COVID-19: en Países Bajos se vende insólito kit para contagiarse del virus

El controversial paquete viene con un liquido infectado por el COVID-19 e inclusive se vende una dosis adicional si no se logra el cometido.

El controversial paquete viene con un liquido infectado por el COVID-19 e inclusive se vende una dosis adicional si no se logra el cometido.

En Países Bajos, las campañas antivacunas lamentablemente llegan a niveles extremos donde el gobierno tuvo que cerrar un página de internet por su tipo de contenido. En este sitio web y en sus redes sociales, se promovía la venta de kits de autocontagio de COVID-19.

Todo ello para que una vez hayan atravesado la enfermedad, puedan recibir el código QR que les permite entrar a los sitios públicos, sin necesidad de vacunarse.

La página promocionaba el “Sí, quiero el coronavirus” y vendía el kit de autocontagio. Se vendía dosis de líquido infectado con el potencialmente coronavirus para que cada persona se lo inyectara.

El kit también incluye un test de antígenos para verificar que la persona logró contraer la enfermedad. En caso de no lograr el contagio, el vendedor ofrece un segundo paquete a menor precio para completar la “dosis”.

Es preocupante la situación que provoca los antivacunas. Medios europeos reportan que el producto tiene una alta demanda, y más aún con las nuevas medidas que impuso el gobierno para frenar los contagios en Países Bajos.

Según indica la reciente norma, sólo las personas vacunadas o que ya superaron la enfermedad del COVID-19 podrán obtener el código QR. Esto les permite acceder a ciertos lugares públicos.

La controvertida página felizmente se cerró el pasado jueves 18 de noviembre por orden del estado.

Sin embargo, los principales clientes eran jóvenes que buscaban hacerse con el “pasaporte covid” después de transitar la enfermedad deliberadamente contraída.

Estos kits se entregaban a domicilio de cada comprador se vendieron a un precio de 33,50 euros, aproximanademte 37,64 dólares por unidad. Contaban además con instrucciones detalladas sobre el uso de la sustancia infectada.

La inspectora general de la Inspección de Salud y Atención Juvenil, Marina Eckenhausen, calificó la campaña como una bofetada en la cara. Por “todas aquellas personas que trabajaron durante más de un año y medio para luchar contra la pandemia.

Imagen: EFE

Por otro lado este caso de antivacunas no es exclusivo de Países Bajos. Casos similares se reportaron en Austria, país que recientemente volvió al confinamiento general por el aumento de contagios y las bajas tasas de vacunación.

En ese país se conocieron casos de personas que se inyectaron al enfermedad intencionalmente para obtener el certificado de recuperados. Como es el caso de un hombre de 55 años que por el alto riesgo, terminó en un desenlace fatal.