UNESCO reconoce a Avireri-Vraem como 7ma.Reserva Biosfera del Perú

Perú promoverá su gestión sostenible en beneficio de poblaciones

por | Sep 21, 2021 | Economía

Perú promoverá su gestión sostenible en beneficio de poblaciones

La Reserva peruana Avireri-Vraem fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como la séptima Reserva de Biosfera del Perú, con miras a impulsar su gestión sostenible en beneficio de sus poblaciones.

Al ser reconocida como sétima Reserva de Biosfera, buscará salvaguardar los servicios ecosistémicos de forma integral con las provincias que abarcan esta área: Satipo y La Convención (Junín y Cusco), promover la mejora en la calidad de vida de los más de 450 mil habitantes de este territorio biodiverso de 4 millones de hectáreas.

El anuncio fue hecho durante el XXXIII Consejo Internacional de Coordinación (CIC) del Programa sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), clausurada en días pasados.

Este nombramiento permite al Perú registrar un cinturón de reservas de biósfera (desde Pasco hasta el Manu).

La reserva de Avireri-Vraem abarca el el Parque Nacional Otishi, el Santuario Nacional Megantoni y las Reservas Comunales Machiguenga y Ashaninka, además de zonas donde se pueden realizar actividades de conservación de la biodiversidad y un espacio de transición en el que se ejecutan actividades productivas y urbanas.

Fauna y flora

Este nuevo territorio también conserva 115 especies de fauna, muchas en alguna categoría de amenaza, mientras que 257 especies únicas en la zona y 307 especies de flora. En el área también se han identificado 305 comunidades nativas ashaninka y matsiguenga,

Además de Avireri-Vraem, en el Perú existen Huascarán (1977), Manu (1977-2017), Noroeste Amotape-Manglares (1977-2016), Oxapampa-Asháninka-Yanesha (2010), Gran Pajatén (2016) y Bosques de Neblina – Selva Central (2020). Todas nuestras reservas de biósfera abarcan un territorio de 13 millones de hectáreas.

Avireri es un héroe mítico ashaninka que ayudó a dar forma al mundo separando el día de la noche, la estación seca de la lluviosa y creando la música para cada una de ellas. También mantuvo alejados a los invasores convirtiéndolos en rocas. Vraem es acrónimo del valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro.