More

    China empieza pruebas anales para descartar coronavirus

    El método que consiste en insertar un hisopo de dos a tres centímetros en el ano, ha generado diversas reacciones en los internautas por ser un método ‘invasivo, pero eficaz’.

    Las autoridades sanitarias de China, recurren cada vez más a las pruebas anales para detectar la Covid-19. Según informaron, este método es más fiable para detectar el virus; sin embargo, ha sido criticada últimamente por considerarla invasiva.

    China, que logró frenar en gran parte la epidemia desde principios del 2020, ha detectado pequeños brotes localizados que han llevado a realizar test rápidos y masivos a miles de personas mediante PCR.

    En ese contexto, la Televisión Central de China (CCTV), informó que la semana anterior, trabajadores sanitarios realizaron hisopados anales (método para obtener secreciones y células infectadas) a los residentes de los barrios con casos confirmados de coronavirus en Beijing.

    Según los expertos, este método “puede aumentar la tasa de detección en personas infectadas”, debido a que la Covid-19 permanece por más tiempo en el ano que en el tracto respiratorio, señaló el médico del Hospital Youan, Li Tongzeng, a la televisión estatal china.

    Asimismo, señaló que la medida también se está imponiendo a las personas en cuarentena obligatoria en los hoteles, incluidos los viajeros procedentes del extranjero. El test rectal “aumenta la tasa de detección de personas infectadas porque el coronavirus permanece más tiempo en el ano que en las vías respiratorias”, indicó

    No es doloroso, pero sí humillante

    En las redes sociales, las reacciones del miércoles fueron entre miedo y burla. Un usuario de la red social Weibo, señaló que “no es demasiado doloroso, pero sí superhumillante”.

    “Me han hecho dos exploraciones anales. En el proceso, también me tomaron una muestra de la garganta. Cada vez, temía que la enfermera se olvidara de cambiar el bastoncillo entre las dos”, bromeó otro usuario de Weibo.

    La CCTV dijo el domingo que estas pruebas rectales no se generalizarán, ya que “no son lo suficientemente prácticas”. El país chino que ya restringió las llegadas internacionales desde marzo del 2021, ha reforzado sus medidas en los últimos meses.

    Hisopos anales

    Este método de clasificación no es todavía oficial, solo se usa en las zonas del norte del país, donde han surgido más de 1,700 casos. El método consiste en insertar un hisopo de dos a tres centímetros, sumergido en una solución salina, en el ano.

    Sobre esto, el profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Universidad Fudan de Shanghai, dijo: “No entiendo por qué Pekín agregó hisopos anales. No es como pincharse la garganta. Necesitas un lugar determinado y el riesgo de tales rutas de transmisión es menor”.

    “¿Quizás quieran encontrar restos? Es cierto que el virus se puede detectar allí”, añadió Qingwu.

    Los científicos han descubierto que algunos pacientes con Covid-19 tienen una infección viral intestinal activa y prolongada, aún cuando no manifiesten síntomas. Asimismo, hallaron que las muestras de heces a menudo dan positivo incluso una semana después de que sus muestras respiratorias han dado negativo.

    Por último, el decano de la facultad de medicina de la universidad y director de su Centro de Investigación de Microbiota Intestinal, Francis Chan, señaló que pese a que se necesita más investigación para determinar la eficacia de los hisopos anales, las pruebas de heces han sido “muy subutilizadas” en la pandemia.

     

    El método que consiste en insertar un hisopo de dos a tres centímetros en el ano, ha generado diversas reacciones en los internautas por ser un método ‘invasivo, pero eficaz’.

    Las autoridades sanitarias de China, recurren cada vez más a las pruebas anales para detectar la Covid-19. Según informaron, este método es más fiable para detectar el virus; sin embargo, ha sido criticada últimamente por considerarla invasiva.

    China, que logró frenar en gran parte la epidemia desde principios del 2020, ha detectado pequeños brotes localizados que han llevado a realizar test rápidos y masivos a miles de personas mediante PCR.

    En ese contexto, la Televisión Central de China (CCTV), informó que la semana anterior, trabajadores sanitarios realizaron hisopados anales (método para obtener secreciones y células infectadas) a los residentes de los barrios con casos confirmados de coronavirus en Beijing.

    Según los expertos, este método “puede aumentar la tasa de detección en personas infectadas”, debido a que la Covid-19 permanece por más tiempo en el ano que en el tracto respiratorio, señaló el médico del Hospital Youan, Li Tongzeng, a la televisión estatal china.

    Asimismo, señaló que la medida también se está imponiendo a las personas en cuarentena obligatoria en los hoteles, incluidos los viajeros procedentes del extranjero. El test rectal “aumenta la tasa de detección de personas infectadas porque el coronavirus permanece más tiempo en el ano que en las vías respiratorias”, indicó

    No es doloroso, pero sí humillante

    En las redes sociales, las reacciones del miércoles fueron entre miedo y burla. Un usuario de la red social Weibo, señaló que “no es demasiado doloroso, pero sí superhumillante”.

    “Me han hecho dos exploraciones anales. En el proceso, también me tomaron una muestra de la garganta. Cada vez, temía que la enfermera se olvidara de cambiar el bastoncillo entre las dos”, bromeó otro usuario de Weibo.

    La CCTV dijo el domingo que estas pruebas rectales no se generalizarán, ya que “no son lo suficientemente prácticas”. El país chino que ya restringió las llegadas internacionales desde marzo del 2021, ha reforzado sus medidas en los últimos meses.

    Hisopos anales

    Este método de clasificación no es todavía oficial, solo se usa en las zonas del norte del país, donde han surgido más de 1,700 casos. El método consiste en insertar un hisopo de dos a tres centímetros, sumergido en una solución salina, en el ano.

    Sobre esto, el profesor de epidemiología en la Escuela de Salud Pública de Universidad Fudan de Shanghai, dijo: “No entiendo por qué Pekín agregó hisopos anales. No es como pincharse la garganta. Necesitas un lugar determinado y el riesgo de tales rutas de transmisión es menor”.

    “¿Quizás quieran encontrar restos? Es cierto que el virus se puede detectar allí”, añadió Qingwu.

    Los científicos han descubierto que algunos pacientes con Covid-19 tienen una infección viral intestinal activa y prolongada, aún cuando no manifiesten síntomas. Asimismo, hallaron que las muestras de heces a menudo dan positivo incluso una semana después de que sus muestras respiratorias han dado negativo.

    Por último, el decano de la facultad de medicina de la universidad y director de su Centro de Investigación de Microbiota Intestinal, Francis Chan, señaló que pese a que se necesita más investigación para determinar la eficacia de los hisopos anales, las pruebas de heces han sido “muy subutilizadas” en la pandemia.

     

    Más recientes