recientes